16/09/2019

María Villalón: “Te arrepientes más de lo que no has hecho que de lo que hiciste y salió mal”

3 mayo, 2019
Léetelo en 12 minutos

La carrera de María Villalón no ha sido siempre fácil. Se dio a conocer en la primera edición del talent show Factor X hace más de diez años, y aunque algunos de sus temas han calado bien en el público –¿quién no ha tarareado alguna vez La lluvia?–, la malagueña decidió dejar de apostar por la música después de cuatro discos publicados.

Fue entonces cuando recibió la llamada de Tu cara me suena para participar en su última edición, la misma que ganó gracias al apoyo absoluto del público y de todos sus compañeros. Un cariño que se ha ganado gracias a su sencillez, su humildad y su naturalidad. «No me sale ser de otra manera», nos cuenta. Ahora, gracias a esta nueva oportunidad en su carrera, Villalón ha querido volver a sus raíces, a esa admiración por la copla y el fado que le viene desde que era muy pequeña. Una pasión que se materializa en el espectáculo Desde Ayamonte hasta fado que, como buena vuelta a sus orígenes, se estrena hoy en la ciudad que la vio nacer, Ronda. «Tenía sentido empezar en mis orígenes, mi tierra, donde me he criado y donde adquirí el amor por este tipo de música».

SHANGAY ⇒ Estás viviendo un momento muy dulce…
MARÍA VILLALÓN ⇒ Sí, sin duda. Lo más maravilloso que me llevo de todo esto es que siento de nuevo la ilusión, he vuelto a ser esa María que siempre tiene ganas, que se mete en proyectos… Eso lo había perdido, pero ahora me ha vuelto con más fuerzas que nunca.

SHANGAY ⇒ Has recibido el apoyo del público y de muchos compañeros. ¿Cuál es tu secreto para despertar ese cariño?
MARÍA VILLALÓN ⇒ No lo sé. Yo soy una persona normal y corriente, y a lo mejor es eso, que soy lo que soy, y eso es lo que ha visto la gente en la tele. Quien me conoce de verdad lo sabe, siempre estoy con mis tonterías, mis pamplinas y todo… No me sale ser de otra manera, no sé dividir entre la María persona y la personaje.

SHANGAY ⇒ Si te dan a elegir, ¿te quedas con tu etapa en Factor X o con la de Tu cara me suena?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Hay muchas diferencias. He aprendido muchísimas cosas desde esa María de 18 años que se presentó a Factor X. Ahora tengo claro lo que quiero hacer, que es muy importante cuando te dedicas a esto. He dado muchos bandazos, he probado varias cosas, pero ahora sé lo que quiero y lo que no quiero hacer.

SHANGAY ⇒ ¿Te arrepientes de algo de tu carrera?
MARÍA VILLALÓN ⇒ No hay que arrepentirse nunca de nada. Pero sí que es verdad que creo que no debería haberme metido en el mundo del pop, que debí quedarme en la música que hacía al principio. Al final pasó, y sería por algo, quizá tenía que aprender o darme cuenta de que no era lo que más quería. Pero no rechazo esa etapa, fue maravillosa, aprendí muchísimo y conocí a mucha gente.

SHANGAY ⇒ Por eso regresas a tus raíces…
MARÍA VILLALÓN ⇒ Claro, es que yo soy una folclórica, me he criado con eso. Cuando tenía 17 años cantaba copla, a Pasión Vega, a Dulce Pontes… Eso es lo que soy, con lo que me he criado, y lo que me hace feliz.

SHANGAY ⇒ Siendo de Ronda, ¿de dónde viene ese amor por el fado?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Viene de que mi padre me ponía canciones de Dulce Pontes o Amália Rodrigues y ya desde pequeña me fascinaba aquello. Aprendí a hacer esos giros con la voz, a cantar e interpretar, y eso ya forma parte de mi vida.

