27/05/2018

Mario Casas, ante un nuevo reto en ‘Bajo la piel de lobo’: “Los actores debemos arriesgar”

9 marzo, 2018
41
Léetelo en 5 minutos

Mario Casas se ha convertido en todo un experto a la hora de protagonizar películas que le suponen grandes cambios físicos, un hecho que demuestra su ambición por no estancarse como ídolo carpetero adolescente, que poco tiene que ver con el deseo de ganar reconocimiento a ojos de la crítica. “Al final, estos cambios de los últimos años tienen más que ver con las casualidades y los guiones que me llegan imposibles de rechazar. Veo carreras de actores a los que admiro como Tom Hardy, que arriesga mucho en cada personaje, y eso es algo que debemos hacer…, tanto en lo emocional como en lo físico. No hay que estancarse, sino madurar”.


Polo Original Penguin
Pantalón Adolfo Domínguez
Deportivas Levi’s

En Bajo la piel de lobo da vida a Martinón, un solitario alimañero, último habitante de un remoto pueblo de principios del siglo XX, cuya forma de vida se limita a cazar animales para posteriormente, solo una vez al año, mezclarse con la civilización y vender sus pieles. Hablamos de un hombre hecho a sí mismo, de una fortaleza incuestionable, y que ha de resistir fríos inviernos incomunicado. El título habla por sí solo, una reflexión sobre cómo conservar tu identidad intacta y qué ocurre cuando influencias externas entran en juego. De paso, invierte el tradicional refrán del lobo con piel de cordero. “Las personas puras y poco contaminadas con la parte negativa de la sociedad son bastante ‘cordero’. La nobleza de mi personaje está precisamente ahí, y solo en el momento que se relaciona con el ser humano y empieza a vivir con él esa pureza comienza a mancharse”, explica.

Un reto con el que el actor se frotó las manos, y en el que se vio bastante reflejado: “Vivo aislado, casi en la montaña, con mi perrita y fuera de la sociedad. En el centro va todo demasiado rápido, necesito mi espacio y me gusta estar solo. Así que soy un poco como mi personaje, pero en el siglo XXI”, afirma entre risas. Así que aprovechó la coyuntura personal para volver a cambiar su aspecto. “Había cogido un par de kilos tras dejar de fumar, y me propuse ensanchar aún más, que me parecía lo idóneo. Engordé unos diez kilos, me dejé barba y pelo largo… Como mi personaje no se comunica y no expresa lo que siente, tenía que haber algo muy físico, imponente. Cuando leí el guion me imaginaba un Javier o Carlos Bardem, un tío grande y robusto… Con ese físico se cuenta mucho”.

Para continuar leyendo el reportaje, pasa página


Polo Original Penguin
Pantalón Nudie Jeans
​Deportivas Levi’s

Las portentosas Irene Escolar y Ruth Díaz completan el elenco de la ópera prima del cineasta Samu Fuentes –sirva también como homenaje a la Asturias natal del director–, que recuerda a primera vista a El renacido de Iñárritu y Di Caprio por su fotografía preciosista, ritmo pausado y una ausencia pronunciada de diálogo que multiplica la importancia de cada mirada, expresión y sonido. Aunque lejos de lo que pueda parecer, para Casas no ha variado un ápice la preparación de su personaje. “Me preguntan mucho sobre la composición, y si hay diferencias con otros personajes con más texto. Da igual cuánto hable; al final tienes que expresar, y en este caso permite disfrutar más de la naturaleza. Habrá que abrir todos los sentidos, porque se dice mucho sin palabras”

En uno de sus descensos primaverales al valle, su personaje permite que Adela (Irene Escolar) entre en su vida. Con ella empezará a descubrir nuevos sentimientos, se volverá más vulnerable y se generará una indescriptible química basada en el lenguaje no verbal. “Para nosotros era una pena no poder sumergirnos más en nuestra relación. Cuando vi la película como espectador me dio rabia ver por qué no se hablan, no se miran, y no se sientan el uno delante del otro a descubrirse. Es muy interesante analizar la convivencia entre ellos durante meses y cómo no se llegan a conocer, que también es el reflejo del día a día actual”, explica Mario, justo antes de reconocer cuál fue la parte más comprometida del rodaje. “En las escenas de sexo, es chocante cómo mi personaje ni se expresa ni se controla y llega a ser hasta desagradable… Porque al final estamos hablando de un animal. Era tan violento que fue un trabajo muy de sentarme a hablar con Irene, y estoy contento con el resultado”. No es para menos.

Para continuar con el reportaje, pasa página

Para continuar con el reportaje, pasa página


Fotos RUBÉN VALLEJO
Ayte. foto ELENA DÍAZ
Estilismo ARTURO ARGÜELLES 
Ayte. estilismo ABRAHAM RODRÍGUEZ
Agradecimientos Hotel Barceló Torre de Madrid

LA PELÍCULA BAJO LA PIEL DE LOBO SE ESTRENA EL 9 DE MARZO EN CINES


 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.