18/06/2018

Cachorro Lozano retrata el homoerotismo hipersexualizado en ‘Vacaciones’

24 mayo, 2018
2156
Léetelo en 5 minutos

El ilustrador Cachorro Lozano –bilbaíno residente en Madrid– presenta su nueva exposición de dibujo, Vacaciones. Una oda a los hombres desnudos que conviven y disfrutan bajo el sol en plena naturaleza.

Lo salvaje y el verde se entremezclan en su obra con la hipersexualización del cuerpo masculino, dando lugar a una parada en el tiempo, creando un espacio onírico para el recreo y el sexo. En la muestra, que estará expuesta en las paredes del restaurante Crack a partir del 24 de mayo, los hombres se funden con las plantas, que trepan por sus torsos desnudos como si fuesen hiedras que lo resguardan del caluroso verano.

De esta manera, Lozano continúa en Vacaciones su revisión constante de la sexualidad y el replanteamiento del sujeto marica.

Crack · C/Luna, 24 · Hasta el 24/06 · Madrid

Cachorro Lozano. 'Vacaciones'

Cachorro y Los Santos

Sexo y religión, dos conceptos tan distintos entre sí y tan unidos a través de ciento de artistas contemporáneos que hay veces que los dos se complementan o no se entienden el uno sin el otro. Eso parece haberle ocurrido al artista Cachorro Lozano con su última aventura.

Estas son las bases principales de Los Santos, el proyecto en el que Cachorro, 50% de Semen Up, ha estado inmerso en los últimos meses, y con el que le ha dado una vuelta de tuerca a todo su universo creativo donde el sexo era el único protagonista. Una obra homoerótica de estilo naíf que a muy pocos ha dejado indiferente. Y no nos extraña. El joven artista, natural de Bilbao, se encuentra con Shangay tras su visita a México para hablar de sexo, hombres, el lado erótico de la religión y la cultura queer.


Cachorro Lozano. 'Vacaciones'

Fotografía: Alejandría Cinque


Llegó a la pintura casi por casualidad. Una ruptura le valió para tomar esta forma artística como vía de expresión en aquel momento, con la ayuda de un pequeño cuaderno y unas cuantas ceras. “Empecé a pintar con lo que tenía a mano”, nos cuenta.

Cachorro defiende que hay que aprovechar lo que tenemos a nuestro alrededor a la hora de crear, y en su salto a la pintura de gran formato esta idea ha sido determinante. “El primer lienzo en el que pinté me lo encontré en la calle, creo que fue una señal”, asegura.

La pintura siempre había sido una asignatura pendiente desde que estudió Bellas Artes, que con Los Santos ya ha logrado superar. ¿Y por qué es San Sebastián el protagonista de esta colección? El santo más queer del catolicismo también fue determinante a la hora de dar este paso. “Tengo mucho afán por guardar y coleccionar cosas, y siempre me ha gustado coleccionar estampas de San Sebastián.

La idea de convertir a San Sebastián en un santo de piel negra, dotado de grandes atributos, me parecía un puntazo. Me recordaba mucho a lo que hizo Madonna en el videoclip de Like A Prayer. Una visión de la imaginería religiosa única, a medio camino entre lo naíf y el pop art con una sexualización extrema de lo masculino.

San Sebastián, todo un icono gay, se convertía así en el protagonista perfecto para Los Santos. “San Sebastián fue un mártir que se resistía a morir, no pararon de flecharlo y él aguantaba, y yo veo ahí un reflejo de lo que los homosexuales hemos vivido a lo largo de la historia. No han parado de atacarnos, y todavía siguen haciéndolo, pero aun así conseguimos transformar el dolor en belleza. Es todo un triunfo”. Aparte de eso, Cachorro asegura que la imagen de un hombre semidesnudo atado a un árbol y recién flechado le parece “una preciosidad”.


“MADRID ES MUY SEXUAL. ES UNA CIUDAD QUE HUELE A SEXO”


Toda su obra tiene como epicentro el sexo, algo que el artista vasco explica como reflejo de su propia vida personal. “Tengo 24 años y estoy en un momento muy sexual de mi vida. Yo vengo de vivir en un pueblo, y para mí vivir en Madrid ha supuesto un resurgir sexual absoluto. Madrid es muy sexual, es una ciudad que huele a sexo”. Tanto que, tras dejar de pintar a su ex novio, Cachorro se dedicó a plasmar en sus dibujos a los hombres con los que se había acostado para formar una especie de diario sexual.

En cuanto a proyectos futuros, Cachorro Lozano no abandonará el sexo como tema principal de su obra, pero no sabe si tocará algún tema religioso más. “Quiero aprovechar que he hecho muchas fotografías a lo largo de todo estos años. Tengo muchas fotos hechas de penes. Es algo con lo que me siento muy identificado, mi obra es muy falocéntrica… y mucha gente critica eso. Hay gente que rechaza mi obra por ser demasiado explícita, pero yo veo que es algo muy relacionado conmigo, con mi forma de ser”.

Hipersexualización masculina y erotismo en su máximo exponente como marca de un artista sin tabúes que, aparte de la pintura, también saca tiempo para la fotografía, realizar performances (como las de México hace unos días) o la música. Un abanderado de la cultura queer que intenta derribar barreras con su obra incluso dentro de nuestro propio colectivo. “Enseguida nos censuramos. Solo hay que ver todo lo que se está criticando la pluma en algunos chicos. No hay ni unas ni otras, la lucha es de todas”, afirma de forma rotunda.

Cachorro Lozano. 'Vacaciones'Fotografía: Alejandría Cinque

LOS SANTOS PUEDE VERSE HASTA EL 30 DE SEPTIEMBRE EN EL UMBRAL DE LA PRIMAVERA (MADRID) (C/Primavera, 11)

Más información sobre la obra de Cachorro Lozano en Instagram

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.