Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

Defiende la diferencia como tú y como yo, en eso no somos diferentes. Lo que al ilustrador Ricardo Cavolo le hace único es su arte, que vuelve a plasmar en el libro Periferias, un inspirador elogio de la diferencia, sea sexual, geográfica, animal, artística, vegetal… Una personal enciclopedia ilustrada –por él, claro– en la que […]

Agustín Gómez Cascales

Agustín Gómez Cascales

He viajado en limusina con Mariah, he tomado el té con Beyoncé, he salido de fiesta con J.Lo y he pinchado con RuPaul. ¿Qué será lo próximo?

27 enero, 2017
Se lee en 7 minutos

Temas: , ,

Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

Defiende la diferencia como tú y como yo, en eso no somos diferentes. Lo que al ilustrador Ricardo Cavolo le hace único es su arte, que vuelve a plasmar en el libro Periferias, un inspirador elogio de la diferencia, sea sexual, geográfica, animal, artística, vegetal… Una personal enciclopedia ilustrada –por él, claro– en la que repasa, ensalza e idealiza personas, lugares, objetos y actitudes normalmente marginadas, periféricas. Que además permiten conocer mejor a un autor que, por primera vez, se abre en una obra suya. “En realidad, el arte consiste en abrirte y enseñar las tripas. Este libro es un ejercicio de mucho amor, en el que también cuento intimidades de mi pasado; algo que en otro momento me hubiera resultado ñoño y me habría dado vergüenza, pero ahora no”.

Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

No hay mal que por bien no venga. El año pasado, a causa del estrés provocado por un exceso de trabajo, cayó en depresión y comenzó a trabajar con un psicólogo. “Tenía un bloqueo emocional, que para un artista es una putada, y al superarlo dejé de tener miedo a dar este salto”. Un ejemplo más de cómo un hombre no tiene por qué tener miedo a mostrar sus emociones y su vulnerabilidad, que además ha dado como resultado Periferias. “Nos hacemos un flaco favor si los hombres seguimos ocultando nuestra fragilidad”, afirma. “Se nos ha impuesto a los tíos el rol de la figura fuerte, el que provee, el conquistador y toda esta mierda. Parece que no nos podemos permitir abrirnos… Como mis padres han sido hippies y punkis, viví otro tipo de apertura, y aun así, hasta que no me sucedió esto no di el paso. Me alegro de haber reculado de ese arquetipo primitivo, porque me he quitado mucho peso de encima”.


“Nos hacemos un flaco favor si los hombres seguimos ocultando nuestra fragilidad”


Cuenta en el libro que desde los tres años vivió, con su madre y su padrastro, entre gitanos. Mientras, por otra parte, con su padre y en el colegio experimentaba “la normalidad”, que pronto descubrió que no le divertía tanto. “En un sitio más oscuro y complicado las risas suenan más, te reconfortan más”. Y comenzó a buscar esos lugares distintos en los que se sentía mejor, algo que continúa haciendo. “No me gusta la diferencia peyorativa, la que sirve para putear al diferenciado, para joderle. La diferencia es riqueza, y en la ‘cara B’ de las cosas hay tanta como en la A. Como nunca me ha dado miedo meterme en el barro, me gusta enseñar mis vivencias, con un cariz positivo, que siempre lo hay”. Porque en su libro, en donde lo mismo habla de vagabundos o prostitutas que de Siberia, el caballito de mar o Daniel Johnston, enriquece sus ilustraciones con textos que rezuman un idealismo poético. “En la introducción explico mis intenciones, para que nadie piense que frivolizo. Firmaría por que mi libro desapareciera mañana mismo si dejaran de existir tantas diferencias feas”, asegura. “Me gusta el realismo mágico de García Márquez, las pelis de [Emir] Kusturica, Big Fish… y se nota”.

Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

En su libro retrata a parias transexuales, a homosexuales africanos o a los protagonistas del documental de culto Paris is Burning porque no quería dejar de representar a esas minorías también tradicionalmente discriminadas. “Viendo la de palizas que se están dando a gays últimamente en Madrid, es una realidad que también podría haber tratado. Pero es que en África los matan a diario. Por otro lado, las parias tienen un componente exótico que también me atrae mucho. Y no entiendo que Paris is Burning no sea lo conocido que debiera; más allá de la tendencia sexual de cada uno, retrata una escena flipante en la que sí, predominaban homosexuales, transexuales y travestidos”. Y a ellos se acerca igual que a cualquier otro colectivo. “Con todos llevo el mismo cuidado, porque no quiero hacerlo mal. Si yo fuera homosexual, quizá los plasmaría de otra manera…, pero tengo claro que trato todos los elementos del libro con la misma naturalidad. No querría hacer una diferencia dentro de la diferencia”.


“Como nunca me ha dado miedo meterme en el barro, me gusta enseñar mis vivencias, con un cariz positivo, que siempre lo hay”


Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

Ricardo, ciudadano del mundo criado en Salamanca, durante años instalado en Madrid y actualmente en Barcelona, no siempre se ha sentido tan reconocido y aceptado como en la actualidad. “Siempre me he sentido un bicho raro. Que tuviera muy pocos amigos de pequeño contribuyó a que desarrollara mi imaginación, así que no tengo nada que reprocharle a la sociedad, estoy a gusto donde estoy”. Que le guste volver su mirada hacia todo aquello que algunos consideran ‘no convencional’ o ‘anormal’ no significa que se pase la vida buscando cómo meterse en lugares oscuros. “Táchame de zumbao si quieres, pero incluso paseando por [la calle] Preciados me voy imaginando cosas”, dice riéndose. “Hace poco estuve pintando un mural con niños, y genial. Después pinté uno con presos en un centro penitenciario e igual de bien. Voy de A a B con naturalidad, no quiero quedarme siempre en el barro”.

¿Conoces sus proyectos relacionados con la música y la moda? Pasa página

Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

Considera que su progresión ha sido gradual, aunque lógicamente hay trabajos que han tenido una trascendencia clave. Como el artwork del alabado primer álbum de Kaytranada, 99.9%“Que te elijan a ti para poner la fachada a un trabajo musical, como si fuese un tatuaje, es un honor”. Un disco cuyo lanzamiento coincidió con la salida del armario del canadiense. “Cuando me encargó la portada no entendía por qué me pedía que fuese oscura. Después lo comprendí, en el fondo representa el capullo de oruga en el que había estado metido hasta entonces… Me alegré mucho por que dejara de pasarlo mal por ese tema”.


“Que te elijan para poner la fachada a un trabajo musical, como si fuese un tatuaje, es un honor”


Si le preguntas a qué artista le gustaría diseñarle una portada, responde al segundo: “Kanye West”. A la espera de que ese sueño se haga realidad, está trabajando con otro importante artista de hip-hop, Swizz Beatz, además marido de Alicia Keys. “Sin duda, mi colaboración con Kaytranada me ha ayudado a entrar en Estados Unidos”, explica, “y allí estoy empezando a colaborar con gente muy interesante”. Aunque su mano a mano con Swizz Beats no tiene que ver con la música, sino con la moda. “Me encargo del arte de una colección cápsula que él presentará para un marca que podremos anunciar dentro de muy poco”

Ricardo Cavolo: “No defiendo la diferencia peyorativa”

Sí puede contar ya que en 2017 lanzará también su propia marca. “La moda me interesa mucho como expresión artística, y tener mi propia marca es un sueño hecho realidad. Siempre he hecho colaboraciones pequeñas y por fin he armado un grupo de trabajo para poder lanzar mi propuesta a nivel mundial”. Expectante se halla. “Este año va a ser importante”, afirma este viejoven de espíritu, apasionado de tradiciones, artistas y creaciones que generalmente no son de rotunda actualidad, algo que también queda reflejado en su libro. “Miro a mi alrededor y veo que se hacen cosas increíbles, pero a mí lo que me tira es el pasado”. ¿Habrá algún artista pop contemporáneo que a este gran amante del rap le llame la atención por sus propuestas visuales? “Daft Punk”.


EL LIBRO PERIFERIAS DE RICARDO CAVOLO ESTÁ PUBLICADO POR LUNWERG EDITORES.


 

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023