SHANGAY ⇒ ¿Esa es la María que veremos en Desde Ayamonte hasta fado?
MARÍA VILLALÓN ⇒ En este espectáculo hago un homenaje a nuestro folclor y al portugués, dándole una pequeña vuelta a todo. Una copla también puede bañarse del sonido de un fado, y a la vez puede tener un punto de modernidad. Vamos a jugar un poco jugar con eso y a llevarlo a mi manera de cantar y sentir la música. También voy a tener a Carlos Cano como guía… Quiero recuperar un poco su figura, que a lo mejor la gente más joven no la tiene presente.

SHANGAY ⇒ Y has querido hacerlo en teatros…
MARÍA VILLALÓN ⇒ Así es, yo tenía ganas de volver a este escenario con un público que le apetezca sentarse en la butaca y disfrutar de un concierto bonito. Ese concepto de teatro me encaja con este tipo de música.

SHANGAY ⇒ ¿Habrá disco en esta nueva etapa?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Si todo esto funciona me gustaría que se acabara materializando en un disco, pero de canciones en esta línea, en el estilo de Agüita de abril. Aunque quiero que sean temas nuevos porque llevo ya cuatro años sin sacar disco. Ya estoy trabajando con compositores y con gente que bebe de esto para, llegado el momento, tener elegidas canciones que me llenen. Porque yo necesito creer 100% en las canciones.

SHANGAY ⇒ ¿Estás siendo más prudente que en tus anteriores etapas?
MARÍA VILLALÓN ⇒ No sé si la palabra es prudente, pero lo que sí estoy intentando es ser genuina, hacer lo que de verdad quiero. Tomé algunas malas decisiones en el pasado, que no había elegido yo; me había dejado llevar por consejos de fuera, cuando en el fondo quería hacer otra cosa. Por eso siempre digo que es muy importante, en todos los aspectos de la vida, hacer lo que uno quiere y siente de verdad, esa siempre es la decisión correcta. Si algo no lo ves, no lo hagas, y mira que a mí me cuesta mucho decir que no, pero eso es un problema.

SHANGAY ⇒ ¿Imaginabas que pasaría todo esto cuando te llamaron para participar en Tu cara me suena?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Qué va, era lo último que me imaginaba. Me pareció muy surrealista. Yo estaba en ese momento viviendo en Edimburgo, aprendiendo inglés y trabajando en un Pret a Manger (una cadena de comida). Estaba superfeliz, pero la música era una cosa que ya había pasado. No salió, no pasaba nada, pensaba que no sería para mí.

SHANGAY ⇒ ¿Habías tirado la toalla?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Llámalo así si quieres, todo lo que estaba en mi mano lo había hecho. Tengo varios discos, dos libros, he dado conciertos por todos lados… Ya no podía hacer más. Y no lo pensé desde el drama, lo importante es que lo había intentado. Al final de tu vida, te arrepientes más de lo que no has hecho que de lo que has hecho y te salió mal.

SHANGAY ⇒ Has vivido muchos buenos momentos en el programa, pero si hay que destacar uno sería tu actuación junto a Pablo Alborán…
MARÍA VILLALÓN ⇒ ¿Tú sabes lo que es cantar con alguien a quien admiras de esa manera? Yo lo miraba y tenía todo el rato ganas de llorar de la emoción. Qué afortunada soy. Musicalmente es lo más bonito que he vivido en mi vida. Esa gala fue redonda.

SHANGAY ⇒ ¿Tienes en mente invitar a amigos y compañeros del programa a actuar en esta nueva gira?
MARÍA VILLALÓN ⇒ La verdad es que me gustaría mucho, primero porque he tenido la suerte de caer en una edición muy guay, el buen rollo que se veía era verdad, son todos muy buenas personas y desde el minuto uno era como si nos conociéramos de toda la vida… Estoy convencida de que alguna vez actuaremos juntos. Al final, gracias a Tu cara me suena y a Manu Sánchez –productor de Desde Ayamonte hasta fado– estoy haciendo este proyecto.

