22/07/2018

Entrevista exclusiva con el novio de Tom of Finland, Durk Dehner

9 febrero, 2017
170
Léetelo en 8 minutos

(Foto: Tom of Finland Foundation)
 

Los dibujos de tíos llenos de músculos en apretadas prendas de cuero, rebosantes de masculinidad, conviertieron a Touko Laaksonen, alias Tom of Finland, en un icono del estilo gay durante los años setenta y ochenta. Hace 25 años, el legendario artista finlandés murió de cáncer. Esta entrevista en exclusiva a su antiguo compañero Durk Dehner, de 67 años, es una gran declaración de amor.

Tom of Finland nació el 8 de mayo de 1920 en la ciudad de Kaarina, al suroeste de Finlandia, y murió el 9 de noviembre de 1991 en Helsinki. Con 19 años se trasladó a la capital para estudiar diseño grafico publicitario en la Escuela de Artes de Helsinki. Durante la Segunda Guerra Mundial hizo sus primeros dibujos homoeróticos, “imágenes de verdaderos machos” que, según algunas fuentes, se basaban en los encuentros homosexuales con soldados del ejército alemán. A mediados de los cincuenta, Laaksonen comenzó a publicar ilustraciones en revistas y libros de culturismo que tuvieron una cálida –o húmeda–acogida a nivel local.

Cuando Vivienne Westwood usó una ilustración suya en una camiseta, Tom se dio a conocer a un público más amplio. En 1979 fundó con su socio y pareja, Durk Dehner, la Compañía Tom of Finland, y cinco años más tarde la Tom of Finland Foundation. Esta fundación sin ánimo de lucro mantiene la memoria del artista y administra un legado de miles de bocetos y dibujos, para dar a conocer la extensa obra y la vida de Tom a un público amplio.


(Foto: Tom of Finland Foundation)

SHANGAY ⇒ Durk, ¿cuándo conociste a Touko?
DURK DEHNER ⇒ Sus amigos lo llamaban Tom, nadie le llamaba Touko… Tom llegó a Los Ángeles en 1977 para una exposición. Yo me había mudado recientemente de Nueva York a la costa oeste, y estaba fascinado por sus habilidades artísticas. Así que le escribí una carta de admiración y le invité a vivir conmigo durante su estancia en L.A. Él aceptó gustoso, yo era un chico guapo, atractivo, 20 años más joven que él…

SHANGAY ⇒ ¿Os enamorasteis rápidamente? 
DURK DEHNER  Digamos que nos entendimos muy bien de inmediato. Yo lo admiraba mucho y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para ayudarle en su trabajo creativo.

SHANGAY ⇒ ¿Cuánto tardasteis en ser una pareja? 
DURK DEHNER  No éramos una pareja en el sentido tradicional… Fue mucho más que eso, nuestra relación era poliédrica, se extendió por muchas dimensiones. Al principio no vivía solo conmigo. Yo vivía en una especie de comuna con otros leather gays. Mis chicos y yo nos llamábamos unos a otros “hermano”, y Tom era una parte de esta comunidad. Durante este tiempo nos hicimos más y más amigos, nos divertíamos mucho juntos. Tuvimos discusiones, celebramos orgías salvajes, fumamos maría y exprimimos nuestra vida y el fetichismo leather, a veces en grupo, a veces los dos solos.

SHANGAY ⇒ Y entonces surgió algo más profundo…
DURK DEHNER 
 Sí, yo era su musa, una fuente de inspiración para su trabajo. He organizado muchas exposiciones de Tom. Cuanto más famoso se hacía, era más evidente que había que hacer algo para proteger la marca ‘Tom of Finland’, pues su trabajo se ha copiado descaradamente con frecuencia. Así establecimos, en 1980, la Tom of Finland Company, que comenzó a hacerse cargo de las licencias y la venta de carteles, libros y camisetas.

SHANGAY ⇒ A la compañía le siguió, en 1984, la Fundación Tom of Finland, de la que hoy eres presidente.
DURK DEHNER 
 Sí, estaba convencido de que un artista brillante como Tom necesitaba su propia fundación. Pero Tom era más que un artista: no solo hizo aceptable la subcultura gay, sino que cambió la imagen de sí mismos de toda una generación de hombres homosexuales, transformando los modelos afeminados y débiles en hombres fuertes seguros de sí mismos. También ha influido en la opinión que la sociedad tiene de los homosexuales.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo era Tom en la intimidad?
DURK DEHNER ⇒ Tom era la persona más templada que he conocido. Su trabajo le gustaba a todo el mundo, y todos lo alababan, pero siempre fue humilde, nunca se lo creyó. Era un gran cuidador y siempre muy educado, un verdadero caballero… Realmente, le quería mucho.

Durk recuerda cómo eran los libres años 70 en San Francisco, pasa página


(Foto: Tom of Finland Foundation)

SHANGAY ⇒ ¿Cómo evolucionó vuestra relación? 
DURK DEHNER 
⇒ En Finlandia, Tom había vivido 27 años con un hombre llamado Veli. Cuando nos conocimos, a Veli le diagnosticaron cáncer. Visto retrospectivamente, yo diría que Veli estaba contento de que me hubiera cruzado con Tom y que cuidase de él. Los artistas tienden a ser ingenuos y fáciles de explotar; necesitan a alguien que los proteja. Esa fue la tarea que Veli –a quien, por cierto, todos llamaban Nipa– me transfirió.

