23/07/2018

Los comentarios homófobos más polémicos

20 marzo, 2018
82

Políticos, miembros de la Iglesia y personajes públicos… Son muchas las personas que, micrófono en mano y frente a una cámara, han hecho comentarios sobre el colectivo LGTB que han ofendido a más de uno. Y con motivos. Unos en forma de chiste sin ninguna gracia, otros como ‘inofensivas’ opiniones y algunos como sentencias definitivas, pero todos cargados de homofobia, transfobia y mucha, mucha ignorancia. 

Los políticos, que a menudo tienen que dar su opinión sobre temas de actualidad, han tenido muchas oportunidades para dar declaraciones poco acertadas. Un claro ejemplo de ello es la exalcaldesa de Madrid, Ana Botella. En 2005, en un programa de televisión le preguntaron por la ley de matrimonio igualitario que se estaba gestando en el Congreso por aquel entonces. Ella, sin dudarlo mucho y usando una metáfora digna de Barrio Sésamo, comparó a los hombres y las mujeres con frutas para explicar, de alguna forma, que ella no estaba de acuerdo con esta nueva ley. 

“Las manzanas no son peras. Si se suman una manzana y una pera nunca puede dar dos manzanas”.


Para más comentarios homófobos, pasa página

La Iglesia también ha sentido la necesidad de opinar sobre la comunidad homosexual. Y en España parece que aún más. Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, es conocido por aprovechar sus sermones para opinar sobre temas como la homosexualidad, el machismo o la prostitución. En una de sus intervenciones más sonadas, el obispo llegó a decir que los homosexuales encontrarían el infierno…

“Aquellas personas que hoy llevadas por tantas ideologías que acaban por no orientar bien la sexualidad humana, piensan ya desde niños que tienen atracción hacia las personas de su mismo sexo y a veces para comprobarlo se corrompen y se prostituyen o van a clubs de hombres nocturnos. Os aseguro que encuentran el infierno”.

Tras la polémica causada por estas declaraciones, el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, decidió pronunciarse. Sin embargo, lejos de pedir perdón o de recular, decidio contribuir a la polémica soltado más perlitas

“Las relaciones homosexuales son objetivamente desordenadas. Si es enfermedad o no, eso no es competencia de la Iglesia”.


Para más comentarios homófobos, pasa página

En televisión, presentadores, colaboradores o personajes públicos han opiniado también sobre una comunidad entera sin tener demasiada idea.

Hace unos años, El Fary, en una entrevista televisiva, habló sobre “el hombre blandengue”, que, según él, es el hombre que básicamente ayuda en casa, va a hacer la compra o lleva a pasear a sus hijos. El hombre blandengue es el hombre que, según él, lleva a cabo los labores que debería hacer una mujer. El hombre blandengue es ese hombre afeminado. Machismo y homofobia en su combinación más pura.

“Al hombre blandengue le detesto. Ese hombre de la bolsa de la compra… ¿qué te voy a decir yo?  Y el carrito del niño con el coche y venga no sé qué…”.

Bertín Osborne, cantante y presentador, suele estar en el ojo mediático por sus desafortunados comentarios. En una ocasión, cuando presentaba un programa infantil, rodeado de niños, decidió ser graciosete y soltar un chiste sobre el aceite que los homosexuales supuestamente sueltan. El público se rio, los niños no entendieron nada… y ofendió a un colectivo entero. 

“Mira, mientras tú no veas que hay aceite en el suelo, no hay problema…”.

Otra presentadora que suele ser bastante criticada por sus declaraciones es Aída Nízar. En uno de los episiodos de Objetivo Aída, su programa en la televisión catalana, en el que analizaban la situación de los homosexuales en Cataluña y la celebración del Orgullo LGTB, soltó varios comentarios que molestaron a muchos. Aunque su intención durante todo el programa era apoyar al colectivo, la realidad es que no le hizo ningún bien.

“¿Es lo mismo un heterosexual que un homesexual? Sí. Pues entonces compórtense como tales”.

En un programa de Intereconomía, Eduardo García Serrano, un habitual colaborador de la cadena, mientras se hablaba sobre la transexualidad y las personas transgénero, llegó a asegurar que sería capaz de cometer un delito homófobo.

“Si un LGTB HJKLMNOPQRSTUVXYZ que antes tenía escroto y pene y ahora se ha hecho un vagina de diseño y se ha puesto unas tetas de saldo va a la clase en la que están mis nietos a hablarles de las bondades de la sodomía y de las bondades de los placeres sáficos yo voy a la cárcel, señoría, y además con razón”.

Siguiente artículo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando consideramos que acepta su uso. Más información en la información sobre cookies.

 

Cerrar
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.