07/12/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

10 discos que no dejan indiferente

15 noviembre, 2016

PARA FANS DE LOS GRANDES ICONOS

PRINCE – “4EVER” (WARNER MUSIC)

Siete meses después de su inesperada y trágica muerte, ve la luz el primer lanzamiento oficial con el que honrar la memoria y el talento de este genio irrepetible. Cubre su periodo más glorioso a nivel comercial, toda su etapa en Warner, y concentra sus 39 canciones más conocidas –algunas, en versión edit, nunca publicadas hasta ahora en formato CD, para conquistar a los coleccionistas–, además de un tema inédito, Moonbeam Levels, primer aperitivo del arsenal de material que atesoraba en Paisley Park. El formato físico incluye un generoso libreto con fotos nunca vistas de Prince firmadas por otro genio, Herb Ritts. ★★★★ 

 

THE KT  FELLOWSHIP – “BEFORE THE DAWN” (FISH PEOPLE/WARNER MUSIC)

Cualquier lanzamiento u acto artístico de Kate Bush supone un auténtico acontecimiento. Porque apenas quedan artistas como ella, con un universo propio tan especial y semejante capacidad para fascinar. Hace ya dos años que salió de su retiro para dar una serie de extraordinarios conciertos, los primeros que hacía en tres décadas, y no defraudó. Ahora publica una grabación de aquellos shows, una oportunidad también única para comprobar la extraordinaria calidad de la artista en vivo –asegura que no ha hecho retoques en estudio–. Dividido en tres partes, incluye grandes éxitos, The Ninth Wave al completo y A Sky Of Honey, una suite que forma parte de Aerial, también íntegra. Hace bien en no publicar el concierto en DVD y mantener la mística para quienes no pudieron verlo. Sugiere tanto esta música que invita a imaginar sin límites. ★★★★ 

¿Fan de artistas que acaparan titulares? Pasa página

PARA FANS DE ARTISTAS QUE ACAPARAN TITULARES

LADY GAGA – “JOANNE” (INTERSCOPE/UNIVERSAL MUSIC)

En su deseo por demostrar que tiene una gran voz, se olvidó de contar con grandes canciones. Y en su afán por huir del espectáculo excesivo, aquí el acontecimiento es que no hay nada extraordinario que resaltar. Ni siquiera es un álbum tan homogéneo como pretendía, porque el peaje cool de Perfect Illussion resta credibilidad a su propuesta. Y el guiño al Elton John clásico en Hey Girl, con una innecesaria Florence Welch de comparsa, no pasa de la gracieta cuqui. Sí, Million Reasons ya ha encontrado su hueco en GH, como tantas otras canciones suyas antes, y eso es lo que debería ver como un triunfo. No así este giro country-folk que tiene poco de performance artística y mucho de egolatría mal asumida. ★★ 

ROBBIE WILLIAMS – “HEAVY ENTERTAINMENT SHOW” – (ROBBIE WILLIAMS/SONY MUSIC)

A estas alturas, Williams tendría mucho que perder si se pusiera a intentar engatusar a las nuevas generaciones, y como lo sabe, ha optado por complacer a sus fans de siempre. Apuesta por la fórmula ganadora con la que se creó su nombre, de la mano de Guy Chambers, con quien se ha reconciliado, y le ha quedado un disco más que apañado. Guiños a los temas de James Bond, al Bowie 70s, delirios líricos aquí y allá, puntuales guiños funky-bailables –de la mano de Stuart Price– y colaboraciones de lujo: más previsible la de Rufus Wainwright, más llamativa de la John Grant, que le lleva por la senda de Abba con criterio. ★★★

 

ALICIA KEYS – “HERE” (RCA/SONY MUSIC)

Aquí y ahora, se presenta con menos artificio que nunca. Para empezar, en la portada prescinde de su apellido, deje de diva establecida total. Siguiendo la tendencia que predomina en el r’n’b y el soul actuales, Alicia se muestra a nivel lírico más comprometida con la actualidad y con su comunidad que nunca. En lo musical, el sello clásico de su piano (Illussion Of Bliss) pierde protagonismo, y cobran mayor relevancia el gospel y el hip-hop, perfectos para su reforzada actitud activista. The Gospel o Holy War, con regusto setentero, son buques insignia –aunque no lo mejor– de un sólido álbum, que sube enteros cuando la Keys apuesta por un optimismo combativo como el de More Than We Know. Es la gran joya de un disco que cierra con un single injustamente ninguneado, In Common. ★★★ 1/2

