18/09/2019

Boicot y crítica homófoba a ‘Toy Story 4’

11 julio, 2019
Léetelo en 2 minutos

El grupo homófobo One Million Moms pide fervientemente a la gente que se una al boicot de Toy Story 4 por una escena de la película en la que dos madres van a recoger al su hijo a la guardería.

Parece que la escena que Pixar introdujo en el filme con ánimo reivindicativo e inclusivo con las familias LGTBI ha levantado ampollas, aunque únicamente a los que fueron capaces de pillar la indirecta, ya que la escena criticada es tan breve que cualquiera podría perdérsela en lo que coge un puñado de palomitas del cubo.

El grupo norteamericano está pidiendo a gritos que la gente deje de ir al cine y, por lo que sabemos, su plan no ha sido nada efectivo, ya que es una de las películas que más han recaudado en un fin de semana de todo el año.

La líder del grupo, Monica Cole, ha hecho las siguientes declaraciones sobre el tema:

«Toy Story 4 es el último lugar donde los padres esperan que sus hijos se enfrenten con contenido relacionado con la orientación sexual».

«Problemas de este tipo se están introduciendo prematuramente. Es extremadamente común, pero innecesario».

«Disney ha decidido una vez más ser políticamente correcto en lugar de ofrecer entretenimiento para toda la familia».

«Disney debería ceñirse a entretener a los niños en lugar de exponerlos a temas controvertidos».

Pero no ha sido la única crítica con la que se ha topado la película animada, pues el pasado viernes un corresponsal de infoCatólica sacaba un artículo (por llamarlo de alguna manera) en su web en el que decía las siguientes sandeces, al más puro estilo Mariano Rajoy:

«De esta película de niños y tributo a una generación de no tan niños, se puede extraer un principio que, ciertamente, es un argumento en contra del movimiento LGTB y toda la lógica de la ideología de género y demás».

«No se trata, pues, de quién quieres ser, sino de quién debes ser. Si se tratara de ser quien quieres ser, la razón de quién eres todos la conocerían, pues sería la propia voluntad. Pero no conocerlo es reconocer que quien eres no depende de eso sino de algo externo llamado Ley Natural, y que no debe solo ser respetada, sino hasta promovida en favor, incluso, de quienes la niegan y marchan por un orgullo de querer ser lo que no son, de irrespetar y atentar contra su finalidad natural y contra aquel de quien procede esta: su Creador».

En el artículo en cuestión hay otras muchas perlitas, pero os vamos a ahorrar el mal trago, pues el redactor de la web analizó la película como si de una epístola a los corintios se tratase.


                
x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.