19/06/2018

The Switch 2: hablamos con dos queens y nos cuentan todo

8 enero, 2018
2984
Léetelo en 11 minutos

The Switch Drag Race: El arte del transformismo es un concurso de talento y programa de telerrealidad chileno transmitido por Mega. Fue estrenado el 8 de octubre de 2015 y finalizó el 17 de enero de 2016. El objetivo del programa es encontrar al mejor transformista de Chile entre sus diecisiete concursantes. Es la versión local del programa estadounidense RuPaul’s Drag Race. Su segunda temporada, The Switch 2, cuenta con dos concursantes de la edición anterior, una de la ellas la ganadora, y dos de RuPaul’s Drag Race. Hace ya un tiempo que el programa se grabó y dijeron que lo sacarían en el momento oportuno, pero como aún no se sabe nada, decidimos hablar con las queens que más cerca tenemos: Diva Houston, de nacionalidad brasileña residente en España, y Pakita, española.

Para leer las entrevistas, pasa página


Foto: Manuel Pérez

Franciska Tolika, Pakita, es una drag queen española, de Sevilla, que se mueve sobre todo por la zona de Andalucía, donde es muy conocida. 

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llegaste al reality?
PAKITA ⇒ La manera en que llegué al reality nunca me la habría creído. Un día por Facebook se puso en contacto conmigo una chica cuyo nombre jamás olvidaré. Macarena de Cea me contó que trabajaba para The Switch 2 y que estaban buscando participantes en España. Yo en un primer momento me quedé como extrañado diciendo, bueno, qué ven en mí como para ponerse en contacto conmigo desde Chile. ¿No hay muchísimas otras mejor que yo? Con mejor maquillaje, mejor vestuario, mejor show… Después me di cuenta de que eso era lo de menos.
Al principio me pedían fotos y me hacían preguntas que yo contestaba pensando que todo podría ser algún tipo de estafa, porque yo no me fío ni de mi mismo. Pero, bueno, de momento nada de eso me comprometía. Se ponían en contacto conmigo cada mes o dos meses para decirme que había superado una nueva fase. Y muchas veces yo pensaba que no me llamarían más hasta que un día me dijeron de hacer una entrevista por Skype. Yo acepté, y así vería a las personas con las que había estado hablando tanto tiempo. Y ahí me encontré a Macarena y en esa conexión acabé cantándole Como una ola de Rocío Jurado, entre otros temazos. Cuando terminó esa llamada pensé que sería mi última toma de contacto hasta que, poco tiempo después, me llamaron para preguntarme si estaba preparado para el viaje… Me quedé en shock. A partir de ahí, hablamos del tema de honorarios y fechas y, casi sin darme cuenta, me vi montado en un avión con destino a Santiago de Chile.

SHANGAY ⇒ ¿Qué tal fue tu experiencia?
PAKITA Para mí ha sido una experiencia que ha cambiado mi vida. Mi forma de pensar y ver las cosas han cambiado y eso es lo que me llevo principalmente del programa. Crecer como persona y haber conocido a gente con la que he compartido momentos de ensueño. Pero no todo fue de color de rosa, ya que las jornadas de trabajo, sobre todo al principio, eran maratonianas. Yo que soy un lirón y puedo dormir durante días, lo que peor llevo en la vida es madrugar, y tenía que despertarme antes de las 7 de la mañana porque cada día tenía que afeitarme, prepararme y desayunar antes de las 8, que venían a buscarnos al apartamento. Y había días que terminábamos bien pasada la medianoche. Otros días cuando finalizaba la grabación, yo por exigencias de mi show tenía que ir a ensayar a un lugar el cual solo estaba disponible a ciertas horas. Las personas de Santiago probablemente lo conozcan, es el Havana Salsa. Había días que llegaba exhausto al apartamento. A eso tenemos que sumarle que comenzamos a grabar en julio, pleno invierno en el hemisferio sur. Un frío infernal que me llevó a tener que medicarme de un resfriado. Yo que de por sí no tengo una voz prodigiosa y allí nos hacían cantar en directo, cosa que me parece ridícula…; a eso le sumas la garganta destrozada por el frío y tenemos una mezcla explosiva. Ya me hubiera gustadover a mis compañeras subirse a una tela a 8 metros de altura. Pero está más valorado cantar…
Ya que del programa mucho no puedo contar, porque aun no ha salido, sí puedo contar mi experiencia en torno al programa.
Cuando llegué a Santiago en avión, yo con 22 añitos salí con mis 4 maletones, más grandes que yo por la puerta del aeropuerto con un miedo que no me lo creía ni yo. No sabía a quién me iba a encontrar, miraba por todas partes a ver si en algún cartelito ponía mi nombre. Pero nada. Hasta que llegué al final de la fila. Y un hombre se acercó y me dijo: “¿Pakita? Soy de Mega y vengo a recogerte”.
Hasta que no entré en las instalaciones del canal no me lo creí. Jamás había visto la televisión desde dentro y aquello parecía el país de las maravillas. No se es consciente de cuánta gente trabaja allí hasta que no lo vives. Desde vestuaristas que con un alfiler te hacían maravillas en un traje como la maravillosa Zafira; peluqueros que con el bote de laca me hacían sentirme como la Pantoja en su buena época, gracias Pablo. O productoras como Pato o Constanza que se las apañaban para darme todo lo que necesitaba en cada momento. ¡Me sentí una reina! Todo el mundo pendiente de mí, me guardaban y escondían por todas las instalaciones de la cadena para no encontrarme con otras concursantes, era muy divertido.

