19/10/2019

Olly Alexander, esclavo del ritmo en el nuevo vídeo de Years & Years, ‘Sanctify’

8 marzo, 2018

Se ha hecho de rogar Sanctify, la vuelta de Years & Years, que han sabido exprimir el éxito de su debut homónimo. Gracias al cual Olly Alexander se reveló como uno de los nuevos iconos LGTB del pop internacional, abiertamente gay y siempre dispuesto a defender la visibilidad con sus actos y también su música.

Tras una intensa semana de teasers varios en las redes sociales, por fin han estrenado el vídeo de Sanctify, que sorprende por diversos motivos. Empecemos por la canción, que supone una continuación clara de su propuesta, reafirmación de su estilo, y realmente sin madera de gran hit. En ese sentido sí han arriesgado, porque no es una canción obvia. Sí llama la atención cómo bebe de la Madonna de Erotica, y cómo Sanctify viene a ser en cierto modo la variante millennial de un clásico como It’s a Sin de Pet Shop Boys. Eso sí, Olly Alexander cita como inspiración I’m a Slave 4 U de Britney Spears…, y escuchando el tema tiene todo el sentido.

Lo del vídeo ya es otra cosa, porque el despliegue de medios apabulla. En cierto modo me ha recordado a cómo Universal –su sello– tiró la casa por la ventana –con poca fortuna, todo sea dicho– cuando llegó la hora de lanzar Ta-Dah, el segundo álbum de Scissor Sisters. Sanctify supone el arranque de una distopía protagonizada por Olly Alexander, con sus compañeros Mikey Goldsworthy y Emre Türkmen en papeles secundarios. A caballo, en cuanto a concepto y estética, entre Los juegos del hambre y El cuento de la doncella, Olly interpreta a un ser humano convertido en una rara avis en una sociedad dominada por androides. Y eso sí, en cuanto le dejan, demuestra con hechos aquella máxima inmortalizada por Madonna de “only when I’m dancing can I feel this free”. Alexander ya ha apostado por la capacidad liberadora del baile antes en vídeos como el de King, e incide en esa idea en el de Sanctify.

Este va a ser un gran año para el pop de contenido abiertamente homosexual, todo apunta a ello. Si hace una semanas Troye Sivan nos hechizaba con My My My!, una abierta celebración de su (homo)sexualidad, ahora Years & Years hacen lo propio con Sanctify. Sobre ella, Alexander ha declarado: “Quería escribir una canción inspirada en parte en la experiencias que he tenido con tíos que se identifican como heteros con los que he tenido algo más que una amistad…”. Hechos reales que han dado pie a esta fantasía que no ha hecho más que empezar. To be continued.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.