15/06/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Leandro Cano: “Que no le haya hecho yo un mantón de Manila a mi abuela…”

10 febrero, 2020
Léetelo en 5 minutos

En Ventas del Carrizal, un pueblo de apenas 500 habitantes de la provincia de Jaén, rodeado de torres de defensa moriscas, brilla con luz propia un joven diseñador. Pero el colorido y costumbrista universo de Leandro Cano fue oscuro en sus inicios; un joven abiertamente gay de familia tradicional, que sufrió bullying en el colegio, y que sacó fuerza de la incomprensión para volar muy alto. Nueva York, Berlín, Moscú o Hong Kong han oído hablar de su arte, y estrellas como Lady Gaga o Katy Perry no han podido resistirse a sus creaciones. Introvertido y humilde, pero orgulloso de haberse construido a sí mismo, su historia no se entiende sin el empoderamiento de la mujer y el valor de la artesanía, pilares que siempre le inspiraron, y por los que lucha desde su lugar de origen, donde tiene su taller. Porque aunque le puedas ver por la feria de Sevilla con su amigo Marc Jacobs, no le gustan los focos: él es simplemente Leandro, de un pueblo de Jaén. Y a mucha honra.

Raíces y bullying homófobo

“Era un niño gordito, con gafas, homosexual, lo llevaba todo súper oculto y la verdad que lo pasé bastante mal… El bullying que ahora está tan de moda, yo lo he vivido en primera persona. Hasta el punto de que sentía momentos en los que mi vida no tenía mucho sentido. Iba a la escuela, me pegaban palizones… Yo llegaba a mi casa, se lo contaba a mi padre y me respondía un “pues más les tienes que pegar tú”. Era un mundo muy cerrado y conservador, mi padre tiene siete hermanos, todos ellos cazadores, mi abuelo era muy simpatizante de Franco… Todas estas cosas, con 16 años, me hicieron salir del pueblo, necesitaba huir”.

‘Ofrenda’ a la abuela Carmen

“Ahora ando con la colección Ofrenda. Está inspirada en 1862, fecha de nacimiento del flamenco en el Sacromonte granaíno, un homenaje a todos esos niños pobres que bailaban para pasar el tiempo mientras sus padres se morían literalmente. Está compuesta por ocho bodies, se presentó en París en la embajada de España en colaboración con artesanos españoles, a los que intento dar siempre visibilidad. Ya está bien de ocultar a la gente que tenemos detrás trabajando toda una vida, hay que darle ese valor y reconocimiento. De ahí nace Carmen, una colección que presentamos en Milán, y es una ofrenda que hago a mi abuela Carmen, porque murió con las ganas de tener un mantón de Manila, y yo no lo sabía. ¿Cómo puede ser posible esto? Y que no lo dijese nunca… Así que con Carmen fue como unir ambas colecciones, para cumplir con su deseo”.

La mujer artesana

“La mayoría de las personas que tenemos en el estudio son mujeres, y llevamos trabajando con la artesanía desde que empezamos en 2010, cuando se hablaba de artesanía y se creía que eran puestos hippies con olor a cuero y a corcho. Creamos nuestra asociación de mujeres mayores artesanas, primero para que no se perdiera la herencia de la artesanía, que es muy importante, y porque siento que les debo mucho. No es que me sienta mejor rodeado, pero sí hubo un momento que me sentía más cobijado, porque eran las que me entendían. Siempre me han dado la fuerza para seguir adelante y me han salvado en muchos momentos de mi vida en muchos aspectos. Mi abuela, mi madre, mi hermana, mi sobrina… Tengo ese apego hacia ellas, y en ese sentido me considero muy feminista”.

Vistiendo a Lady Gaga

“Fue en 2012. Un día recibo un mail, ella estaba produciendo un vídeo suyo personal, y resulta que había visto una colección (no sabemos ni dónde ni cómo) que le había inspirado y la quería para todo el videoclip. Me escribía un asistente, que por favor necesitaba la ropa dentro de dos semanas en Nueva York, y yo no me lo creí, de qué me va a escribir a mí Lady Gaga… A los dos días, “oiga por favor puede usted mirar el mail, que Lady Gaga está muy interesada, y tal…”, pero seguía sin creérmelo. Hasta que me mandaron un burofax a casa insistiendo, y entonces ahí ya sí. Le mandamos la colección a Nueva York y nos la retuvieron en la aduana porque había piel y querían saber su procedencia. Todo se retrasó, ya íbamos justos de tiempo y tuvieron que buscar una opción y no grabaron el vídeo con las prendas. Pero ella se quedó tan enamorada que mandamos una caja después y se lo puso en el show de David Letterman, una entrevista que dio en aquel entonces para la presentación del vídeo”.

Marc Jacobs

“Nos fuimos a Berlín a presentar la primera colección en un concurso, y él era el embajador. Ganamos, y durante dos años y medio fui su mano derecha, asistente de diseño. De todo ese tiempo, íbamos y volvíamos de Nueva York y París, por aquel entonces era el director creativo de Louis Vuitton y de su propia marca, era muchísimo trabajo, pero un increíble aprendizaje. Conservo una amistad bastante personal con él, ha venido en Semana Santa conmigo, se viene a la feria de Sevilla… No es que nos llamemos todos los días, pero tenemos una gran relación”.

Soñando con la reina de Inglaterra

“Vestirla es uno de los grandes sueños sí. Me gustaría vestir a gente que ya está muerta hoy en día, heroínas como Juana de Arco, Isabel II, Rocío Jurado… Tengo iconos actuales, pero no me mato por vestir a nadie; obviamente, me viene Beyoncé y no voy a decir que no, por favor, estaría encantadísimo. Pero no tengo ese anhelo”.

La ultraderecha

“Para mí es un tema muy largo, además de hiriente. En mi familia tengo un caso muy cercano de una persona que también es homosexual y hoy en día tiene 60 años… Imagínate lo que ha vivido. Es mi referencia de siempre, ha luchado, sé lo difícil que ha sido, y que ahora quieran que volvamos para atrás… ¡Ni para coger impulso! Llegar adonde hemos llegado hoy ha costado muchísimo, hay mucha gente que ha muerto, otros que ha tenido que exiliarse, demasiado drama y sangre para que venga una ideología que no se sabe por qué, lo quiera destruir. A mí me quita el sueño”.

Fotos Josema Mateos

También te gustará leer

Àngel Llàcer: "No entiendo a qué corresponde el miedo a la homosexualidad"

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.