20/10/2019

El top 3 homófobo de Donald Trump

10 noviembre, 2016
Léetelo en 2 minutos

Sí, amigos, podemos decir que el planeta Tierra está en crisis oficialmente. La victoria de Donald Trump en Estados Unidos ha puesto los pelos de punta a medio mundo, y es que ya no sabemos qué esperar de este hombre como dirigente de la primera potencia mundial.

Trump es racista, xenófobo y machista (cuesta entender como alguien así puede siquiera aspirar a la presidencia de un país civilizado). Todos hemos escuchado alguna de sus ‘perlitas’ como “Un muro en la frontera con México nos ahorraría muchísimo dinero” o “Pido el bloqueo completo y total a la entrada de musulmanes en EE UU”.

Con este perfil, a nadie le extrañará saber que el mundo LGTB no le inspira ninguna simpatía… Aquí os traemos un top 3 de sus actuaciones más homófobas, juzgad vosotros mismos.

En el número 3 tenemos su oposición rotunda a la aprobación de la Equality Act. Cualquier persona con dos dedos de frente, más tradicional o más liberal, la habría apoyado. Simplemente planteaba una serie de medidas para proteger e integrar al colectivo LGTB en el entorno laboral y educativo.

En el número 2, su postura respecto al matrimonio igualitario. A pesar de la decisión del Tribunal Supremo de aprobarlo, el señor Trump afirmó que no llevaría nunca a cabo esta medida. Además, comparó el matrimonio gay con los palos de golf, diciendo que los rechaza simplemente por costumbre, al igual que hace con algunos palos de golf a la hora de jugar sus partidos.

En el número 1 está su ferviente defensa de la famosa ley HB2 de Carolina del Norte. Esta ley va contra los Derechos Humanos, ya que da la posibilidad a cualquier profesional de negarse a atender a una persona perteneciente al colectivo LGTB. El profesional en cuestión podría acogerse a su libertad religiosa para ello. Por si esta ley no fuera ya suficientemente desagradable, se ensaña especialmente con las personas transexuales, a las cuales obliga a usar los baños y aseos públicos de su sexo biológico.

Trump va a estar en el punto de mira de toda la humanidad, y sus decisiones, de un modo u otro, nos afectarán a todos. Esperemos que las instituciones políticas estadounidenses sean capaces de ‘controlar’ y ‘contener’ a quien pronto se convertirá en el hombre más poderoso del planeta.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.