Los fines de semana los teníamos libres y las compañeras los aprovechábamos para conocer Santiago de día y de noche. Fuimos a ver los shows de las transformistas locales, que ya sabían que las concursantes extranjeras de The Switch 2 estaban por Santiago, pero no sabían quiénes éramos. Obviamente, al entrar al local una piara de maricas con más máscara de pestañas que ellas les hacía sospechar. Nos preguntaban durante el show que de dónde veníamos, nos tanteaban… Pero las chicas no eran muy fiesteras, solo Kandy me seguía el rollo. Y cuando íbamos por los diferentes antros, claro, yo no era nadie pero a ella sí la conocían. Ya había concursado anteriormente en RuPaul’s Drag Race y muchos chicos se acercaban a pedirle fotos y a hablar con ella.

Pasaban los días y yo aún no me creía dónde estaba y qué estaba haciendo. Tardé tiempo en entender que en Chile, pese a sentirme allí como en casa, existe una brecha cultural grande. Allí todo funciona, pero funciona a su manera. Lógico, pero yo que voy con mi mente y mi forma europea de pensar de “todo, aquí y ahora”, obviamente me choqué muchas veces al ver que allí tienen una forma más sosegada  de hacer las cosas. Probablemente mucho más válida que la mía, pero a mí me sacaba de quicio. Aprendí a esperar y a utilizar la espera.

SHANGAY ⇒ Parece ser que hace mucho que se grabó… ¿Cuándo fue y por qué crees que no ha salido aún?
PAKITA ⇒ Es cierto que hace muchísimo que se grabó, aunque para mí parece que fue ayer. Pero es un programa en el que han invertido mucho dinero y no se pueden arriesgar a lanzarlo al aire a la primera. La última vez que hablé con alguien del programa me dijo que la televisión chilena no estaba pasando por un buen momento, pero que el reality saldría al aire, solo que aún no tenían la fecha. Pero cuanto más tiempo dejen pasar, más se pierde la magia… y ya va por año y medio.


Pakita con Rubén Errebeene y Mark Esaa.

