23/06/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

¿Salen baratas las agresiones homófobas en España?

5 marzo, 2018
Léetelo en 2 minutos

20 días de multa a razón de 10 euros de cuota diaria. Y gracias. El cantante queer R.S. se ha puesto en contacto con Shangay para expresar su malestar por la sentencia –irrisoria bajo su punto de vista–, donde queda claro que los delitos de odio relacionados con la condición sexual se esconden bajo casi una total impunidad.

“Dile al hijo de puta que salga, voy a matar al maricón ese, hasta que no me pida perdón no le dejo, mira lo que tengo (refiriéndose al arma)”. Estas son las palabras textuales que se recogen en la denuncia, con fecha de 24 de junio de 2014, pronunciadas por el agresor justo en la puerta del bar donde R.S. trabajaba como cocinero. Sin motivo aparente, comenzó a sufrir insultos homófobos “simplemente por mi aspecto queer, de un señor que “pertenece al Colegio de los Agentes Comerciales de la Comunidad de Madrid”, explica la víctima. 

El artículo 620 del Código Penal explica que “serán castigados con la pena de multa de diez a veinte días: os que, de modo leve, amenacen a otro con armas u otros instrumentos peligrosos, o los saquen en riña, como no sea en justa defensa, y salvo que el hecho sea constitutivo de delito y los que causen a otro una amenaza, coacción, injuria o vejación injusta de carácter leve”, texto en el que se apoya la sentencia para solucionar el litigio. Teniendo en cuenta que ha estado “tres años sin poder trabajar”, el protagonista comparte su caso para ejemplificar que los daños y perjuicios sufridos no se corresponden con la cuantía percibida…

También te gustará leer

Gus Kenworthy y su novio protagonizan un anuncio

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.