21/06/2018

Érase un beso gay que tapó la pintada de una esvástica nazi

12 enero, 2018
37
Léetelo en 1 minuto

Ibo Omari a través de su ONG Die kulturellen Erben (El patrimonio cultural) comenzó su campaña Paintback con el objetivo de convertir los símbolos y lemas detestables e intolerables de las calles de Alemania en algo simpático y creativo.

En Alemania, el concepto de ‘paintback’ ha cubierto ya un montón de esvásticas de las paredes de la ciudad, ya que, desgraciadamente, los grupos de extrema derecha alemanes han comenzado a mostrar signos de una mayor actividad.

Mediante el uso de simples diseños y plantillas, los artistas de grafiti que participan en Paintback esperan inspirar a otros a responder a los mensajes de odio que aparecen por la calle, y hacer algo agradable con ellos.

A través de un breve vídeo compartido en las redes sociales que se hizo viral, la campaña se ha extendido rápidamente a otras ciudades del país y más allá. Y están publicando sus propias alteraciones de esvásticas con el hashtag #Paintback.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.