26/01/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

“No culpes al karma”, la comedia con más plumas del otoño

11 noviembre, 2016

Laura Norton es la autora del primer gran bestseller malasañero, No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, que lleva ya treinta ediciones y que ahora llega a los cines.

La novela y la película cuentan la atribulada historia de Sara (Verónica Echegui), artista especializada en crear piezas a base de plumas, de pajaritas a tocados, a la que todo parece salirle mal. Su tienda en el barrio madrileño de Malasaña no le puede ir peor, su hermana pequeña Lu (la top model reconvertida en actriz Alba Galocha) se echa de novio a su amor platónico del instituto, un cantautor con visos de triunfar (Álex García), sus padres (Jordi Sánchez y Elvira Mínguez) anuncian que se van a divorciar, y su novio (David Verdaguer) llega a España, tras un año viviendo en París, con la peor noticia –para ella– posible. ¿Qué más le puede pasar? Pues mucho.

ELLAS

Verónica Echegui y Alba Galocha interpretan a dos hermanas bien avenidas, aunque el karma no esté del todo de su parte, al menos para Sara. A Echegui no la habíamos visto nunca en una comedia disparatada como esta, y ella asegura estar feliz de haber podido hacer tanto el mongui. “Me lo he pasado muy bien. No sabía qué me iba salir, porque cada película es un viaje, y es la segunda comedia que hago [tras la italiana Lasciate andare]. Llevaba mucho tiempo con ganas de explotar mi vis cómica, que creo que la tengo…”. Lu, a la que da vida Galocha, es la guay de la película, la tía resuelta que tiene muy claro lo que quiere. “Fue muy divertido interpretarla, por el contraste que hay entre la una y la otra”.


“En la película se habla con mucha naturalidad de que todo es posible, como que tu novio te confiese que es gay. Es algo que puede suceder; de hecho, sucede” (VERÓNICA ECHEGUI)


Echegui está convencida de que lo principal es una comedia es cómo se generan situaciones que puedan provocar risa en función de cómo interactúan los personajes, y está claro que el cuarteto protagonista de esta película da mucho juego. “Me encanta cómo nos han empastado a todos, cada uno con nuestro rol. Que Alba haga de mi hermana, con ese rollo de pasar de todo, frente a Sara, que es una histérica, pues da mucho juego”. Alba además dice que llegaron a un punto que, del roce, se sentían hermanas de verdad. “Es que yo me puse en manos de Verónica, realmente”.

Tiene sentido su confesión, porque al fin y al cabo es la actriz con menos experiencia del cuarteto protagonista –aunque no se note–. Ahora ha cogido carrerilla, porque No culpes al karma… es su segundo estreno del año, tras El hombre de las mil caras. “No tuve ningún miedo, me parece una suerte haber trabajado en esta película con actores tan experimentados, porque sabía que podía contar al 100% en ellos, y aprendía solo de verles trabajar. Y estoy encantada de lo bien que me han acogido”. Con una carrera meteórica como modelo, y aún más como actriz, vive un momento muy especial. “Me lo estoy pasando teta este año. Mi vida ha cambiado completamente y no puedo estar más contenta”.

En la película, Alba también tiene oportunidad de demostrar sus tablas sobre la pasarela, en una de las secuencias corales más delirantes de No culpes al karma…, donde también se luce Cecilia Freire. “Antes de conocerme, creo que María Ripoll [directora del film] pensaba que yo sería una modelo más como Lu, y cuando me conoció debió pensar ‘¿esto qué es?’. Es un mundo que conozco, pero que nunca he entendido, y poder vivirlo en este contexto también fue un regalo”.

Es una comedia muy loca en la que sexualidad está presente en todo momento. Más bien, las sexualidades, porque hay mucho equívoco, mucha experimentación, mucha duda sobre la orientación sexual de según qué personajes en determinados momentos…, empezando por Sara, la prota, que en los primeros segundos de película ya cuenta que en su día, colocada, se lió con su mejor amiga (Freire). “En la película se habla con mucha naturalidad de que todo es posible, como que tu novio te confiese que es gay. Es algo que puede suceder; de hecho, sucede”, y se echa a reír, aunque no llegamos a saber si es por algún caso concreto. “Aunque creo que Sara, por su personalidad, nunca lo reconocería si se sintiese atraída por las tías…”.


“ME LO ESTOY PASANDO TETA ESTE AÑO. MI VIDA HA CAMBIADO COMPLETAMENTE Y NO PUEDO ESTAR MÁS CONTENTA” (ALBA GALOCHA)


Alba, de 26 años, apuesta por que películas como esta sean reflejo fiel de la situación actual. “Nuestra generación está totalmente acostumbrada a tratar estas cuestiones con naturalidad, y las que vienen detrás, aún más. Y eso que se echa en falta una mejor educación sexual en las escuelas…”. En la película, Sara tiene menos soltura que su hermana Luz en estas cuestiones. “De hecho”, confiesa Alba, “el ideal en mi cabeza es que después de lo que vemos en la película, Luz acabará con una tía, y que ya después volverá a liarse con tíos. Porque ella lo que hace es disfrutar de la vida, en todos los sentidos”.

