fbpx
26/09/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Te enseña a crear al amante sintético que triunfa entre los gays

25 octubre, 2016


Ya os habíamos hablado de los Male Sex Dolls, muñecos de silicona hiperrealistas cuya principal función es la satisfacción sexual de su comprador. Aunque estos hombres de plástico fueron creados pensando en el disfrute de las mujeres, al final han acabado encontrado su principal nicho de mercado entre el público gay.

En sus 5 años de vida, la empresa californiana Sinthetics, con base de operaciones en Los Ángeles, ha conseguido perfeccionar al extremo la técnica de creación de esta suerte de muñecas hinchables. Así, el consumidor puede personalizar cada característica de su maniquí –hasta el más nimio detalle– para conseguir al amante ideal. 

Karley Sciortiono –reportera y experta en sexología del portal de noticias VICE– ha visitado la sede de la fábrica Sinthetics, copropiedad de Matt Krivicke y Bronwen Keller. Aprovechando que estaba allí, en el lugar donde día a día se produce la magia, la joven ha encargado su propio muñeco sexual a la carta.

Según Keller, los mayores compradores de muñecas residen en Texas, Minnesota y Michigan, “estados republicanos en los que no se permiten estas cosas malas”, añade Sciortino. Los propietarios explican que encargar cada cabeza cuesta unos 7500 euros, y que ponerle cuerpo suma 4600 euros al total. Es decir, tener un novio de plástico completo ronda los 12.000 euros.  

Explican, además, que los clientes tienen predilección por el pelo en el pubis, por que sus muñecos tengan un gesto de felicidad en el rostro y, sobre todo, por que incluyan leves imperfecciones físicas como pecas, cicatrices e, incluso, marcas de nacimiento. Lo importante es que te lleves a casa un amante de plástico lo más realista posible. “Lo que la gente realmente, realmente quiere… es un realismo donde hay un poco de imperfección”, cuenta Keller a la periodista de VICE.

Ahora que ya tienes más información sobre esta singular industria en auge, debes echarle un ojo al interesante videorreportaje que compartimos con vosotros a continuación. Dale al play y podrás descubrir qué se siente al “jugar a ser Dios” y crear tu propio Monstruo Frankenstein del placer.

Si quieres ver el vídeo que te enseña a crear a tu amante sintético, pasa página

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.