La homosexualidad reprimida de ‘La Manada’, a debate

Hace ya más de un año que tuvo lugar el suceso, conocido actualmente como el caso de La Manada. En Pamplona, cinco hombres tienen sexo con una chica, le roban el móvil y además, la dejan tirada en un portal de madrugada. Este caso de abuso sexual lleva recorriendo los informativos y las páginas de […]

11 diciembre, 2017
Se lee en 2 minutos

Temas:

La homosexualidad reprimida de ‘La Manada’, a debate

Hace ya más de un año que tuvo lugar el suceso, conocido actualmente como el caso de La Manada. En Pamplona, cinco hombres tienen sexo con una chica, le roban el móvil y además, la dejan tirada en un portal de madrugada. Este caso de abuso sexual lleva recorriendo los informativos y las páginas de los periódicos durante mucho tiempo, pero ahora hemos descubierto un nuevo punto de vista de este hecho, una reflexión que nos ha dejado impactados.

Lucía Etxebarria expone sus argumentos sobre este caso en una columna de opinión de El Periódico. Haciendo un balance de lo sucedido y comentando las características que conocemos de los agresores, la escritora se atreve a afirmar que nos encontramos ante un caso de ‘budsexers’, o lo que es lo mismo, homosexualidad reprimida.

“No podían estar tan necesitados de sexo. Pero querían hacerlo todos juntos con la misma, ¿Por qué? Porque ella no cuenta. Lo que querían era verse la polla los unos a los otros. Porque están tan reprimidos que no pueden reconocer en alto su parte homosexual. Porque no pueden reconocer que les encanta ver a otro hombre excitado, teniendo sexo, teniendo un orgasmo. La chica es la coartada: estamos con una chica, por lo tanto no somos homosexuales. Pero sí, en parte o en todo. Como casi todos los hombres”.

Lucía define a los budsexers como “hombres que tienen sexo con otros hombres pero que no quieren reconocerse a sí mismos sus tendencias homosexuales”, como podrían ser presos, militares o sacerdotes. La premio Planeta expone que estos hombres son tan homófobos porque todo lo que suene a homosexual les da pánico, y por tanto, tener sexo entre ellos con una mujer no se considera homosexual a pesar de estar relajando sus incontrolables ganas de acostarse con un hombre.

Sin duda, Etxebarria hace un planteamiento completamente novedoso en la búsqueda de explicaciones sobre los motivos que pudieron llevar a estos cinco hombres a cometer semejante acto.

Más noticias LGTB, AQUÍ

Shangay Nº 563
Portada de la revista Anuario 2023
  • Mayo 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023