25/06/2018

El travestismo de Chueca a través del LL Show Bar y Black & White

2 julio, 2017
102
Léetelo en 6 minutos

Es imposible imaginarse cómo hubiera sido la historia de Chueca sin sus travestis. Su labor en el barrio ha sido indiscutible, al igual que su presencia década tras década, que ha otorgado al céntrico barrio madrileño el toque de brillo y alegría que todo barrio gay necesita. Un envoltorio irresistible formado por pelucas y tacones para luchar, de forma diferente, por los derechos del colectivo LGTB y reivindicar su propia identidad. La lista de travestis (o transformistas, según se prefiera) que han pasado por Chueca es infinita, y para intentar tener una pequeña dosis de esa memoria histórica nos hemos reunido con los encargados de dos de los locales claves del travestismo de Chueca; LL Show Bar y el desaparecido Black & White.


LL SHOW BAR

No hay duda alguna de que este bar situado en la céntrica calle Pelayo, se ha convertido en uno de los puntos clave de la escena travesti madrileña. Este año celebraba el 22 aniversario de su apertura, demostrando que tras más de dos décadas de éxitos, la formula del LL sigue en plena forma. David, gerente del LL Show Bar, nos ofrece una entrevista donde habla de la historia del barrio gay madrileño y de la de este famoso local.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo ha cambiado la visión del travestismo en Chueca en los 22 años que lleva abierto LL? 

DAVID ⇒ En los primeros tiempos del LL, el travestismo era sobre todo imitaciones de artistas de la canción: se imitaban gestos, vestuarios y se interpretaban canciones haciendo playback. En los noventa hubo un boom con las drag queen, que tenían su propia estética sin imitar a ninguna artista en concreto. Todo esto ha evolucionado en la actualidad a un nuevo travestismo, en el que sin olvidar las imitaciones a las grandes artistas; cada transformista ha buscado su personaje creando su look propio, su personalidad e incluso interpretando sus propias canciones.

SHANGAY ⇒ ¿Y cómo ha cambiado Chueca en estas dos últimas décadas?

DAVID ⇒ Personalmente los primeros años del LL me pillaron casi como adolescente. Sí que te puedo hablar de los últimos años, y creo que el barrio ha evolucionado de ser un barrio muy marcado por el publico LGTB a otro mucho más diverso, en el cual, a pesar de los casos puntuales de homofobia, el respeto a tod@s es la tónica general del barrio.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo se siente uno al trabajar en un local mítico de la Chueca de las dos últimas décadas?

DAVID ⇒ La verdad que me siento presionado en el sentido de que LL lleva muchos años funcionando, y tengo la responsabilidad de mantenerlo otros tantos años más, para lo cual es necesario actualizarlo y mejorarlo.

SHANGAY ⇒ ¿Algún momento memorable en toda esta larga trayectoria?

DAVID ⇒ Creo que han sido muchos los momentos memorables en todos estos años, muchos de ellos los vividos durante los Orgullos en los que el escenario de la calle Pelayo funcionaba. Y últimamente, memorable para mí fue el año pasado, que decidí celebrar por primera vez el aniversario del bar… Nunca antes se había hecho y tuvimos una semana entera de aniversario que sentó precedente para que este año hayamos repetido y sigamos celebrando muchos más. 

SHANGAY ⇒ ¿Cuál ha sido para ti la travesti más importante o recordada en el LL?

DAVID ⇒ Son muchísimas las artistas que han pasado por LL en estos 22 años, como podrás imaginar. Pero creo que en la mente de todos esta Josefina, la Mujer de los Globos. Nos dejo hace cinco años para vivir en Miami, allí es toda una estrella, y este año volvió durante unos días para celebrar nuestro 22 cumpleaños.

¿Qué travestis eran las más queridas en el Black & White? ¿Qué famosos se encontraban entre su clientela?. Pasa página y descúbrelo

BLACK & WHITE

El legendario local Black & White no ha corrido la suerte del LL Show Bar. Tras más de 30 años siendo un referente en el ambiente madrileño, la discoteca situada en la calle Gravina ofrecía su última fiesta el pasado 20 de marzo y cerraba un episodio esencial en la historia de este bario. José Barbarroja, dueño del Black & White, habla con Shangay sobre las luces y sombras de un barrio que acogió con los brazos abiertos su negocio y todos los artistas que por allí se dejaban ver cada noche.

“El Chueca de ahora no tiene nada que ver con el de hace 30 años”, recuerda con nostalgia José. En el año 82, Barbarroja abría las puertas del Black & White, en un tiempo muy poco alentador para el colectivo LGTB que provocó más de una experiencia amarga. “Algunas noches, la policía, sin motivo alguno, entraba al local e interrumpían los shows para mofarse de nuestras tranformistas”, nos cuenta Barbarroja, mientras apunta que “no son travestis, son transformistas”. Un detalle a tener en cuenta para conocer en la época en la que este empresario fraguó su negocio.

“Hemos tenido grandes artistas en el escenario del Black & White. Recuerdo por ejemplo al fallecido Ángel Caído, y cómo no, a La Plexy, que para mí siempre será la travesti número uno. Ella nació a la par que el local…”, nos cuenta José cuando le preguntamos por los artistas más recordados que han pasado por aquí. Y no solo se presenciaban estrellas encima de sus tablas, sino que varios famosos como Alaska, Mario Vaquerizo, Norma Duval o Massiel eran clientes habituales. Black & White es un claro ejemplo de cómo ha ido evolucionando el barrio, pues para Barbarroja “Chueca ya no es el único barrio gay de Madrid”, ya que los barrios fronterizos también se han sumado a la diversidad y respeto que siempre ha profesado Chueca por el colectivo LGTB. Algo que también ha pasado con las travestis, que han llegado a crear “un ambiente único en Madrid. Hay un movimiento increíble, ahora hay muchísimas”. Eso ha logrado que se cree un fenómeno alrededor de estos artistas que ya forman parte del mundo del entretenimiento madrileño. “Ahora te vas a cualquier bar y es muy raro no encontrarte a una travesti, pero antes no era tan común”, cuenta José.

En cuanto a las tendencias que seguían las travestis de antaño a la hora de preparar sus shows, Barbarroja lo tiene claro: “Alaska y Rocío Jurado han sido un auténtico bombazo en el mundo de las imitaciones travestis. Antes era muy común imitar a las grandes folclóricas del país, pero eso poco a poco se fue perdiendo y se ha convertido en algo minoritario”.

Como ya anunciamos hace meses, el Black & White ya forma parte del pasado de Chueca. “Tengo 70 años, ¿qué hago yo ya? Lo único que quiero es descansar. Estoy muy orgulloso de haber formado parte de la historia de Chueca y haber contribuido a que el Orgullo de Madrid sea lo que es hoy en día”, nos cuenta Barbarroja tras despedirse del que ha sido su segundo hogar durante las últimas tres décadas. Pese a la tristeza que ha supuesto para muchos el cierre de este local, José es optimista ante esta nueva realidad. “Me quedo con los recuerdos buenos, que son muchos, y con la satisfacción personal de haber convertido a las transformistas en una pieza clave de la noche madrileña”, afirma con orgullo.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.