31/10/2020

‘Man Up’, o la masculinidad vista por Teatro en Vilo: “Que un hombre se ría de sí mismo es revolucionario”

13 diciembre, 2019

Las directoras de Teatro en Vilo, Andrea Jiménez y Noemí Rodríguez, han estrenado en el Centro Dramático Nacional una obra que no va a pasar desapercibida. En Man Up proponen su visión de la masculinidad actual, que analizan desde diferentes puntos de vista, sin olvidarse de los relacionados con la homosexualidad, como bolleras que son.

Andrea Jiménez y Noemí Rodríguez llevan nueve años de relación y además las une la pasión por el teatro, que han volcado en un proyecto conjunto, Teatro en Vilo. Estrenan nuevo montaje, Man Up, que estrenan en el Centro Dramático Nacional. “Nos metemos en cada berenjenal…”, afirman casi a la par. “Porque hablar de género siempre es un berenjenal, incluso si intentas contentar a todo el mundo”. En esta ocasión, la masculinidad es el epicentro de su nueva obra, que han escrito y dirigido, y en la que las acompañan cinco actores masculinos.

Andrea [de negro] y Noemí, unidas por su amor y la pasión por el teatro.

De primeras, habrá a quien le parezca una provocación que sean dos mujeres quienes reflexionen sobre la masculinidad. Andrea y Noemí eran muy conscientes de que podría parecerlo, así que usaron una técnica curiosa para crear la pieza. “Para eximirnos en parte de responsabilidad, le pedimos a mucha gente que nos mandara audios de WhatsApp diciéndonos qué querrían ver a un hombre hacer o decir encima de un escenario. Creamos la dramaturgia en base a eso, la realización de los deseos de la gente”.

Recibieron audios de lo más variado. “Hubo gente muy chunga, y otra que transmitía un amor infinito, muy generosa. También hubo quien nos dijo que le parecía mal que preguntáramos, y dos amigas bolleras nos dijeron que les parecía fatal directamente este proyecto. ‘¡Que lo hagan ellos!’, dijeron. ‘¡Hablad de visibilidad lésbica!”. Esas amigas se quedarán algo más tranquilas al saber que al final han metido baza en ese sentido. “Al final, es una oda a la reconciliación de géneros”. Su personal sinopsis no tiene precio: “Hombres heteros, maricas, racializados y dos bolleras celebran que existen”.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué habéis decidido estar también en escena en Man Up?
NOEMÍ RODRÍGUEZ ⇒ Nos dimos cuenta de que nuestra voz también debía estar. Porque la obra plantea una conversación, un encuentro activo, divertido y emocionante. Queremos generar un espacio de diálogo; como artistas, para nosotros es lo más urgente, porque el mundo ya está demasiado enfrentado.

ANDREA JIMÉNEZ ⇒ Tendemos a hacer espectáculos en los que abrimos un espacio para que hable quien lo necesita: personas con esquizofrenia, gente del circo, mujeres… Ahora lo hemos hecho con hombres, aunque es cierto que hemos visto que nuestros actores, cuanto más blancos y heterosexuales, menos lo necesitan… En el casting, a uno de los actores que está en Man Up le dijimos que hiciera lo que más le aterrase; cogió, se fue a su casa con dos cámaras, las plantó en el salón y salió del armario con sus padres. Los cinco, que son grandes actores, entendieron muy bien el reto de exponerse en el escenario.

“El hombre gay ha utilizado siempre el humor como arma de supervivencia”

SHANGAY ⇒ Algo que sigue sin ser tan habitual, ¿verdad?
Noemí ⇒ Por eso les pedimos que se mostraran vulnerables, que se dejaran de máscaras. Es lo que pedimos en realidad a cualquier persona que trabaja con nosotras. En ese caso hemos tenido que utilizar pico y pala, sobre todo con los blancos heteros [risas].

Andrea ⇒ Nosotras nos mojamos con ellos. Noemí tiene un speech sobre la bollera y la erótica del poder, por ejemplo: “Yo también he aspirado a la máscara masculina”… ¿Por qué hemos querido ser así y no como nuestra madre? Nadie se libra. Es un espectáculo que puede ofender a los sectores más polarizados.

SHANGAY ⇒ ¿Tenéis miedo de que esa polarización os salpique?
Noemí ⇒ He pensado mucho en eso, porque es algo que está en el ambiente. Es cada vez más difícil para un artista ser honesto y decir lo que piensa. Pero sabemos que hemos trabajado desde el amor máximo, respetando y adorando a las personas con las que trabajamos.

