14/08/2020

Egosex: “La ambigüedad no tiene nada de malo”

9 marzo, 2020

Entras en Twitter, tecleas Egosex y lo que te sale principalmente son fotos de un tío en bolas que utiliza ese nombre para su perfil. Entras en Instagram y descubres a un trío que utiliza dicho nombre con un líder de aspecto fascinante, glamouroso y ambiguo que responde al nombre de Wekaforé Jibril. Nada que ver.

En un tiempo récord, y con apenas unas cuantas canciones publicadas, Egosex, con base en Barcelona, ha logrado despuntar y llamar la atención de grandes festivales como Sónar, que les ha programado para su próxima edición de junio. Esta semana visitan Madrid para dar su primer concierto como tal, el jueves 12 de marzo en la sala El Intruso.

Fotos: Carlos Montilla Estilismo: Rebeca Sueiro Maquillaje: Gloria Rico

Será la ocasión perfecta para ver cómo son esos conciertos de los que Wekaforé prefiere no adelantar nada. “Me parece mucho más interesante que el público venga sin saber qué esperar, la verdad”, afirma. Tienen claro que cada show se lo plantean como una experiencia que va más allá de lo musical, y por eso prefieren evitar spoilers.

“Lo que hacemos se acerca al pop, pero nuestra aproximación es especial”

Wekaforé, de origen nigeriano, conoció a sus compañeros de grupo Lluís Campos y Hug Bonet hace dos años, cuando se fue a vivir a Barcelona, tras haber estado estudiando moda en Bilbao, donde formó parte de un grupo, Paradise Motel. “Barcelona es un lugar lleno de gente inspiradora y de creatividad. Vi a mis compañeros tocar y enseguida conectamos y decidimos crear un proyecto juntos”, recuerda.

Cuando llegó el momento de poner nombre al grupo, Egosex apareció enseguida. “Describía muy bien el tipo de relaciones que estaba teniendo en ese momento, en mi última etapa en Bilbao”, explica el cantante. “Al llegar a Barcelona, me tomé un tiempo para reflexionar, y empecé a leer a Nietzsche. Surgieron conceptos como ‘ego’, ‘superego’… y terminé por ver claro que debíamos llamarnos Egosex”.

Una vez tuvieron definido su sonido –por el que se les ha comparado ya con bandas como Jungle–, decidieron ponerle directamente una etiqueta para calificarlo, “trance jungle blues”, antes de que otros crearan una para hablar de su música. “Aunque ya han utilizado otras, como ‘afro pop psicodélico’. Realmente, lo que hacemos se acerca al pop, pero nuestra aproximación es especial. Nos encanta combinar diferentes estilos, y estamos abiertos a influencias que puedan ir apareciendo. Tenemos gustos muy parecidos, por eso nos entendemos tan bien”.

“Soy una persona muy espiritual”

En sus canciones hay un componente que viene directamente de Wekaforé. “Soy una persona muy espiritual, y es algo que quería incorporar a la música de Egosex”, explica el artista. “Lo que hacemos es sagrado, una expresión muy pura de algo que viene de un lugar especial, y de la que nosotros somos el vehículo para compartirla”.

De momento, Egosex es para Wekaforé una prioridad, aunque no renuncia a su otra pasión. “Música y moda son dos medios complejos de expresión, y para mí complementarios. Cantar me resulta liberador, y no implica tener que lidiar con telas que te sobran ni con prendas que colocar en tiendas”, dice entre risas. “Y la música es mucho más directa, sale de ti a través de las manos o la voz y ya llega al público. El proceso de creación de moda es mucho más complicado para mí”.

“De pequeño me confundían con una niña y me sentaba mal que me lo dijeran, porque eran comentarios cargados de negatividad”

Esa pasión por la moda se refleja a la perfección en los looks del líder de la banda, que cuida mucho su imagen, y apuesta por borrar fronteras entre géneros. “Me sale de una manera natural. Desde pequeño, muchas veces me confundían con una niña. Entonces me sentaba mal que me lo dijeran, me parecía un comentario cargado de negatividad. Con el tiempo he visto que no tiene nada de malo esa ambigüedad”, explica. “Es una parte de mí que disfruto explorando”.

No busca coquetear con el travestismo, ni se considera trans, solo busca expresarse con libertad. “Tengo muy clara mi sexualidad, me defino como heterosexual. Pero es cierto que en algunos momentos me he preguntado qué pasaría se me abriera a otras opciones, y no me genera ningún conflicto. Con mi imagen me gusta generar cierto caos”. En ocasiones, Wekaforé diseña tanto sus modelos como los de sus compañeros, y en otras colaboran con diseñadores emergentes de Barcelona. “Nos gusta ir cambiado”, apunta.

Egosex llegan a Madrid con apenas un puñado de singles publicados, así que el enigma ante su concierto está más que servido, y desean que el público acuda receptivo a las sorpresas que tienen previstas. “Nos gusta ir poco a poco, ir dando a conocer nuestra música de esta manera. Así podemos ir compartiendo nuestra evolución según se va dando”, asegura. “De aquí a Sónar iremos publicando más canciones nuevas, porque no podemos mantenerlas más tiempo en secreto”.

Para Egosex ha sido un subidón su confirmación en la próxima edición de Sónar, en junio, indudablemente. Aunque antes prefieren centrarse en su inminente debut oficial en Madrid el jueves 12 de marzo. “Sexo durante el concierto no habrá, eso seguro. Quizá después…”. La expectación es máxima pues.

EGOSEX ACTÚAN EL JUEVES 12 DE ABRIL EN MADRID (EL INTRUSO)

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.