23/02/2020

Macanao Torres: “Ha sido duro dejar el porno gay”

20 diciembre, 2016

Pudor cero. Es lo que tiene el murciano Pedro Oliver, hasta ahora más conocido por su nombre artístico, Macanao Torres, con el que se ha labrado un importante nombre como actor en el mundo del porno gay durante la última década. Si no muestra ningún reparo a la hora de posar desnudo para nuestro fotógrafo, tampoco lo tiene a la hora de contar los motivos que le han llevado a alejarse del mundo del porno a sus 32 años. Una decisión firme provocada por distintos motivos, que aquí desvela.

SHANGAY ⇒ ¿Qué te ha llevado a aparcar a Macanao Torres?
MACANAO TORRES
⇒ Principalmente, problemas de salud. Hace unos años empecé a tener fiebres muy altas, alergias fuertes… Llegó un día en que me encontraba tan mal que me fui corriendo a urgencias; iba en el coche y se me nublaba la vista… Me detectaron un linfoma de células B multicéntrico, muy extraño, del que se sabe poco. Después de operarme y de darme quimioterapia me dijeron que me quedaban entre seis y doce meses de vida.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo reaccionaste?
MACANAO TORRES
⇒ Pensé en coger todo el dinero que tenía ahorrado y marcharme por ahí a gastármelo. Pero no lo hice. Hace año y medio me dieron la baja definitiva en el trabajo y una minusvalía absoluta. Paso temporadas que estoy bien, pero cada dos por tres tengo sustos: me sube la fiebre, los marcadores tumorales… Ahora me han dado una esperanza de vida de diez años.

SHANGAY ⇒ Ya superaste aquel año de vida que te daban sin problema…
MACANAO TORRES
⇒ Sí, los médicos se quedaron flipados de cómo me recuperé. El caso es que decidí que debía dejar el porno también, porque desgasta mucho. Y para lo que me pagaban últimamente, no me podía arriesgar a que me pudiera pasar cualquier cosa.


“Si triunfé en el porno es porque era distinto; me esforzaba por transmitir en todo lo que hacía, desde cómo escupía a cómo miraba”


SHANGAY ⇒ ¿Has rodado porno últimamente?
MACANAO TORRES
⇒ Sí, no hace demasiado estuve en Alemania trabajando para Cazzo. Pero le dije al productor que en lugar de pagarme cuatrocientos euros de mierda, se ocupase del viaje y el hotel una semana y media, así me pagaba en especias.

SHANGAY ⇒ ¿Tanto han cambiado los cachés en el porno gay?
MACANAO TORRES
⇒ Hombre, cuando empecé me pagaban mil euros por una escena, y ahora pagan de media doscientos… Ya llevaba tiempo meditándolo, quería dejarlo. Hasta que llegó el día en que lo hice público en redes. Y soy una persona que, cuando dice algo, lo cumple.

SHANGAY ⇒ ¿Ha sido duro decir que lo dejas?
MACANAO TORRES ⇒ Claro, porque han sido diez años de mi vida siendo Macanao. Empecé el 9 de octubre de 2006, que se dice pronto. Pero últimamente el porno solo me daba disgustos. Y viendo lo que hay en ese mundillo, no creo que los que se metan en el porno ahora sean buenas personas, porque se ha llenado de gentucilla. Yo cuando empecé tenía mis estudios, mis intereses…

SHANGAY ⇒ ¿En qué trabajabas fuera del porno?
MACANAO TORRES
⇒ En una empresa de productos químicos. En la que se fabrica el limpiador Las 3 Brujas, ese lo hacía yo [risas]. Cuando terminé el instituto hice un grado de actividad física deportiva, porque no sabía por dónde tirar, y después hice uno superior de química medioambiental. Tenía un buen trabajo, ganaba bien…


“Reto a las productoras que ruedan bareback gay a que hagan públicos los análisis que hacen a los actores”


SHANGAY ⇒ ¿Cómo aparece el porno en tu vida?
MACANAO TORRES 
⇒ Tenía 22 años, mi padre se acababa de morir, necesitaba dinero. En una discoteca conocí a Jalif [productor y director de porno gay catalán]. Me dijo que le encantaban mis pintas, me dio su tarjeta y me propuso que fuese a un festival erótico. Llegué sin saber nada ni conocer a nadie. Estaban Francesco D’Macho y Martín Mazza, y se molestaron porque no les conocía… Estando allí, Jalif me propuso rodar mi primera escena, y así empezó todo.

