14/07/2020

Víctor Gutiérrez: “Mi orientación sexual ya no se menciona en entrevistas deportivas”

13 junio, 2019
Léetelo en 4 minutos

Ya sabéis que Víctor Gutiérrez es especial. Y no solo para nosotros, por demostrar en nuestras páginas –no sin la valentía requerida– que se puede ser deportista de élite y abiertamente gay, sino para todo el colectivo LGTB. Este verano vuelve a demostrar que poco o nada le asusta; el waterpolista madrileño se marcha de su club y su ciudad para enrolarse en las filas del Terrasa y su ambicioso proyecto. “Todos los años he tenido ofertas para irme fuera, pero al final siempre había algo que me frenaba, y me hacía quedarme. La carrera, la familia, las ofertas no acababan de convencerme… Pero uno se va haciendo mayor, lleva diez años, tres como capitán… Y ya no pensaba que me fuese a seducir ninguna oferta. Pero ha llegado el segundo equipo de la liga, con un súper proyecto, apostando muy fuerte por mí, quieren hacer un equipo para luchar por todo… Y echaba de menos esa ambición de pelear por cosas grandes, jugar competición europea… Lo necesitaba, había algo en mí que me decía que no podía dejar pasar este tren”. Así que ahora paseará la bandera arcoíris con orgullo por un espectro más amplio, y eso también le apetece. Pero hace las maletas mirando de reojo el repunte de la LGTBIfobia y el ascenso de la ultraderecha discriminatoria. No quiere dejar de lado su faceta de activista, y vuelve a demostrar que la sociedad necesita referentes como él. Tal vez, ahora más que nunca.

SHANGAY ⇒ ¿Cuánto influye Tokio 2020 en tu decisión?

VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Es año olímpico, y estar en Barcelona te da más exposición, es un escaparate, te hace estar más en el punto de mira de la selección, y es otro de los factores que han influido a la hora de tomar de la decisión.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo vas a compaginar este nuevo reto con tu lado activista?

VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Puede que pierda cierta visibilidad, por todo lo que conlleva vivir en Madrid, pero el activismo no es exclusivo de una ciudad, es una forma de defender nuestros derechos y libertades, y así lo voy a seguir haciendo. Lo deportivo se vuelve más exigente, pero también lo veo como una posibilidad de pasear ese activismo por Europa y, mientras pueda, compaginaré todas estas novedades colaborando con las asociaciones LGTBI.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo se ha tratado, en el club y en los medios especializados, tu condición sexual?

VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Se ha valorado mi rendimiento y mis números. Mi orientación sexual es algo absolutamente anecdótico, y es un reflejo de que vamos por buen camino. No se ha tenido en cuenta, ya ni siquiera se ha mencionado en entrevistas que me han hecho medios deportivos… Y que no se meta con calzador la pregunta, es un buen síntoma.

SHANGAY ⇒ ¿Qué balance haces de estos tres años, desde que saliste del armario en Shangay?

VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Se ha ganado en visibilidad. Si antes de mayo de 2016 me preguntas por deportistas abiertamente gays en activo, no sabría decirte ninguno. Y después de la portada, hemos visto a Carlos Peralta, Marc Fortuny, Vanesa Caballero… Y me siento parte importante de esto, haber dado el pasito que mucha gente necesitaba para ver que no hay nada de malo, y que se puede ser deportista de élite y homosexual. Sigue faltando ese futbolista que sirva como punto de inflexión…

SHANGAY ⇒ ¿Qué queda por conseguir?

VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Tampoco nos podemos relajar. Queda todo por hacer. Sigue sin estar tipificada la LGTBfobia en el deporte para perseguirla… Al menos, la Federación Española de Fútbol y su presidente Rubiales han puesto en marcha un protocolo para ello, y qué importante que el deporte rey de nuestro país lo haga.

SHANGAY ⇒ Qué bien volver a dejar claro que tu salida del armario solo te trajo beneficios…

VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Al cien por cien. No encuentro discursos de odio en mis redes, por ejemplo. Hasta día de hoy, basta que lo diga… Me considero un afortunado, porque sé que existe, que es real y que te afecta. Creo que tengo la fortaleza para que no sea así si me ocurriese, pero tampoco lo he vivido.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo vives el ascenso de la ultraderecha en nuestro país, y la posibilidad de que gobierne en lugares como Madrid?

VÍCTOR GUTIÉRREZ ⇒ Caemos en el error de pensar que cuando conseguimos derechos y libertades, ya lo tenemos todo hecho. Eso para los que dicen que nuestra reivindicación ya está obsoleta, si ya nos podemos casar, hay igualdad… Hay agresiones todos los días, dirigentes como Bolsonaro o Trump intentan arrinconarnos. Si lo que se tiene no se cuida, se pierde. El ascenso de la ultraderecha nos hace pensar que no podemos descuidar todo esto, que debería ser algo superado, pero sigue siendo debate. A estas alturas deberíamos ser absolutamente tolerantes y estar sensibilizados, y no es así. Es preocupante, somos mayoría los que no tenemos un discurso de odio, pero hacen mucho ruido, y legitiman y alimentan a los que nos discriminan. Y el resto de partidos deberían ser conscientes de esta situación, y pensar menos en el pacto con los que van de la mano de la homofobia y el machismo para conseguir la silla. Espero que no pasen por el aro… Tolerancia cero. No podemos volver al blanco y negro.

FOTO Y Vídeo: Pablo Carrrasco de Juanas

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.