Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina

Joaquín Sabina salía con los ojos vidriosos al escenario. No era para menos. Regresaba con su gira a Madrid después de haber llenado el aforo en sus fechas de junio y con un nuevo álbum, Lo niego todo, que, con poco más de cuatro meses en el mercado, todavía necesita afianzarse en su repertorio. El […]

Pablo Carrasco de Juanas

Pablo Carrasco de Juanas

Mariquita inquieta. Siempre llevo la cámara cargada por si aparece la reina Letizia (…o Leticia Sabater). ¡Ah!, también escribo.

19 julio, 2017
Se lee en 2 minutos

Temas: , , ,

Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina

Joaquín Sabina salía con los ojos vidriosos al escenario. No era para menos. Regresaba con su gira a Madrid después de haber llenado el aforo en sus fechas de junio y con un nuevo álbum, Lo niego todo, que, con poco más de cuatro meses en el mercado, todavía necesita afianzarse en su repertorio. El público, que había vuelto a agotar localidades por tercera vez consecutiva en menos de un mes, le recibía en pie –“Tan joven y tan viejo… like a Rolling Stone”– y el de Úbeda, agradecido y emocionado, les dedicaba  sus primeras palabras: “Sería un miserable si negara lo que nos conmueve a estas alturas y con la que está cayendo, en pleno 18 de julio, que estén ustedes con este estado tan alto de complicidad llenando por tercera vez”.

Lo que se vivió después en el Wizink Center fue una sinergia de energía desbordante. Tras una, según palabras del propio Sabina, “primera parte de tortura” –bendita tortura– con “un puñado de temas nuevos” como Quién más, quién menos, No tan deprisa o Lágrimas de mármol, vendría una hora y media de himnos sabineros. Por el bulevar de los Sueños RotosRuido, 19 días y 500 noches, PrincesaPastillas para no soñar... En este setlist eléctrico no faltó Yo me bajo en Atocha, un guiño especial a su Madrid, esa ciudad “invivible pero insustituible” que tantas alegrías le ha dado. 

Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina

Arropado por su banda, o más bien por su familia –después de más de treinta años con Pancho Varona y Antonio García de Diego, así se consideran–, levantó del asiento a un público, de edades diversas pero con similar entusiasmo, que bailó y le hizo los coros en varios momentos. El pabellón se había convertido en una fiesta sabinera a la que era prácticamente imposible no unirse. 

Para sorpresa de todos, también estaba invitado a participar de esta celebración Leiva, ex componente de Pereza y uno de los puntales del nuevo trabajo de Sabina. Una guinda musical que le lanzó in crescendo a los bises y que se cerró con una nueva y gigante ovación del respetable. Madrid se había vuelto a quitar el bombín ante el poeta, demostrándole que al “lugar donde has sido feliz (SÍ) debieras tratar de volver”. ¡Larga vida a Sabina!


Más fotos del concierto, pasa página

Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina

Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina

Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina

Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina

Madrid se vuelve a quitar el bombín ante Joaquín Sabina


FOTOS: Miguel Ocaña San Julián

Otras noticias de música, AQUÍ

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023