23/05/2018

Descubre seis curiosidades acerca de los testículos

16 junio, 2017
14
Léetelo en 2 minutos

A pesar de llevar conviviendo toda nuestra vida con ellos, aún hay cosas de los testículos que muchos desconocemos. ¿Por qué nos cuelgan? ¿A qué se debe que uno sea más grande que el otro? ¿Cuál es el animal con los testículos más grandes? Estas y muchas preguntas más tienen respuestas, y a continuación te contamos seis curiosidades sobre este órgano.

Los testículos de un hombre tienen distinto tamaño

Es raro encontrar a un hombre con los dos huevos exactamente del mismo tamaño, lo habitual es que el izquierdo sea un 10% (aproximadamente) más pequeño que el derecho. La asimetría cerebral, que es lo que define que seamos zurdos o diestros, también podría determinar que los testículos sean desiguales.

Se aconseja palparlos a menudo

La acción de tocarse los huevos sirve para que, en caso de que aparezcan bultos, se puedan detectar de forma precoz. En los casos de cáncer testicular hay un mejor pronóstico de curación en aquellas personas a las que se les detecta la enfermedad en una fase no muy avanzada.

Si quieres saber por qué nos cuelgan, continúa leyendo

La ballena es el animal con los testículos más grandes

Hasta una tonelada puede llegar a pesar este órgano de los machos de la ballena franca austral. Este peso es normal en relación con el resto de su cuerpo.

Atesoran un alto nivel protéico

Según un estudio del Real Instituto Tecnológico de Estocolmo, en Suecia, en este órgano están presentes el 77% de todos los tipos de proteínas que hay en el cuerpo humano.

Nos cuelgan por algo

Están colgando junto a la bolsa escrotal porque en su interior se encuentran las células de Leydig, que son las encargadas de producir la testosterona y las células de Sertoli, que producen los nutrientes necesarios para mantener activos a los espermatozoides. Para que tengan un funcionamiento correcto, necesitan una temperatura inferior a la del cuerpo humano, en torno a los 35º grados.

Por este motivo, cuando hace frío se encogen y suben para aprovechar el calor del cuerpo. De encontrarse en el interior de nuestro cuerpo y no en el exterior, nuestro propio calor inutilizaría el aparato reproductor, ya que a 37º no podría funcionar correctamente y produciría esterilidad.

Descubre el mecanismo de defensa de este órgano masculino, pasa página

Tienen un mecanismo de defensa que los esconde cuando están en peligro

Cuando sentimos un impacto en la parte interna de la zona superior de los muslos, el músculo cremáster, que se encuentra en la ingle, tira del testículo hacia arriba. Este mecanismo es denominado reflejo cremaréstico. Debido a que se encuentran en el exterior de nuestro cuerpo, estos órganos son más susceptibles de sufrir cualquier golpe.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.