15/12/2018

La Iglesia aparta a dos curas por organizar una vigilia a favor del colectivo LGTB

19 noviembre, 2018
1022
Léetelo en 3 minutos

Ya lo decía Francis Bacon, “la información es poder”, y una buena muestra de ello ha sido lo que ha conseguido Infovaticana en las iglesias madrileñas. La iglesia ha apartado a dos curas por organizar una oración a favor del colectivo LGTB el día en contra de la homofobia el pasado mes de mayo.

Para ponernos un poco en situación, debemos conocer primero quiénes son Infovaticana y a qué se dedican. Se trata de un medio de comunicación totalmente en contra del colectivo LGTB, el cual se ha visto inmerso en una serie de polémicas en los últimos meses por sus críticas hacia esta comunidad. Su poder y su visión del mundo han provocado que ellos mismos lleguen a considerarse incluso por encima de la Iglesia católica. En su propia web se definen como “un medio de comunicación libre con la finalidad de servir a la Iglesia católica. […] Defienden la familia natural y […] profundizan en la denuncia de la cristianofobia y de la corrupción que se sirve de la Iglesia, el rechazo de las imposiciones totalitarias del poderoso lobby LGTB y el apoyo a nuestros hermanos cristianos perseguidos”.

Dicho medio publicó el pasado mayo una noticia totalmente en contra de la celebración que había tenido lugar en la Iglesia de Nuestra señora de la Madonna. Allí, el 17 de mayo, con motivo de la celebración del Día contra la Homofobia, se organizó un vigilia junto con los miembros de la asociación LGTBI Crismhom. Para ello, contaron en el altar con banderas LGTBI y con las figuras de San Sergio y San Baco, considerados patronos de las relaciones entre personas del mismo sexo. Las reacciones no tardaron en llegar varias familias de la parroquia protestaron; la información llegó a Infovaticana, que se hizo eco del acontecimiento y decidieron ir más allá.

“No permitiré que Infovaticano gobierne esta diócesis”, respondió Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, ante las acusaciones y protestas vertidas por el medio de comunicación. Al mismo tiempo, aplazó su decisión sobre este particular hasta noviembre, cuando hubiese pasado el Concilio.

Desde entonces, y a través de su web, Infovaticano no ha dejado de publicar información sobre los dos curas “LGTBI” que estaban al frente de la parroquia situada al pie de las cuatro torres del Paseo de la Castellana.

A partir de la colaboración de varios lectores del medio, elaboraron un perfil sobre los supuestos curas homosexuales que estaban al frente de la parroquia para poner en contra, todavía más si cabe, al resto de feligreses que iban a la iglesia.

Por una parte, está Ramón Llorente, párroco de la Iglesia, que es sacerdote desde 1991 y que ha sido acusado de desobediencia por haber escrito varios comentarios LGTB en la web de Crismhom.

Por otra, Luis José Tamayo, vicario parroquial, que ha sido acusado, por varios lectores de Infovaticana de haber salido de su iglesia anterior (situada en Las Tablas, Madrid) por mantener conversaciones subidas de tono con un feligrés, casado y con hijos, al que supuestamente incitó a mantener relaciones sexuales.

Ambos han sido acusados de ser el núcleo del activismo LGTB en la iglesia madrileña, lo cual ha provocado numerosas críticas a la parroquia de la Madonna del sector más conservador por mantener dos sacerdotes activistas LGTB al frente de una institución católica.

La decisión por parte de la Iglesia ha llegado y, como algunos venían pidiendo y estaban esperando, Osoro ha apartado a los dos sacerdotes LGTB de la parroquia. Ayer, llegó el nuevo sacerdote/administrador, que tomara la riendas de la parroquia a partir del día 2 de diciembre, cuando Ramón Llorente y Luis José Tamayo dejarán su puesto, no sin antes celebrar un piscolabis de despedida con sus fieles.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.