25/08/2019

La campaña que lucha contra los vídeos LGTBIfobos en YouTube

31 julio, 2019

¿Cumplen las emisiones internacionales las condiciones de contenido de YouTube? Esta es la pregunta que se planteó Murad Odeh, un hombre gay de origen palestino que, mientras veía emisiones árabes en la plataforma, descubrió el tratamiento que se hacía del colectivo LGTBIQ+. «A excepción de un par de programas, los que más audiencia tenían, empecé a ver que sí, que dedicaban algún día a hablar de homosexualidad, pero lo hacían juzgando, desde un punto de vista muy concreto. En las palabras y el tono del presentador notaba desprecio y asco, eso cuando directamente no lo decía, como otros casos».

Murad cuenta que, en otros muchos casos, lo que hacen es llevar a tres o cuatro gays y lesbianas disfrazados para que no les reconozcan y empezaban sus interrogatorios: «Las preguntas que les hacían eran del tipo; “¿No te da vergüenza ser un desviado social? ¿Por qué pretendes imponer tus ideas al resto de la sociedad saliendo así a la calle? ¿Por qué quieres que los niños te vean así?”».

La denuncia que Murad presenta es que estos programas utilizan argumentos como la libertad de expresión o la libertad de prensa para defender la discriminación y el castigo de ciertas identidades y orientaciones sexuales.

Su recogida de firmas en la plataforma Change.org ha puesto como ejemplo fragmentos de estos programas emitidos en prime time que denigran, insultan, ridiculizan y humillan a sus invitados homosexuales y transexuales. En ellos, incluso se incita al asesinato y al exterminio de la comunidad LGTBIQ+ por cuestiones religiosas, que como el mismo Murad dice en la recogida de firmas, «no están demostradas».

Estos vídeos resultan especialmente peligrosos para la comunidad LGTBIQ+ porque dan consejos, por ejemplo, de cómo diferenciar cuando una persona es transexual: desde sus manos a su mandíbula, la nuez o la talla del pie…

«Poco a poco fui viendo cada vez cosas más fuertes y no entendía por qué nadie comentaba en contra de ellos. Los comentarios de los vídeos eran todo lo contrario, reproducían ese pensamiento y esa forma de ver las cosas. Me di cuenta de que mis padres, también árabes, muchas veces habían dicho las mismas palabras que decía el presentador, y entendí que este altavoz tan grande que es la TV tenía tanta fuerza a la hora de alimentar la homofobia en los países árabes que entiendo que en muchas regiones la cultura árabe sea así. Imagina que llegas a tu casa después de trabajar y en la televisión, mientras cenas, estás viendo esto. Es normal que algún resquicio de esa mentalidad cale en tu forma de ser».

La denuncia de Murad Odeh es que estos vídeos llegan principalmente desde emisiones de Líbano y Egipto y contribuyen, según sus propias palabras «a una cacería inhumana que muchos seres humanos sufren fuera de Occidente y de la que no somos conscientes». La recogida pide que YouTube aplique sus políticas y hagan una limpieza de todo ese contenido que no hace más que extender el odio y la intolerancia.

«Me empecé a preguntar cómo una plataforma moderna de estas características y fundada en un país occidental podía permitir esto. Me indignaba cada vez más al pensar que YouTube censura vídeos mucho menos peligrosos y, en cambio, estos que llamaban al asesinato de gays campan a sus anchas por la red».

Murad comenzó subiendo algunas escenas a su perfil personal de Instagram (@muradodehh) traducidas para que sus seguidores fueran conscientes de lo que ocurre fuera de Occidente.

 

Después de que Murad publicara esto en Instagram recibió alrededor de cien mensajes de personas indignadas mostrando su rechazo a este tipo de emisiones: «Me he dado cuenta de que no somos insensibles, solo necesitamos que nos quiten la venda y nos enseñen lo que ocurre. La comunidad LGBTIQ+ es muy amplia y, si nos dan las herramientas, estoy seguro de que somos capaces de cambiar el mundo».

La recogida de firmas aquí. 

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.