Andrea ⇒ Somos majísimas [risas]. En nuestros últimos espectáculos hemos optado por ofrecer versiones más estúpidas de lo que son las personas normales: se exageran los fracasos, los errores, las ansiedades… Claro, cuando dos tías hacen eso en este show con cinco tíos me da miedo que nos digan que los ponemos de idiotas. ¡Míranos a nosotras también! Está más aceptado que una tía se ría de sí misma, y que los hombres se rían del mundo. Que un hombre se ría de sí mismo es revolucionario, sobre todo si no es marica. El hombre gay ha utilizado siempre el humor como arma de supervivencia. Al final, es nuestra obra más feminista.

“La plumofobia no deja de representar el odio a lo femenino”

SHANGAY ⇒ El humor ayudará mucho a asimilar el mensaje…
Andrea ⇒ Sin duda. Porque o haces un panfleto, que nosotras no sabemos, o haces algo como Man Up. Nos preguntamos “¿qué no pueden contar las palabras?”. Por eso hemos incluido mucho cuerpo, coreografía, baile, exorcismo… Usamos el teatro, que es el lugar de las máscaras, para hablar de otra máscara: el género.

SHANGAY ⇒ Dentro de la homosexualidad, ¿qué temas específicos tratáis?
Andrea ⇒ Uno es la plumofobia, que no deja de representar el odio a lo femenino. En esos audios que recibimos, tanto hombres como mujeres nos decían que querían ver a los hombres pedir perdón por el patriarcado. Lo hemos puesto en escena con humor, claro. Y también planteamos cosas como el daño que yo misma me he podido hacer por el rechazo a lo femenino en mí, mi autohomofobia. O que haya quien rechaza su pluma porque significa ser parecido a una mujer, y parece que no hay nada peor que eso.

Noemí ⇒ ¿Por qué un actor con mucha pluma solo puede hacer de criado gracioso o del mejor amigo de la chica? ¿No puede ser quien salva el mundo? Eso nos daría para otra obra, o para una serie.

SHANGAY ⇒ ¿Habéis sufrido discriminación por ser abiertamente lesbianas?
Andrea ⇒ No. Es verdad que fue en nuestro anterior espectáculo, también basado en la autoficción, cuando hicimos público nuestro amor. Cuando hace cuatro años empezamos a trabajar en él, no queríamos hacerlo porque pensábamos que la gente no se iba a identificar con lo que íbamos a contar.

Noemí ⇒ Estábamos profundamente equivocadas, por supuesto. Y nos alegramos mucho de haberlo hecho.

“Llevamos nueve años juntas, y tenemos una confianza ciega en la otra persona”

SHANGAY ⇒ ¿Cómo lleváis vivir y trabajar juntas?
Andrea ⇒ ¡Somos Las Javis! [risas].

Noemí ⇒ Llevamos nueve años juntas, y aunque el trabajo nos ocupa una gran parte de la vida en común, tenemos una confianza ciega en la otra persona, nos entendemos muy bien. Es más fácil ceder en tu ego cuando tienes al lado a alguien a quien adoras.

SHANGAY ⇒ Además, vosotras que venís de la subversión, recibís reconocimientos como el reciente premio de teatro El Ojo Crítico de RNE, por vuestra “apuesta por nuevos lenguajes artísticos, por albergar voces de otros colectivos y por la sinceridad y elocuencia de su poética escénica”, o estrenáis en el CDN. Habéis conquistado el establishment
Andrea ⇒ Yo no veo que nuestra situación haya cambiado por eso. Vale, nos han dado un premio, pero ¿dónde vamos a poder estrenar nuestro próximo espectáculo? Nos encanta que los premios nos recuerden que nuestro trabajo tiene un impacto, pero siempre estamos en vilo. Pocos directores de teatro pueden decir que tienen el calendario copado hasta 2023. Así que probablemente sigamos autoproduciéndonos hasta la eternidad [risas].

Noemí ⇒ Es nuestro estilo de vida, estamos acostumbradas. Y vamos a seguir haciendo espectáculos para el público de hoy, que hablen de temas actuales, siempre desde la emoción. Por eso tratamos cuestiones LGTBI, porque siempre compartimos partes nuestras en lo que hacemos.

RETRATO: MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ
FOTOS FUNCIÓN: MARCOSGPUNTO

LA OBRA MAN UP SE REPRESENTA EN EL TEATRO VALLE-INCLÁN (PZA. LAVAPIÉS, S/N) de madrid HASTA EL 12 DE ENERO.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.