SHANGAY ⇒¿Cuánto tiempo llevas siendo drag? ¿Cómo empezaste?
Pakita ⇒ Como el concepto de drag creo que tiene diferentes significados dependiendo de a quién le preguntes, pues yo voy a hablar del mío. Te podría decir que llevo desde pequeño haciendo drag. Performando estéticamente, y posteriormente en diferentes aspectos del arte, sobre el género. Pero sabiendo que lo que hago es Drag puede ser hace unos cinco años, cuando iba con mi amiga y alma gemela Belial por las fiestas góticas de Sevilla. De ahí surge ese lado siniestro que siempre intento dejar ver en mis looks, en mayor o menos medida. Posteriormente, empecé a salir por fiestas de ambiente hasta que se fijaron en mí. El primer show que hice fue Lady Marmalade con tres chicas más. Nunca me encantó esa canción, pero tuve que adecuarme a lo que me dijeron que debía hacer, como tantas veces en la vida. Pero aún mejor recuerdo el día que hice la primera canción que me gustó realmente, porque mi show no dependía de nadie, solo de mí. Y eso fue en Alicante. Sevilla tardó en apreciarme y tampoco lo hizo muy bien. Esa canción fue He visto a la Virgen de Putilatex, y yo ataviada con toda mi indumentaria religiosa hice un show que siempre recordaré. Me sentí plena, llena y viva. La iconografía religiosa es algo que también marca mucho a mi personaje. Ni mucho menos quiero burlar la creencia de nadie pero quiero que respeten que esta religión también es parte de mi cultura, he nacido en Sevilla y he vivido la Semana Santa y para mi el ideal de belleza femenina es una virgen. Por lo que voy a utilizarla para representar lo que crea conveniente de los diferentes aspectos de mi vida, gusten o no, ya sea la sexualidad, los vicios, la muerte… porque todo eso también lo contempla la religión. La mayor parte de estas cosas no pude expresarlas en la televisión chilena. Mis alusiones a la religión no podían ir más allá de algún complemento. Al igual que no podía enseñar ciertas partes de mi cuerpo, cosa que respeto, ya que son las normas a las que me acogí cuando firmé un contrato, pero que no dejaron a Pakita mostrar su verdadera forma de ser y su personalidad.

SHANGAY ⇒ ¿Volverías a participar en un reality así?
Pakita ⇒ Me encantaría volver a participar en un programa así sabiendo todo lo que sé ahora. Cosa que muchas de mis compañeras, entre ellas todas las chilenas, llevaban de ventaja. Ellas ya sabían perfectamente cómo funcionaba todo aquello, aparte de jugar en casa. Ahora lucharía por mostrar lo que soy y no me conformaría con lo que quieran de mi. Sabría qué tipo de contenido quieren generar y lo que debo de hacer para ello… Show must go on!


Pakita en uno de sus shows.

Para leer la entrevista de Diva, pasa página


Diva junto a Kandy Ho, en la grabación del programa.

Diva Houston es una drag queen de Brasil que comenzó en 1998 por los bares de Sao Paulo.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo llegaste al reality?
DIVA ⇒ La producción llevaba tiempo buscando gente de fuera para concursar, se pusieron en contacto conmigo por indicación de una compañera, me explicaron un poco, les mande algunos vídeos para el casting, y me eligieron…

SHANGAY ⇒ ¿Qué tal fue tu experiencia? 
DIVA ⇒ Ha sido increíble, sin duda fue una gran experiencia, y poder compartirlo con todas las concursantes. Las participantes extranjeras tuvimos muy buen recibimiento dentro y fuera del  concurso. Hice buenos amigos, tanto entre las compañeras como del equipo de producción. He aprendido muchísimo. 

SHANGAY ⇒ Parece ser que hace mucho que se grabó, ¿Cuándo fue? ¿Y porqué crees que no ha salido aún? 
DIVA ⇒ Hace cosa de un año que lo grabamos y de momento no hay fecha de estreno. Y la verdad, no sabemos cuál es motivo de no haberse estrenado aún. Estamos todos deseosos de que salga ya, pero supongo que son cosas de la programación de la cadena… Toca esperar.

SHANGAY ⇒ ¿Cuanto tiempo llevas siendo Drag? ¿Cómo fue tu primera experiencia?
DIVA ⇒ Se van a cumplir veinte años de la primera vez que me travesti el próximo mes de abril. La primera vez todo es una fiesta y estás como en una burbuja, viviendo una fantasía, y solo quieres divertirte y que te vean. Fue una gran experiencia. 

SHANGAY ⇒ ¿Volverías a participar en un reality así?
DIVA ⇒ Sin duda alguna, ha sido una gran experiencia. Se aprende muchísimo, se viven momentos muy bonitos con los compañeros; también hay mucho estrés, pero es parte de este trabajo. 


Diva con Supremme De Luxe.

 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.