12/11/2019

Disney presenta a su primer personaje bisexual

28 mayo, 2019

En los últimos años, la compañía Disney ha dado un paso en la apertura de sus tramas, y ha apostado por la inclusión de colectivos que no solían tener protagonismo en sus producciones. Ejemplos como Black Panther, Capitana Marvel o la supuesta homosexualidad de la princesa Elsa de Frozen son ejemplo de ello.

En el plano de la animación también ha ido dando pequeños pasos en lo que a diversidad respecta. En 2016 conocimos a la primera pareja abiertamente gay de la factoría: se trataba de dos personajes masculinos de la serie infantil Gravity Fall, que se confesaban su amor al final de unos de los capítulos.

El siguiente paso llegó un año más tarde con el primer beso entre una pareja gay que se mostraba en una serie de animación de Disney. Fue en un capítulo de la serie Star vs. las fuerzas del mal, que se ha convertido en uno de los importantes éxitos de audiencia y crítica del canal Disney Channel.

Esta es la segunda serie del canal creada por una mujer –la primera fue la aplaudida Peper Ann, en 1999–, y su sello se nota en cada uno de los capítulos en los que se narran las aventuras de su protagonista, Star Butterfly, una princesa que no sigue los estereotipos que tantos años han acompañado a estas, y su mejor amigo Marco, un adolescente de origen latino que siente la libertad de maquillarse o vestirse de mujer cuando le place.

En uno de los capítulos de la última temporada de la ficción animada, los espectadores han sido testigos de cómo uno de los personajes secundarios, una exnovia de Marco, salía del armario como bisexual al presentar a su actual novia. En la trama se las ve enamoradas y cogidas de la mano, algo inusual en este tipo de series infantiles, algo que el público ha aplaudido en redes sociales.

Este no ha sido el único gesto LGTB que se ha podido ver en dicho episodio. En una de las escenas, Marco entra al baño de un restaurante en cuya puerta se puede apreciar el símbolo unisex que, cada vez más, se asigna a los baños inclusivos, en los que las personas trans no se sienten discriminadas. Pequeños gestos, impensables hace tan solo unos años, que aunque no sirven de ejemplo para la producción total de Disney, sí sirven para avanzar en la visibilidad del colectivo LGTB.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.