15/12/2018

La Comunidad Valenciana aprueba la ley LGTBI más moderna de España

21 noviembre, 2018
1548
Léetelo en 4 minutos

¡España está de enhorabuena! No solo estamos de celebración porque La casa de papel  se haya convertido en la primera serie española en ganar un Emmy, sino también porque la Comunidad Valenciana se ha convertido en la comunidad autónoma con la legislación LGTBI más avanzada del país.

La ley ha sido aprobada hoy mismo, miércoles 20 de noviembre, en el pleno del Congreso de los Diputados de la Comunidad Valenciana. Gracias a ella se ha conseguido prohibir la terapias de aversión para modificar la orientación sexual y, además, prevé multas en caso de infracción muy grave, que oscilarán entre los 60.000€ y los 120.000€.

Esta nueva norma legislativa, lograda gracias al apoyo del PSOE, Compromís, Ciudadanos, Podemos y la abstención del PP, prevé medidas en sanidad, educación, empleo y atención social para conseguir una igualdad real y luchar contra la LGTBfobia. Uno de los objetivos principales de esta ley es prevenir las agresiones y erradicar cualquier tipo de discriminación por cuestiones de orientación sexual.

De este modo, la Comunidad Valenciana se convierte en la primera autonomía de toda España en aprobar una norma de este tipo. Aunque no hay que olvidar que, en el Congreso de los Diputados, se encuentra ‘atascada’ una ley similar, propuesta por Podemos hace más de un año. Hecho que ha provocado la protesta de asociaciones como la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB).

¿Qué ha supuesto la aprobación de esta ley?

La aprobación de esta nueva ley implica un gran número de avances al conjunto de la sociedad valenciana. ¿Por qué? ¡Te lo contamos!

La nueva ley supone todo lo siguiente:

  • Se creará el espacio de memoria LGTBI, el cual albergará documentos relacionados con la represión que ha vivido el colectivo y recordará a las personas del colectivo que fueron perseguidas, torturadas y asesinadas.
  • Se constituirá el Consejo Valenciano LGTBI como órgano consultivo que velará por el cumplimiento de esta norma y a través del cual se garantizará un servicio de información, orientación y asesoramiento integral a estas personas y sus allegados.
  • Los cuerpos de policía de los municipios mayores a 50.000 habitantes contarán con un grupo especializado en los delitos de odio.
  • En el ámbito sanitario, se garantizará el acceso de estas personas a las técnicas de reproducción asistida en la sanidad pública en condiciones de igualdad.
  • Incluye una cláusula general antidiscriminatoria, mediante la cual, las administraciones de la Comunidad y el Síndic de Greuges (una especie de Defensor del Pueblo) velarán por ese derecho y podrán actuar de oficio.
  • La Generaliat prestará asesoramiento jurídico, asistencia sanitaria y medidas sociales a las víctimas de la LGTBfobia, que tendrán todos los derechos reconocidos en el Estatuto de la Víctima.
  • En cuanto al campo de educación, apuestan por un sistema “respetuoso”, libre de toda presión, agresión o discriminación por motivos de orientación sexual, incorporando el tratamiento de la diversidad sexual y familiar en los currículos.
  • La Generalitat implementará medidas para contribuir a la atención y visibilidad de las personas LGTBI, acciones para garantizar el respeto a la diversidad sexual, familiar y de género en el ámbito rural, conmemorará y prestará apoyo a la celebración de fechas, actos y eventos para la normalización e igualdad real, y ofrecerá apoyo a los municipios y asesoramiento para que lances sus planes locales LGTBI.

Los partidos políticos han aprovechado este día histórico para hacer sus opiniones al respecto.

Desde el PSOE, han aprovechado la ocasión para recordar al fallecido Pedro Zerolo, un “incansable en la lucha de los derechos LGTBI”.

Por su parte, el PP, a través de su diputada, Blanca Garrido, ha explicado que su grupo se ha abstenido, ya que “es más lo que une que lo que separa”. Han criticado que la ley necesita recursos para ser aplicada y no disponen de ellos. El grupo popular ha presentado enmiendas, en cuanto a la campo de la educación se refiere, respecto al tratamiento de la diversidad sexual, especificando el respeto a la libertad de cátedra, la autonomía pedagógica y el ideario propio de cada centro.

Uno de los grandes impulsores, Fran Ferri, del grupo parlamentario Compromís, ha colgado en su escaño la bandera del Orgullo a modo de celebración y ha defendido que dicha ley ha sido creada “con” el colectivo LGTBI.

Cristina Cabedo, diputada de Podemos, ha optado por llevar una camiseta con una palabra inglesa: Proud (Orgullo).

La formación naranja, Ciudadanos, a través de Emilio Argüeso, ha mostrado el apoyo “alto y claro” de su grupo.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.