SHANGAY ⇒ ¿Te fue fácil hacer amigos dentro del porno?
MACANAO TORRES
 ⇒ No, casi no he hecho amigos en todos estos años, ni he querido relacionarme con los compañeros, porque sentía que no teníamos mucho en común. Para salir de fiesta, sí, pero para el día a día, no.

SHANGAY ⇒ No podemos dejar de hablar de cómo se lucha contra el VIH desde dentro de la industria del porno gay. ¿Crees que se tomaban todas las precauciones posibles en los rodajes?
MACANAO TORRES ⇒ Ni mucho menos. Solo hay que ver la cantidad de sexo a pelo que se hace hoy día. Por mi experiencia, te diré que llegas a muchos rodajes y ni te piden análisis ni nada. Te preguntan “¿Estás tomando algo contra el VIH? ¿Está indetectable? ¿Tienes alguna enfermedad?”. Tú respondes, y ese es el análisis que te hacen. Y todos a follar a pelo… Por eso reto a todas las productoras que ruedan bareback gay a que hagan públicos los análisis que hacen a los actores.

SHANGAY ⇒ ¿Estás en contra del bareback?
MACANAO TORRES
⇒ Sí, porque no puede ser que enseñemos a las nuevas generaciones que está bien follar sin condón. Yo solo hice en toda mi carrera dos escenas sin protección, en Alemania, y nunca más, porque me di cuenta de lo peligroso que era. Hoy día es rara la productora que apuesta por el sexo con protección. No puede ser ese el ejemplo que se da desde la industria del porno. Igual que tampoco veo campañas por parte de la administración sobre las enfermedades de transmisión sexual y fomentando el uso del condón. Es una pena.


“No puede ser que enseñemos a las nuevas generaciones que está bien follar sin condón”


SHANGAY ⇒ Es decir, dejas el porno por motivos de salud y por lo decepcionado con estás con la industria, ¿no?
MACANAO TORRES
⇒ Sí. Ese mundo es una agonía. ¿Cómo te vas a llamar porn star? Si cuando te nominan a unos premios te dicen que te lo dan si haces a cambio un show gratis… O te contratan para actuar, llegas el mismo día al sitio, estás currando toda la noche, y a las doce de la mañana te echan del hotel y para casa. ¿Ese es el trabajo de una estrella porno? Que tiene que estar fuerte, descansado, ir al gimnasio, cuidarse… Todo eso ya no se valora como antes. De acuerdo, el porno da cada vez menos dinero, se venden menos películas. ¡Normal, si cada vez trabaja en él más gentuza! Y para mí trabajar en cine porno no es follar y ya, significa actuar y esforzarse por hacerlo lo mejor posible. Eso ya casi no lo veo.

SHANGAY ⇒ ¿Se te subió a la cabeza el éxito como actor porno en algún momento?
MACANAO TORRES
⇒ Sí, al principio flipé un poco. De repente la gente te reconocía, te decía que le dabas mucho morbo… Pero duró poco. Yo siempre he sido Pedro, he estado con mi familia y mis amigos cerca, nunca he abandonado Murcia. Eso me protegió mucho. Porque hay actores que hasta se olvidan de su nombre real. Me compré una esclava de oro con mi nombre en cuanto empecé a hacer dinero con el porno para no olvidarme nunca de quién soy.


“Casi no he hecho amigos en el porno, ni he querido relacionarme con los compañeros, sentía que no teníamos mucho en común”


SHANGAY ⇒ ¿En tu familia saben que te has dedicado al porno?
MACANAO TORRES
⇒ Sí, a mi madre se lo conté enseguida. Estábamos mal de dinero y le dije el camino que había tomado, y que me iba bien. Se enteró de todo muy seguido: al poco de decirle que era gay le conté lo del porno. Al principio se reía, no se lo creía… hasta que lo vio [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Qué vio? ¿Le pusiste una de tus películas?
MACANAO TORRES
⇒ Es que antes las productoras te mandaban por Navidad un paquete con las películas que habías hecho, y mi madre lo abría todo. Y a lo mejor iba un Christmas mío desnudo, de Papá Noel, y agarrándome la picha [risas]. Mi madre, encantada de verme así. Si cuando me llamaron del programa ¿Dónde estás corazón? hasta le borré Antena 3 de la tele para que no pudiera ver la entrevista, por lo que fuese a escuchar, ¡y se fue a casa de la vecina a verlo!

