18/09/2019

Esplendor en la hierba de Wimbledon: los tenistas más sexys del momento

10 julio, 2019

Aparte del Orgullo, el comienzo del mes de julio nos trae también un fabuloso espectáculo deportivo: Wimbledon. Para muchos, el torneo de tenis por antonomasia, y sin duda, el más ‘tradicional’, en el buen sentido de la palabra. Por sus pistas de hierba desfilan los mejores tenistas del mundo, y también los que más nos gustan… Y precisamente de estos últimos nos vamos a ocupar.

Hoy se disputan los cuartos de final masculinos, y lo cierto es que ninguno de los jugadores que hemos seleccionado ha llegado tan lejos, aunque tampoco nos preocupa demasiado. Al final, ganará uno de los de siempre (Federer, Nadal, Djokovic), un trío irrepetible que, en algún momento, deberá dejar paso a las nuevas generaciones…

Aquí os dejamos nuestro top 10 particular, sin ningún orden concreto. También hay otros buenorros que nos encantan, claro, como Feliciano López, pero hemos preferido centrarnos en los más jóvenes y prometedores… ¿Cuál es tu favorito?

Stefanos Tsitsipas

A sus 20 años, este yogurín griego es el número 6 del mundo. Por su cincelado cuerpo de 1’93 de estatura corre sangre helena y –por parte de madre– rusa. Apunta a futuro número 3, 2 o incluso 1… siempre y cuando los tres extraterrestres del tenis se decidan a colgar la raqueta. Contra todo pronóstico, en Wimbledon cayó en primera ronda ante Fabbiano, lo cual nos privó de seguir admirando su larga melena en las pistas… Un look entre mesiánico y mosqueteril que no se estila mucho en estos tiempos, y que recuerda al de uno de los mejores tenistas de todos los tiempos, el sueco Bjorn Borg.

Tommy Paul

En realidad, el bueno de Tommy Paul no pasó de la fase previa, así que no pudimos verle lucir palmito en el cuadro final del torneo londinense. Este chavalote de 22 años, natural de New Jersey, todavía no ha llegado al top 100 en el ranking, pero desde aquí le animamos a que siga repartiendo raquetazos por el mundo con esa pinta de malote simpático. Calidad no le falta, de hecho, en Roland Garros consiguió ganarle un set al buenorro de Dominic Thiem, el mejor de los jugadores mortales sobre tierra batida… Go for it, Tommy!

Taylor Fritz

Hace dos o tres años parecía que el estadounidense Taylor Fritz llegaría rápidamente a la cima del tenis, pero su carrera ha ido más lenta de lo previsto. Tal vez haya influido el hecho de que, a sus escasos 21 años, el chico ya es padre de una criatura… En cualquier caso, este jovenzuelo de 1’93 y look como de galán antiguo es ya el 31 del ranking, y el mes pasado consiguió su primer título sobre la hierba de Eastbourne. En la de Wimbledon cayó en segunda ronda ante el alemán Struff.

Nikoloz Basilashvili

El tenista georgiano está en el mejor momento de su carrera, y ahora mismo es el número 16 del ranking mundial. Tiene 27 años y es un chico muy serio; de hecho, cuando levantó las copas de los dos torneos ATP que ha ganado, apenas esbozó una leve sonrisa. Aunque hay rumores de que, en la intimidad, cuenta unos chistes increíbles, e incluso de que es una especie de Chiquito de la Calzada (en versión georgiana, claro). Sus estilismos pueden ser discutibles, pero el morbo que da ese aspecto medio rudo (y tan serio) no admite discusión. En Wimbledon cayó en segunda ronda ante el británico Evans.

Matteo Berrettini

Este ragazzo está subiendo como la espuma, y a sus 23 años acaba de instalarse en el top 20 mundial. Tiene una de esas sonrisas dentífricas que derriten a cualquiera, y si a eso le añadimos una carrocería de 1’96 metros… Pues eso, que qué calor, mamma mia! Ha levantado ya tres trofeos ATP, pero aún no hay estadísticas de los suspiros que provoca a su paso esta deidad romana. En Wimbledon superó tres rondas, hasta que llegó un dios helvético y le dijo: “Tutto è finito, bambino” (en cristiano, hasta aquí hemos llegao, chaval).

Marton Fucsovics

El año pasado, Fucsovics ganó su primer (y hasta la fecha, único) título ATP. Llegó a ser el 31 del mundo, y en la actualidad es el 51, que tampoco está mal… Pero mejor aún está el body que gasta este mocetón, 1’88 de pura fibra húngara. Eso sí, suele llevar un bigotillo que no le favorece demasiado, o al menos a nosotros no nos acaba de convencer. Pero tampoco vamos a ponernos en plan tiquismiquis, y la verdad es que no nos importaría nada encontrárnoslo en el gimnasio… Mari, digo Marton: ¡vente a entrenar con nosotras al gym! Ah, se nos olvidaba decir que en Wimbledon lo eliminó en segunda ronda ‘il bello’ Fabio Fognini.

Felix Auger-Aliassime

Otro que va para fenómeno de la raqueta es este espigado muchacho del Canadá francófono. Que casualmente también mide 1’93 (no sabemos si será algún tipo de moda tenística o qué), y aunque a sus tiernos 18 añitos todavía está por hacer, lógicamente, no se puede negar que el chiquillo apunta maneras. Es ya el número 21 del ranking, y en Wimbledon llegó hasta la tercera ronda, en la que, inesperadamente, cayó ante el joven francés Ugo Umbert (al que luego trituró un tal Djokovic).

Christian Garín

Podría haber sido perfectamente un galán de telenovelas venezolanas, pero por esas cosas de la vida Christian Garín prefirió ser un tenista chileno. Y la verdad es que hizo muy bien porque, sin ánimo de repetirnos, es otro de los que están en su mejor momento. En este 2019, el actual número 34 del ranking ha ganado dos torneos ATP, ambos en tierra batida (que, aunque se ensucien más las zapatillas, es sin duda la mejor superficie para los latin lovers como él). Parece que la hierba no se le da tan bien, y en Wimbledon perdió en primera ronda contra Rublev.

Borna Coric

Bordeando el top 10 –tenísticamente hablando– nos encontramos con este pedazo de croata de 22 años. Que como veréis, tiene unos cuartos traseros de quitar el hipo (hay quien asegura que es capaz de cascar nueces con sus glúteos, aunque, desgraciadamente, no está documentado). Y nos encanta lo bien que combinan sus imponentes nalgas con ese pelo pincho y esa carita de niño bueno que no ha roto nunca un plato. En fin, este año en Wimbledon… ¡Joder, si no ha podido participar por una lesión de espalda! Borna, tío, esto no se le hace a un amigo…

Alexander Zverev

Finalmente, el supuesto heredero del cetro del tenis mundial, el alemán de origen ruso Alexander Zverev. A sus 22 años ya ha ganado tres Masters 1000, que no es moco de pavo, pero lo cierto es que en los Grand Slams este rubiales con rostro de querubín y casi dos metros de altura se suele desinflar. Lleva un 2019 bastante flojo, y en Wimbledon cayó a las primeras de turno ante Jiri Vesely. Aun así, es el número 5 del mundo (ha llegado a ser el 3). Hay madres que dicen que debería engordar un poco, y lo cierto es que uno lo ve tan flaquito que le entran ganas de prepararle un buen cocido o algo así, aunque con este calor…

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.