04/06/2020

Ernesto Alterio: “Me asusta que haya gente que venga a decirte a quién tienes que amar”

24 abril, 2019
Léetelo en 4 minutos

Para entender toda la emoción y entusiasmo que Ernesto Alterio transmite en nuestra conversación –aún mantiene parte del acento mexicano que adquirió para su papel en Narcos–, es necesario ahondar en sus orígenes. Y eso es precisamente lo que experimentaremos –Alterio el primero– en Shock (El Cóndor y el Puma), un texto dirigido por su gran amigo Andrés Lima, basado en la construcción del capitalismo a partir del ascenso de la ultraderecha en Latinoamérica tras el final de la Segunda Guerra Mundial. Un potente montaje donde los personajes se multiplican y los recuerdos del argentino afloran.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo es sumergirse en el ‘teatro documental’?
ERNESTO ALTERIO ⇒ Muy experimental; es mi primera vez en una pieza de estas características. Es un espectáculo muy cañero, que tiene como hilo conductor todo lo que sucedió en la Operación Cóndor en Latinoamérica, los golpes de estado de la derecha y las conexiones que esto tuvo con la política estadounidense. Básicamente, se refiere a crear un estado de shock para instaurar un nuevo sistema económico sin darnos cuenta.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo gestionáis sobre el escenario esta locura interpretativa?
ERNESTO ALTERIO ⇒ Imagínate. Es un gran viaje, donde interpreto a Elvis Presley o Videla, y otros pasan por Nixon y Pinochet. Esta peripecia actoral es muy apetecible, un desafío espectacular. La maquinaria ha de estar bien ajustada, porque es un espacio circular rodeado de pantallas donde todos pasamos por varios personajes. Ha sido un trabajo de más de un año con un equipo muy grande, hasta que hemos encontrado el lenguaje para lo que queremos contar. Va a ser entretenido.

SHANGAY ⇒ Te he leído que “por tremendos que sean los personajes, no se alejan tanto de uno”. ¿Lo mantienes ahora que interpretas a Elvis y Videla?
ERNESTO ALTERIO ⇒ Uf… Dentro de cada uno llevamos un pequeño dictador; en algún momento hemos querido imponer nuestras ideas, o nos hemos enfadado porque algo no salía como queríamos. Ese germen se desarrolla y se lleva al extremo para meterte en papeles así. En principio, tampoco tengo nada que ver con Elvis, pero no me resulta extraño imaginarme encima de un escenario, o como un hombre que adquiere tanta fama que cree poder salvar América. Lo de que quisiese ser agente del FBI ya no tanto…

SHANGAY ⇒ ¿Podemos extraer como moraleja una denuncia del sistema actual? ¿Tiene la función un tono reivindicativo?
ERNESTO ALTERIO ⇒ Más que reivindicativo, creo que puede alertar e ilustrar acerca de algo que pasó hace no tanto tiempo y que tiene su eco en la sociedad actual, y en lo que estamos viviendo. Va a darle la oportunidad al espectador de comprobar la historia desde un punto de vista diferente; el teatro también tiene esa condición.

SHANGAY ⇒ ¿Es positivo que el espectador sepa identificar los hechos históricos de la obra?
ERNESTO ALTERIO ⇒ Sí, pero ojo, porque no sé hasta qué punto se tiene la dimensión de lo que realmente pasó. Es muy interesante cómo se evidencia el entramado de conexiones que había en la época, y cómo funcionaban las cabezas. Y no sé hasta qué punto se ha visto con tanta claridad.

SHANGAY ⇒ “Representar nuestra historia es la voluntad de querer conocernos ”, dice la sinopsis. ¿Qué sensaciones personales has experimentado mientas leías el texto?
ERNESTO ALTERIO ⇒ Es una parte de la historia que me afecta de una manera especial, nací en Argentina y vine a España por la situación política que afectó a mis padres. No lo había pensado, pero que estemos hablando hoy tiene que ver con una decisión que se gestó en un despacho de Washington hace décadas. Me remueve muchas cosas, y siento que es una parte de mi pasado que me ha costado mirar a los ojos, pero que siempre vuelve. Tiene que ver con mi origen, y conmigo directamente.

SHANGAY ⇒ Teniendo en cuenta todo esto, ¿cómo vives el auge de la ultra-derecha en España?
ERNESTO ALTERIO ⇒ Me preocupa y me asombra a partes iguales. En lo que tiene que ver con la obra, me lleva directamente al miedo a que seamos libres o podamos elegir. Me asusta que haya gente que venga a decirte cómo tienes que vivir, y a quién tienes que amar, o cómo tienen que ser las cosas, es prehistórico. Quizá ver la obra pueda ayudarnos a entender de dónde vienen esos impulsos. Yo, en cierta medida, puedo contribuir a entretener y a ayudar, se me da esa oportunidad a través de mi trabajo.

SHANGAY ⇒ Sin embargo, la cultura está en un momento de consumo global sin fronteras…
ERNESTO ALTERIO ⇒ Es un momento muy rico, de mucho intercambio. Lo que hacemos tiene una repercusión global, aunque a veces las políticas han menospreciado la cultura y hemos sido algo secundario y menor. Es una pena porque no se ha ido acorde con los tiempos, y es uno de las pilares que sostiene la identidad de un país. No nos queda otra que seguir poniendo el corazón para llegar a la gente. Y ya está.

LA OBRA SHOCK (EL CÓNDOR Y EL PUMA) SE REPRESENTA DEL 25 DE ABRIL AL 9 DE JUNIO EN EL TEATRO VALLE-INCLÁN (PZA. LAVAPIÉS, S/N · MADRID) DEL CENTRO DRAMÁTICO NACIONAL

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.