19/10/2019

¿Conoces el beso anal que te hará llegar al orgasmo?

14 junio, 2019

Los besos son una parte fundamental en el sexo. Hacen más fácil la llegada al clímax, y es que son capaces de activar hasta cinco zonas distintas del cerebro que liberan ciertas sustancias beneficiosas para el organismo como hormonas, oxitocina o dopamina. Sin embargo, no todos los besos se producen cuando se juntan dos bocas, basta con observar otros tipos, como podría ser el beso negro.

Aunque en este caso te presentamos un beso mucho más placentero, el pompoir. Este proviene del sexo tántrico y consiste en masajear el pene erecto con los músculos del ano. Eso sí, no es una práctica sencilla de conseguir, puede que antes de llegar a este gran placer tengas que practicar con juguetes sexuales, como bolas chinas, para así lograr flexibilidad, firmeza y un mayor control sobre la musculatura.

Pero, ¡cómo se realiza el beso pompoir? Puede hacerse de diferentes formas, pero si se realiza en la postura correcta se puede lograr un gran orgasmo. En primer lugar, la persona penetrada deberá sentarse con las piernas abiertas sobre la otra. De esta forma, tendrá un mayor control del ritmo, ya que es la persona penetrada la que debe dejar las caderas quietas para que pueda producir las contracciones del ano, las cuales deben de ser continuadas e intensas.

En un primer momento puede parecer un tanto complejo, por lo que conviene empezar a entrenar el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel. Con estos podrás desarrollar esta región y darle a tu chico un buen beso pompoir.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.