SHANGAY ⇒ El secreto de tu éxito radicaba en el perfil que dabas, tan macarra. ¿Eres así de macarra o te creaste el personaje de Macanao para el porno?
MACANAO TORRES
⇒ Siempre he sido así. Hombre, lo exageraba un poco, y si no hubiese sido actor porno probablemente no habría ido de macarrilla tanto tiempo. A los 32 años quizá ya no me pegue tanto este look, por eso también es hora de acabar con Macanao [risas].

SHANGAY ⇒ ¿De dónde salió tu nombre artístico?
MACANAO TORRES
⇒ Cuando fui a rodar mi primera película con Jalif llevaba una camiseta del bar de un amigo en Murcia, que se llama Macanao. Me preguntaron qué era, y se me ocurrió que podría ser un buen nombre. Llamé a mi amigo y le dije “¡te voy a llenar el bar de maricones!”. Y como soy de Las Torres de Cotillas, cogí Torres como apellido.

SHANGAY ⇒ Hablabas antes de lo importante que es cuidarse físicamente para trabajar en el porno. ¿Ha sido una obsesión para ti?
MACANAO TORRES
⇒ Sí. Yo siempre he intentado estar a tope. No solo por el porno, porque me gusta cuidarme. Pero nunca llegué a ciclarme, ¿eh?, sin pasarme.

SHANGAY ⇒ ¿Qué piensas al saber que si alguien te googlea lo que va a ver es fotos en bolas, empalmado, etc?
MACANAO TORRES
⇒ Me da igual. Si me diera pudor o vergüenza no habría trabajado en esto [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Follabas tanto antes de trabajar en el porno como durante estos últimos diez años?
MACANAO TORRES
⇒ Sí. Lo que ha pasado es que con el tiempo me he ido haciendo más selectivo. Porque quedas con alguien y no sabes si les interesas porque eres Macanao, o si no lo saben. Hay gente que lo sabe y se lo calla, y eso es un elemento que distorsiona. Para mí lo mejor es cuando estoy con alguien que no tiene ni idea de porno, te lo juro.


No creo que los que se metan en el porno ahora sean buenas personas, porque se ha llenado de gentucilla”


SHANGAY ⇒ ¿Con qué te quedas de estos diez años de porno?
MACANAO TORRES
⇒ Con poco. Lo único, con lo que he crecido como persona. Hombre, en muchos momentos me lo he pasado bien, he viajado… pero ves que todo es ficticio. Pensaba que había hecho amigos, y tampoco. Desde que he hecho público que lo dejo apenas he recibido apoyo; creo que la mayoría de compañeros se han alegrado. Y a otros creo que les dará algo de envidia, porque no dejan de estar atrapados en un círculo vicioso, y no tienen cojones o no tienen más remedio.


Macanao posa con el último disco de Lumi Luis (Luis Miguélez), ElectroSex Machine, en el que participa, en un tema titulado Erotic Dreams With a Pornstar, muy propio.

SHANGAY ⇒ ¿No le habrás cogido manía al sexo?
MACANAO TORRES
⇒ ¡Qué va! En ese sentido estoy encantado con mi carrera en el porno, he aprendido mucho sobre el sexo. Y he probado tantas cosas que ya sé exactamente lo que me gusta. Las excentricidades molan, pero para el cine, yo en mi casa echo polvos normales, nos la comemos, follamos y ya; y no durante mucho rato [risas]. Alguna vez, un novio me ha pillado mirando el reloj mientras echábamos un polvo, y se ha cabreado…

SHANGAY ⇒ ¿Ves porno en casa?
MACANAO TORRES
⇒ No. Como mucho, algún vídeo casero. ¡Para las películas que se están haciendo! A mí me gustaría ver a actores que tuvieran algo especial, y no los veo. Yo creo que si triunfé es porque era distinto, y porque me esforzaba mucho por transmitir en todo lo que hacía, desde cómo escupía a cómo miraba. Ya no se fabrican estrellas, y por eso, aunque me da pena, es el momento de retirarme del porno gay. Me siguen llamando para hacer shows, y tampoco los voy a hacer. Visto cómo está todo, Macanao se acabó.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.