Galocha asegura que no es –o al menos, no era antes de este rodaje– tan suelta como su personaje. “Tanto mi personaje como mi relación con Verónica me ayudaron a nivel personal a apostar por una mayor libertad, a ser más despreocupada y a no dar tanta importancia a según qué problemas, porque Alba siempre ha sido muy racional”. Y Verónica, tan acostumbrada a otros registros interpretativos, ha agradecido mucho el tono ligero de esta película. “He disfrutado tanto como cuando hice Yo soy la Juani, asegura.

Ver a Verónica Echegui persiguiendo cual fan enfervorecida a Álex García por cuestiones de guion –él es un cantante a punto de dar el pelotazo, su gran amor, aunque esté con su hermana– tiene su aquel. “¡Me parecía tan divertido! El sentido del humor es fundamental para todo, y me apetecía poder reírme de cosas como esta. Porque el guion me obliga a perseguir al chico que en la realidad es mi pareja, y poder sacarlo todo de contexto y jugar es lo más”. Y no creen que el hecho de haber sido dirigidas por una mujer haya marcado una diferencia en el resultado. Alba afirma: “Lo importante es la personalidad, no el género”.

Para continuar con el reportaje y conocer a los protagonistas masculinos, pasa página

ELLOS

Álex García y David Verdaguer encarnan a los novios de Lu y Sara. Roberto (Verdaguer) lleva toda la vida con Sara, y cuando arranca la película viven su relación a distancia, porque él está viviendo en París. No es fácil para ellos. Lo que llama la atención es que, como en 10.000 km, de Carlos Marqués-Marcet, Verdaguer de nuevo vive en la ficción una relación que básicamente se desarrolla vía Skype. “El píxel del ordenador me favorece mucho”, bromea. “Pero no tienen nada que ver. Aquí, básicamente, el Skype aparece en una secuencia de sexo muy cómica y ya”.


“En teatro me despeloto con más tranquilidad; este caso pensé ‘la vida por un gag’, y me lancé a enseñar el culo” (David Verdaguer)


Cuando Roberto (Verdaguer) regresa a Madrid, no es con buenas noticias para Sara, y no se puede decir que su relación vaya a mejor. Eso sí, Verdaguer regala al espectador algún divertido desnudo. “Son desnudos sin más, que sean cómicos lo hace mi cuerpo”, dice entre risas. “En teatro me despeloto con más tranquilidad, en cine impresiona más porque sabes que es para siempre. En este caso pensé ‘la vida por un gag’, y me lancé a enseñar el culo”.

Álex García es Aarón Humilde, un cantante que empieza a despuntar, que en su día fue el amor platónico de Sara en el instituto y que conocemos al principio de No culpes al karma… como novio de su hermana Lu. ¿Cuál fue el principal reto al que se enfrentó Álex? Está claro. “En la vida pensé que podría cantar, estaba cagao, confiesa. “Y ahora incluso hay una lista en Spotify con las canciones que interpreto en la película, ¡muy fuerte! Estoy feliz con mis cuatro canciones, se las voy poniendo a todo el mundo. ¿A ti no te las he puesto?”. Aunque le digo que ya he visto la película y las he escuchado, Álex saca el móvil y pone uno de sus temas, que nos sirve de fondo a la conversación mientras dura. “He disfrutado especialmente esta película porque me he obligado a disfrutarla”, explica. “Como mi personaje es un disfrutón, y un tío que está bien consigo mismo, me parecía muy difícil de interpretar. De hecho, me propuse coger cosas del personaje para mí. Ha sido un regalo”.


“Ya es hora de normalizar en el cine la homosexualidad, las relaciones abiertas y todas las posibilidades que ofrecen las parejas” (Álex García)


David Verdaguer reconoce lo mucho que le ha impresionado el trabajo de su partenaire Verónica Echegui. “He flipado, sí, lo hace realmente bien”. Álex también tiene piropos para Alba Galocha. “Es una crack; creo que nos va a dar muchas buenas películas, porque tiene puntos de vista muy interesantes sobre sus personajes”. Aunque también tenía sus reservas al principio. “Empatizo poco con muchas chicas petardas jóvenes, y claro, el personaje de Alba en la película podía ser así. Pero ella lo convirtió en otra cosa, en una mujer con cabeza muy del siglo XXI”.