Ver esta publicación en Instagram

Hay gente que cree que los logros tienen que ver con el número de gente que te adore, con los likes, con el dinero, con la popularidad, con la belleza o con lo que seas capaz de vender. Pero el éxito no tiene nada que ver con todo eso. El verdadero triunfo es no creerte nunca más importante que nadie. No caer en esa desgracia que supone pensar que, por lo que sea, eres mejor y mereces más cosas que nadie. María Villalón es el ejemplo perfecto de lo que es lograr algo en la vida. Y ese algo solo tiene que ver con cierta clase de verdad. A María se le nota toda la humanidad. No hay caracterización posible para su corazón que siempre está presente cuando canta. Hay una honestidad. Y esa verdad no se puede fingir. A María nadie le ha regalado nada. Ha trabajado para vivir. Sirviendo hamburguesas mientras la gente se sorprendía de que tuviera que hacerlo para poder seguir haciendo música. Como si fuera un fracaso tener una ocupación laboral. Ha estudiado una carrera sobre la magia del lenguaje y el poder de las palabras en una isla en medio del océano Atlántico. Y como todo arde, se fugó al verde de otra isla pensando que nadie la encontraría. Pero uno no puede huir de lo que siente. María no lo sabe porque no me conoce pero su disco «Los tejados donde fuimos más que amigos» me acompañó durante una época de mi vida. Fijó momentos para que no se perdieran. Porque eso es lo que hacen las canciones: ayudarte a recordar quién eras cuando las escuchaste por primera vez aunque ya no seas el mismo. Me encantaría que María Villalón ganara esta noche «Tu cara me suena» porque se lo merece mucho. Porque ha hecho de la alegría un fuerte de sensibilidad. Y porque eso demostraría que hay veces que las pantallas. En vez de rebotar un simple reflejo. Son capaces de mostrar todo aquello que llevamos dentro.

Una publicación compartida de Roy Galán (@roygalan) el

SHANGAY ⇒ Mucha gente defendió que tu triunfo fue también el de la humildad y la bondad, entre ellos el escritor Roy Galán, quien te dedicó un emotivo post en redes sociales…
MARÍA VILLALÓN ⇒ Cuando leí el texto empecé a llorar porque no me esperaba que Roy, que es una persona que sigo, fuera a escribir algo sobre mí. Fue tan emotivo e inesperado que pensé que con cosas así había ganado, ese es mi premio. El cariño de la gente, ese sentir general de tantas personas deseándome cosas buenas es muy bonito. Y ahora me queda claro que los sueños se cumplen, y que lo que siembras lo acabas recogiendo.

SHANGAY ⇒ Hace tres años presentaste varios temas a RTVE para Eurovisión. ¿Volverías a hacerlo?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Ahora mismo no. Siempre he defendido que debemos llevar a Eurovisión algo que suene a lo nuestro, porque al final esto va de demostrar lo que tenemos y sonar a nosotros mismos… No te estoy diciendo de ir con una copla o un fandango, se pueden llevar cosas modernizadas, pero que tengan nuestro sello. Yo no tuve una gran experiencia cuando presenté esos temas, así que de momento no me lo planteo. Pero si fuéramos en esa línea y a mí me dejan, sí que me lo podría plantear.

SHANGAY ⇒ ¿Qué te parece La venda?
MARÍA VILLALÓN ⇒ A mí me encanta. Es una canción que me da muy buenas vibraciones y que, en el fondo, suena a España. Un rollo más de verbena, pero es que también somos eso. Creo que lo mismo nos sorprende la posición de La venda.

SHANGAY ⇒ ¿Te gustaría seguir tu camino en televisión?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Sí, me gusta mucho la tele porque me lo paso muy bien y disfruto mucho, no es una cosa que me provoque tensión. Soy yo misma y me siento muy a gusto.

SHANGAY ⇒ ¿Qué esperas de todo lo que viene?
MARÍA VILLALÓN ⇒ Poder vivir de la música y ser feliz haciendo lo que más me gusta en el mundo, que es cantar. Estar en un escenario y poder sentir la música

maría villalón presenta desde ayamonte hasta fado hoy, día 3 y mañana, 4 de mayo en ronda (Málaga)

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.