21/07/2018

Momentos en los que el deporte se convirtió en ‘morbo gay’

9 octubre, 2017
389
Léetelo en 2 minutos

1. El paquete del boxeador David Allen

El británico David Allen se enfrentaba a David Howe en la categoría peso pesado. Sin embargo, lo que llamó la atención de esa pelea fue el momento previo en el O2 Arena de Londres. El boxeador, también conocido como White Rhino, se acercó a la balanza con un detalle que sorprendió tanto al público como a su rival. Se presentó para hacerse la foto promocional con un calcetín dentro de su ropa interior, lo que causó las risas del público y de su rival. Después, el luchador despejó cualquier tipo de dudas en su cuenta oficial de Twitter, al ser consultado por la veracidad de sus atributos: “Sí, tenía algo más en en mis boxers. Una media, pero solo una…”.


2. El momento del corredor que se dejó todo al descubierto

La llegada a meta de Jozef Urban en el maratón de la paz de Kosice, en Eslovaquia, se ha convertido en uno de los vídeos más vistos en Internet en los últimos días por culpa de un descuido. El atleta, que terminó en décima posición, cruzó la meta con el pene y los testículos al aire ante la atónita mirada de los espectadores.

En dos ocasiones más, el deporte nos enseñó que tiene un lado morboso, pasa página

3. El beso entre Mike Bernardo y Jéröme Le Banner

Dos boxeadores enfrentados en la semifinal. Uno decide besar al otro. El otro se siente raro y ante la duda, le devuelve el beso. Así comienza el combate, ¿que mejor forma de empezar?


4. El momento ‘tocamiento de paquete’ de Michel a Valderrama 

Míchel explicó hace poco el ‘tocamiento’ que le hizo a Carlos ‘El Pibe’ Valderrama en un Real Madrid-Valladolid de la temporada 91-92. El exmadridista, seguramente para provocar al colombiano, empezó a tocarle repetidamente el paquete al jugador colombiano. Michel comentó que “hubo unos problemas con Valderrama durante el partido. Le dijo a un jugador de los nuestros que no hablaba español, concretamente Prosinecki, ‘me vas a tocar…’. Yo le comenté que él no había sido, sino Fernando Hierro, y entonces me contestó: ‘Tú también me los vas a tocar…’, a lo que le respondí: ‘¡Yo sí te los tocó!’. ¿Pero por qué dicen que le provoqué? Fue un arrebato”.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.