Hay artistas que, además de guapos, cantan bien. Pasa página

PARA FANS DE ARTISTAS QUE, ENCIMA DE GUAPOS, CANTAN BIEN

SHAWN MENDES – “ILLUMINATE” (ISLAND/UNIVERSAL MUSIC)

Con dieciocho años ya suena en su segundo álbum como un artista experimentado. Y es que resulta imposible resistirse a canciones tan bien construidas como Mercy, con cuatro acordes clave y una estructura básica, sí, pero con un in crescendo gospeliano y un desgarro en su voz desarmantes. Mendes va por el buen camino, con uptempos tan pegadizos como Treat You Better combinados con medios tiempos como Three Empty Words, a la que Justin Bieber no le haría ascos. De hecho, cuanto más se acerca a él y más se aleja de Ed Sheeran, más seduce. Este es un disco sin trampa ni cartón, y por eso no defrauda, sino todo lo contrario. El diamante empieza a estar pulido. ★★★

BRAVO FISHER! – “SOLOS” (SUBTERFUGE)

“El tiempo ha muerto, mi amor”. Así arranca un disco oscuro con un magnetismo especial, un diario a corazón abierto de Guille Galguera en el que vomita una ruptura sentimental, embellecida por las bases neotriphoperas de Ed Is Dead. Entre el inglés y el español, entre la desolación y la esperanza, entre una masculinidad herida y una feminidad idealizada, a Bravo Fisher! hay que quererle como es. Porque este desnudo integral de su fragilidad es tan sincero como valiente. ★★★ 1/2

 

 

¿Fan de artistas inclasificables? Pasa página

PARA FANS DE ARTISTAS INCLASIFICABLES

WALLIS BIRD – “HOME” (CAROLINE/POPSTOCK!)

Abraza a su amada en la portada, y esa pasión la ha volcado en su quinto disco, menos experimental que Architect y más cercano al pop (escucha Control, temazo). Si imaginas un cruce entre Melissa Etheridge, Bonnie Tyler, Ani DiFranco y Meredith Brooks te puedes imaginar cómo suena Wallis Bird en este álbum, más ecléctico de lo habitual en ella, recorrido por un nervio emotivo que explota en temas como The Deep Reveal. Puro amor. ★★★ 1/2

 

 

SOFT HAIR – “SOFT HAIR” (DOMINO/MUSIC AS USUAL)

Qué pareja tan curiosa forman el neozelandés de andrógina voz Connan Mockasin y el británico Sam Eastgate. El disco arranca con cortes de funk adormecido tan seductores como Relaxed Lizard, y según avanza, a golpe de psicodelia pelín marciana, se va a acercando a una concepción del soul no tan alejada de la del primer George Michael, fusionada con un ramalazo del Prince de Around The World In A Day (In Love). Un disco que es toda una experiencia, no religiosa, pero sí sobrenatural. ★★★ 1/2

 

 

¿Cuál es el disco pop imprescindible del mes? Pasa página

RECOMENDADO PARA TODOS LOS PÚBLICOS

TOVE LO – “LADY WOOD” (POLYDOR/UNIVERSAL MUSIC)

Pocos álbumes de pop han logrado en 2016 lo que este, hacerte sentir cachondo y frígido a la vez. Y en ambos casos, la satisfacción es absoluta.

El segundo disco de esta muy experimentada –como compositora, sobre todo– sueca es un atrevido y conciso ejercicio conceptual en el que, básicamente, retrata el subidón y el consiguiente bajón que conlleva un calentón. O un enamoramiento. O un colocón. Interprétalo como quieras, porque ella deja muchas puertas abiertas para que cada cual lo peciba e interprete a su gusto.

Dividido en dos partes, arranca sinuosa y provocativa –básicamente, ‘empalmada’, que es lo que significa su explícito título–. Himnos de empoderamiento (Cool Girl), sexo (Lady Wood) y devoción (Influence) servidos con un electropop minimal aderezado con r’n’b de última generación –sueca–. Esa primera parte entra sin necesidad de lubricante.

La segunda parte, la del bajón, la del desencanto, tampoco tiene desperdicio. Arranca con dos medios tiempos fascinantes, Don’t Talk About It y, sobre todo, Imaginary Friend. De repente, llega Keep It Simple y con su eufórico subidón rompe el tempo y descoloca. Tove Lo es una experta en eso. Cierra con un himno de desamor (WTF Love Is) que termina con ella gritando “Fuck! I Need Another One”. ¿Otro qué? Tú decides. Yo quiero otro disco de Tove Lo cuanto antes. ★★★★ 

También te gustará leer

¿Sabías que ‘Que la detengan’ de David Civera habla del pene?

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.