15/10/2018

Lo que nadie te ha contado de Uñas Chung Lee, el nuevo local clandestino de Madrid

10 octubre, 2018
1179
Léetelo en 5 minutos

Tan solo unos metros separan la entrada de Uñas Chung Lee, una aparente tienda de manicura en el madrileño barrio de Moncloa, de las puertas de la mismísima Asia. Pero no las del continente que todos tenemos en mente, sino una Asia postapocalíptica, un tanto oscura pero llena de color, plástico, neones y mucha música que ha surgido de la mente de los creadores de este mundo fantástico. Chevi Muraday y Felype de Lima son dos de los culpables de este infierno flúor que se esconde en la trastienda de Uñas Chung Lee.

El primero de ellos –Premio Nacional de Danza 2006– se ha encargado de la dirección artística de este show clandestino. “Es muy sorprendente y algo perturbador lo que sucede aquí”, comenta Muraday. “Te sumerges en un mundo exótico y extraño en el que los personajes que deambulan por la sala, siempre desde el teatro del absurdo, te llevan a un lugar en el que sabes que va a ocurrir algo bueno”. Por su parte, Felype de Lima, responsable de vestuario y decoración, se encuentra más que satisfecho con el resultado. “Creo que es el proyecto en el que más me he divertido. He creado un mundo futurista que me encanta, me vuelve loco”.

Ambos han contado con referentes comunes a la hora de crear este universo asiático. “Felype y yo somos amantes del cine chino, de los ‘todo a cien’, del manga…, así que hemos mezclado todo eso y lo hemos juntado con la cultura india, balinesa, japonesa… Incluso hay un poco de jota aragonesa”, comenta entre risas Chevi. Películas como El imperio de los sentidos, Waterworld o Blade Runner también han servido para dar forma a los sótanos de Uñas Chung Lee, tal y como explica Felype: “Hay muchas películas que se desarrollan en mundos postapocalípticos que siguen esta estética de tubos de fluorescencias, ropa hecha con plástico…”.

Un infierno oriental lleno de referencias culturales que ya han podido disfrutar todos los invitados que asistieron a la fiesta de inauguración de Uñas Chung Lee. Donde, además de hacerse las uñas –nada más entrar dos chicas ofrecen un servicio de manicura, porque tal y como reza uno de los lemas del local, “las mejores uñas son las que te pintas a las tres de la mañana”–, pudieron descubrir antes que nadie este País de las Maravillas oriental que cuenta con sorprendentes performances, grandes éxitos de los años 80, 90 y 2000 que todos conocemos y, por supuesto, la presencia de la maestra de ceremonias, La China Patino.

Artista multidisciplinar, actriz, cantante, bailarina, DJ y ahora también, una de las musas de Uñas Chung Lee. Un mundo en el que, tras más de quince años de carrera, necesitaba estar presente. “Estoy encantada de volver a los escenarios rodeada de bailarines y bailarinas, y jugar con una expresión más corporal. Lo estoy disfrutando mucho”. Su extravagante vestuario y su llamativa peluca rubia convierten a la artista madrileña en el foco de todas las miradas cuando sube al escenario de este, como a ella le gusta llamar, “particular Chinatown en el centro de Madrid, donde ni yo misma sé lo que puede pasar”.

El responsable de la creación de esta fantasía con sabor oriental es Iñaki Fernández, director de LetsGo, la productora que, además de llevar a cabo grandes musicales como Dirty Dancing, La familia Addams o El jovencito Frankenstein (de inminente estreno), abrieron las puertas de uno de los clubs de más éxito de la noche madrileña, Medias Puri. “Fuimos los pioneros de crear este tipo de locales clandestinos en los que se vive una experiencia diferente y dinámica que da que hablar”. A pesar de seguir el mismo concepto de unir noche y espectáculo, Uñas Chung Lee tiene algunas diferencias respecto a la mercería más famosa de la capital. “No tiene nada que ver en cuanto a la estética o la ambientación. El vestuario y las performances también son distintas, son muy vanguardistas pero con un toque de folclore asiático. Aquí hay karaokes privados y experiencias que solo algunas personas de las asistentes podrán vivir”. Porque es perfectamente posible que, mientras estés disfrutando de la noche con tu grupo de amigos, alguno de los habitantes de este particular mundo te escoja para vivir algo único.

Entre bailes, shows, acrobacias e incluso dragones de diez metros de longitud que recorren toda la sala, también podemos encontrarnos con algún ninja travesti. “Hay algo muy androgénico en la estética china que queríamos que estuviese presente en Uñas Chung Lee”, explica Chevi Muraday. “Por eso hemos ‘clonizado’ a los bailarines. Jugamos a que haya números en los que no se sabe si son hombres o mujeres”. Un mundo andrógino en el que todos son bienvenidos, algo en lo que sus responsables están de acuerdo. “Lo que hemos conseguido, tanto en Medias Puri como aquí, es unir a todos los públicos, LGTB, heteros… Aquí lo único importante es divertirse y disfrutar”, comenta Iñaki Fernández. Palabras que completa Muraday. “A mí me da igual el género, con quién te acuestes o con quién disfrutes. Me parece todo bien. Y creo que la fiesta tiene que ser así, que todo lo que suceda sea bueno”.

Un ambiente único en la noche madrileña en el que todo puede ocurrir, solo hay que dejarse llevar y disfrutar de los espectaculares shows. Eso sí, por muchas ganas que tengas de lucir una de las melenas flúor que verás en Uñas Chung Lee, ni se te ocurra quitarle su maravillosa peluca a La China Patino… “Por encima de mi cadáver”.

UÑAS CHUNG LEE (C/HILARIÓN ESLAVA, 38) ABRE VIERNES Y SÁBADOS DE 23:30 A 05:30H. MÁS INFO EN UNASCHUNGLEE.COM

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.