17/10/2019

¿Quieres un pene más grande? Descubre una técnica en auge

16 noviembre, 2018
Léetelo en 2 minutos

La popularidad y disponibilidad de los rellenos de pene hacen que ésta nueva técnica se incremente en usuarios que aparentemente están insatisfechos con el tamaño que tienen. ¿Te aumentarías el pene?

Se conocen por ser unas inyecciones rápidas y sin dolor. Se trata de aumentar el tamaño de la circunferencia del miembro, esto es conocido comúnmente cómo rellenos de pene. Los pacientes son cada ves más y más tal y cómo lo decía la BBC. En el mes pasado las clínicas que realizan estas prácticas se han multiplicado por 20 pero a la vez difunden que no se debe abusar de ésta práctica como si de respirar se tratase.

Los pacientes, según el director de una de estas clínicas que práctica los rellenos de pene, suelen acudir con solicitudes de deseo queriendo aumentar la confianza en sí mismos. Además el director de la clínica, Christos Konstantinidis añade «Tenemos un aumento en la demanda de los servicios, pero lo que funciona y lo que no funciona depende de cómo se consulta con el paciente».

La clínica recibe cientos de solicitudes con mensajes como: ‘Quiero un pene más grande, pero sin que me rellenen grasa o relleno’. Además asegura que una gran parte de las solicitudes son de la comunidad LGTBI+. ¿Pero porque ahora estamos más insatisfechos y la demanda sube?¿Acaso están naciendo más personas con el pene pequeño?¿Acaso ahora tenemos más complejos? Lo cierto es que esto suele darse al no tener confianza en nosotros mismos tras ver videos o películas porno dónde el tamaño sí importa.

Pero…¿Cómo funciona exactamente éste ‘relleno de pene’? Pues bien, el procedimiento se puede realizar en combinación con otros tratamientos de agrandamiento o como un servicio independiente, que puede ser permanente o temporal. El tratamiento temporal consiste en la inyección de ácido hialurónico u otros tipos de rellenos derivados de la naturaleza que eventualmente serán reabsorbidos por el cuerpo dentro de un año. Se realiza bajo anestesia local, por lo que el paciente no puede sentir la inyección.

Otra opción es la inyección de rellenos sintéticos, pero el procedimiento conlleva más riesgos, como la posibilidad de reacciones alérgicas. A diferencia del ácido hialurónico, las inyecciones de grasa son permanentes: pueden no ser adecuadas para pacientes que no están muy seguros de dar ese paso. Otro riesgo, si el relleno no se inyecta correctamente, es la presencia de irregularidades o grumos. Y, si el practicante no tiene experiencia, existe el riesgo de que el relleno termine en el prepucio. En este caso, el paciente requeriría la circuncisión.

Lo que está claro es que antes de someternos y de entrar en quirófano tenemos que conocer los riesgos que conlleva lo que vamos a hacer y pensar detenidamente si nos merece la pena y sobretodo ponernos en las manos de un buen profesional.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.