29/01/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Orlando Cruz puede (y debe) ser el primer boxeador gay campeón mundial

16 octubre, 2016
Léetelo en 3 minutos

“Siempre he sido y seguiré siendo un orgulloso puertorriqueño. Siempre he sido y seguiré siendo un orgulloso hombre gay”. El 4 de octubre de 2012, Orlando Cruz se convertía en el único boxeador en activo en declarar públicamente su homosexualidad. Por aquel entonces, se enfrentaría al multicampeón mexicano Orlando Salido por el título mundial del peso pluma en La Vegas, pero ‘El Fenómeno’ naufragó en el séptimo asalto.

Lo haría dentro del ring en todo caso, porque en sus inmediaciones daba una lección de visibilidad y normalización con un colectivo acostumbrado a recibir todo tipo de golpes, y sin guantes. El puertorriqueño se presentó al pesaje con un calzón arcoíris y se fajó en las cuerdas con una vestimenta que fusióno la bandera gay con la de su país.

Cruz quiso homenajear aquel día a Emile Griffith, un púgil estadounidense –fallecido en 2012– que también salió del armario, aunque lo hiciese años después de retirarse. Y lo hizo en su biografía con el periodista Ron Ross. “Sigo preguntándome lo extraño que es todo esto. Mato a un hombre y la mayoría lo entiende y me perdona. Sin embargo, amo a un hombre y esa misma gente lo considera un pecado imperdonable. Aunque nunca fui a la cárcel, he estado en prisión casi toda mi vida”, explicaba. En 1962, el cubano Bernardo Paret llamó “maricón” a Griffith mientras se pesaban en el Madison Square Garden de Nueva York para desestabilizarle. Durante el combate, Griffith se ensañó: 17 golpes en 7 segundos, Paret entró en coma y murió a los 10 días.

“Esta pelea es por Emile porque él nunca tuvo el respaldo y el apoyo que yo he tenido”, afirmaba Orlando Cruz, que se casó con su novio en diciembre. “Cuando Orlando gane el título se va a convertir en el más famoso del mundo. Está uniendo a la prensa del boxeo, a otros géneros y a la gente que no le gusta el boxeo”, explicaba su su entrenador, Juan Antonio de León.

No pudo ser, pero aquello no empaña su intachable actitud. Cuando hace un año, el multicampeón filipino Manny Pacquiao hacía unas declaraciones homófobas sin parangón comparando a los gays con los animales, le invitó a conocerle seguro de que cambiaría de opinión. “Hola, Manny. Decir que los homosexuales son como animales es irresponsable. Yo soy homosexual y no deberías juzgarme por mi estilo de vida. Dios nos pide que nos amemos los unos a los otros incondicionalmente”. Suponemos que no quedaron para charlar tomando una caña, pero lo que sí se sabe es que el filipino perdió, con toda justicia, el respaldo de importantes patrocinadores. Y aunque seguro que no le quitó el sueño, porque es multimillonario, el ‘toque de atención’ ahí queda.

Cruz, en plena madurez a sus 35 años, no ha vuelto a doblar la rodilla desde entonces. Su récord se eleva hasta las 25 victorias –13 de ellas por K.O.– y, tras vencer al mexicano Gabino Cota hace unas semanas, se vuelve a situar en la antesala para ser campeón mundial de su categoría. Espera rival, con la lección aprendida y la libertad de ser quien quiere ser. Un boxeador orgulloso de ser gay.

También te gustará leer

Los hombres heterosexuales también ven porno gay

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.