SHANGAY ⇒ ¿Vivisteis juntos más tiempo? 
DURK DEHNER 
⇒ Tom compró a finales de 1979 una acogedora casa en una zona residencial tranquila y llena de árboles de Los Ángeles. La llamamos “Tom House”. En el ático pusimos un estudio al que se retiraba y donde dibujaba cuando quería. En los ochenta pasé mucho tiempo en esa casa, a la que venían frecuentemente otros hombres. Pero todos siempre respetamos su esfera privada. Si Tom cerraba la puerta, todo el mundo sabía que no quería ser molestado.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo describirías la comunidad homosexual estadounidense del momento? 
DURK DEHNER 
 Fue un tiempo fantástico. En todas las grandes ciudades de Estados Unidos –Los Ángeles, Nueva York, San Francisco, Chicago– había barrios gays llenos de vida, de bares y discotecas. Todo era posible y todo estaba permitido. Salíamos de cruising por todas partes y nos enrollábamos en cualquier esquina. Todo era muy visible para todos. Disfrutábamos de la nueva libertad y vivíamos al máximo. ¡Dios, había unos tíos tan atractivos con sus botas y chaquetas de cuero…! Tom había cumplido su misión: sus dibujos icónicos de musculados hombres homosexuales en trajes de cuero eran omnipresentes, se veían por todas partes, en bares, clubes, restaurantes… El ambiente gay se había vuelto visible, y nadie nos molestaba…

SHANGAY ⇒ ¿Ni la policía?
DURK DEHNER 
 Fue uno de los méritos de Tom, cambiar profundamente la relación hostil entre homosexuales y policías en los EE UU. La policía ya no era nuestro enemigo, sino que le dimos la vuelta a la tortilla y los convertimos en nuestros objetos sexuales. Los uniformes policiales se volvieron sexys: con sus dibujos de policías fornidos en cuero con esas enormes pollas, Tom espoleó el deseo sexual hasta el extremo. En la comunidad homosexual, esta idea se adoptó cada vez mas, un montón de chicos estaban enloquecidos con este nuevo fetiche y lo celebraron. Me pongo nostálgico cuando pienso en aquel tiempo. De pronto, todo era posible, la gente celebraba la libertad y se divertía sin parar. Apareció Folsom, y todo el país celebró sus Gay Prides.

SHANGAY ⇒ Pero entonces llegó el sida…
DURK DEHNER ⇒ Sí, entonces llegó el sida, y todo lo bello por lo que habíamos luchado comenzó a pararse… A pesar de que seguíamos divirtiéndonos, se perdió la despreocupación. A muchos de nuestros amigos les diagnosticaron sida, casi todos los fines de semana íbamos a funerales. Fue un momento muy difícil para todos nosotros. Tom se hizo muchas acusaciones.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué? 
DURK DEHNER 
⇒ Tenía miedo a ser responsable de las muertes. Siempre había dicho que el amor era libre, sin vergüenza ni culpa. De cualquier modo, para abreviar, todos mis amigos murieron de sida. Fue horroroso, no salíamos del dolor. Tardé más de diez años en sobreponerme un poco.

SHANGAY ⇒ Volvamos a Tom. ¿Tienes algún dibujo favorito? 
DURK DEHNER 
 Va cambiando, pero actualmente es uno inacabado. Tal vez me guste tanto porque está lleno de posibilidades.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo veía Tom su arte? 
DURK DEHNER
⇒ Él mismo describe su obra como sus “pequeños dibujos sucios”. Su misión siempre fue ayudar a los jóvenes gays a forjarse su identidad. Al mismo tiempo, nunca se dejó limitar por la realidad, y quiso satisfacer sus fantasías sexuales con el arte. Le encantaban los pollones, pero al mismo tiempo siempre mantuvo un estilo muy culto, casi elegante, nunca vulgar. Se puede ver en su trabajo, los chicos que dibujó siempre eran atractivos y hermosos, como un Miguel Ángel.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo describirías tu casa? ¿Cuelgan por todas partes dibujos de Tom? 
DURK DEHNER 
 Todavía vivo en la casa de Tom, que compró hace 37 años. Tom House es un lugar mágico, un oasis de inspiración. Recientemente, la editorial Rizzoli de Nueva York ha publicado un gran libro sobre la casa. Para responder a la pregunta: cuando tenía 26 años y todavía vivía en Nueva York, descubrí la primera imagen de Tom en un diario. Recorté la foto y la enmarqué. Todavía la tengo en una pared. También es muy importante un retrato mío que Tom me regaló por mi cumpleaños en 1980.

SHANGAY ⇒ Han pasado 36 años desde entonces, y preservar el legado de Tom se ha convertido en tu vida…
DURK DEHNER 
⇒ Le prometí a Tom hacer todo lo posible para mantener su trabajo vivo. Estoy feliz y orgulloso de decir que Tom of Finland no es un artista corriente: miles de personas en el mundo lo aman y admiran. No en vano, el sello conmemorativo que se emitió en Finlandia hace dos años ha roto récords y es el sello finlandés más solicitado.

SHANGAY ⇒ En Finlandia se acaba de rodar una película sobre Tom… ¿Qué opinas sobre esta producción? (Pincha AQUÍ si quieres ver el tráiler de la película)
DURK DEHNER 
⇒ El enfoque del director Dome Karukoski es perfecto. Él presenta a Tom como el hombre que era: comprometido, reflexivo, lleno de amor. El realizador y su equipo han puesto sus corazones y almas en la producción. Estoy seguro de que la película va a encontrar, especialmente en su país, una respuesta positiva. La película dará a los finlandeses el sentimiento de haber producido un gran héroe gay: Tom of Finland.

(Traducción del alemán: Carlos Martínez)

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.