En cuanto al hecho de trabajar por tercera vez con su chica, Verónica –ya lo hizo en Seis puntos sobre Emma, de Roberto Pérez Toledo (2011) y en Kamikaze, de Álex Pina (2014)–, habla del tema con absoluta naturalidad. “Lo he desdramatizado ya del todo”, afirma. “Cuando estamos trabajando es compañera, y la diferencia con otros compañeros es que después comparto otras cosas con ella cuando llegamos a casa. Reconozco que tenía miedo de currar con mi pareja, porque no quería que se mezclaran las cosas, pero hasta María Ripoll nos dijo que había trabajado muy bien con nosotros”.

A Álex le ha sentado bien relajarse en el rodaje, porque asegura que así lo ha disfrutado más de lo habitual. Claro, venía de La novia, y en teatro triunfa ahora mismo con Incendios, sin duda el Karma es algo distinto. “Muchas cosas salían in situ, a partir de situaciones reales que nos pasaban, y eso le ha dado mucha frescura”.

Surgen muchos equívocos sexuales y se plantea un retrato de la sexualidad de los personajes abierto, donde las etiquetas no siempre sirven, y es otra de las cosas que García destaca de la película, “porque refleja las conversaciones que la mayoría tenemos con nuestros amigos y lo que pensamos. Ya es hora de normalizar este tipo de cuestiones en el cine, y no hablo solo de homosexualidad, hablo de también de las relaciones abiertas y de todas las posibilidades que ofrecen las parejas”. Verdaguer apuntilla: “Es que esta es una película relajada para dejarse de intensidades y saborear la vida”. Avisados quedan.


FOTO 1
(DE IZDA. A DCHA)
DAVID LLEVA:
jersey ORIGINAL PENGUIN
pantalón Dsquared2
DEPORTIVAS Emidio Tucci
“Poudre Compact Universal” Yves Saint Laurent Beauté 
VERÓNICA LLEVA:
jersey Maje
pantalón MM6 Margiela
pendientes Aristocrazy
cinturón Louis Vuitton
zapatos Ursula Mascaró 
Mascara de pestañas “Volume Effet Faux Cils” Yves Saint Laurent Beauté  
ALBA LLEVA:
Jersey Sportmax
Falda Just Cavalli
pulsera y anillo Gucci
botines apura López
Mascara de pestañas “Volume Effet Faux Cils” Yves Saint Laurent Beauté  
ÁLEX LLEVA:
camiseta Love Moschino
BOMBER ORIGINAL BOMBERS
pantalón Levi’s
botas PanamA Jack
“Poudre Compact Universal” Yves Saint Laurent Beauté 
(EN PORTADA)
DAVID LLEVA:
CAMISA DSQUARED2
pantalón LEVI’S
“La Nuit de L’Homme” Yves Saint Laurent Beauté 
ALEX LLEVA:
POLO ORIGINAL PENGUIN
pantalón NUDIE JEANS
“La Nuit de L’Homme” Yves Saint Laurent Beauté 
VERÓNICA LLEVA:
JERSEY OTHER STORIES
PENDIENTES GUCCI
PANTALÓN LAURA BERNAL
“Mon Paris” Yves Saint Laurent Beauté 
ALBA LLEVA:
TOTAL LOOK EMPORIO ARMANI
“Mon Paris” Yves Saint Laurent Beauté 

FOTO 2
ALBA LLEVA:
Traje Beatrice B
Top M Missoni
Zapatos Ursula Mascaró 
iluminador “Touche Éclat” Yves Saint Laurent Beauté 
VERÓNICA LLEVA:
Traje Pinko
blusa Sportmax
zapatos Jimmy Choo
pendientes Aristocrazy 
fondo de maquillaje “Touche Éclat Le Teint” Yves Saint Laurent Beauté

FOTO 3 
DAVID LLEVA:
Traje Ermenegildo Zegna
Camisa Dsquared2
Zapatillas Emidio Tucci
“Le Vestiaire des Parfums Nuit Vinyl” Yves Saint Laurent Beauté 
ÁLEX LLEVA:
Traje Emidio Tucci
Camisa Ermenegildo Zegna Couture
Zapatos Jimmy Choo
“Le Vestiaire des Parfums Cuir” Yves Saint Laurent Beauté

FOTO 4 
Jersey Emidio Tucci
Pantalón Dsquared2
Zapatillas Hogan
Fragancia “L’Homme Ultime” Yves Saint Laurent Beauté 

FOTO 5
Jersey Emidio Tucci
“Poudre compact radiance universal” Yves Saint Laurent Beauté

FOTOS DANNIEL ROJAS
ESTILISMO ARTURO ARGÜELLES
MAQUILLAJE Y PELO KLEAY KAFE PARA YVES SAINT LAURENT (COOL PRODUCCIONES)
AYTE. FOTÓGRAFO DIEGO MEDINA
EDICIÓN DIGITAL ANTONIO LOZANO

LA PELÍCULA NO CULPES AL KARMA DE LO QUE TE PASA POR GILIPOLLAS ESTÁ EN CINES.

También te gustará leer

‘Me quema’, el nuevo videoclip de Paulina Rubio

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.