11/08/2020

‘¡Viva!’, el revolucionario espectáculo flamenco interpretado por bailaores drag

30 marzo, 2020
Léetelo en 3 minutos

El cambio y la diversidad llegan al tradicional mundo del flamenco de la mano de ¡Viva!, donde un grupo de bailaores drag que se mueven entre géneros y aportan visibilidad al colectivo LGTBI con su espectáculo.

¡Viva!, el espectáculo creado y dirigido por el bailaor Manuel Liñán, ha supuesto la ruptura de muchos estereotipos que, hasta ahora, parecían irrompibles en el estricto mundo del flamenco tradicional. Y es que, este espectáculo está formado por un grupo de bailaores drag, completamente entregados y apasionados por el arte, que disfrutan moviéndose y experimentado entre lo masculino y lo femenino.

Liñán quiso utilizar desde el principio una vestimenta de carácter clásico y tradicional, batas, mantones, peinetas… pues, según él mismo explica, esa fue la clase de flamenco que consumió durante su infancia, y en cuyo contexto se sentía perfectamente cómodo. Incluso, ya desde niño coqueteaba a escondidas con dichas prendas y maquillajes. “Lo hacía siempre en un cuarto en mi casa. Me maquillaba o me ponía alguna falda. Lo hacía a escondidas porque tenía miedo de las represalias”, explicó.

A pesar de su gusto y atracción hacia lo socialmente establecido como femenino, a Liñán le enseñaron en la escuela a bailar ‘como un hombre’: movimientos menos fluidos, contoneos poco exagerados y posturas rígidas. Sin embargo, con el paso del tiempo, Manuel se vio incapaz de retener aquel instinto con el que había nacido, y, finalmente, hubo un día en que se dejó llevar. “Con el paso del tiempo, mi cuerpo no pudo retener más esos impulsos y poco a poco iba viendo la luz, adquiriendo movimientos, moviendo las manos como a mí me gusta, empezaba a mover las caderas… Empiezo a moverme entre dos géneros”.

Y es que, para Liñán el baile es la forma de expresión más verdadera. Con el flamenco, el bailaor siente que puede ser él mismo, y moverse en un espacio seguro y libre. “Cuando bailamos, somos nosotros mismos. Nosotros seguimos siendo nosotros”, reflexiona.

Por desgracia, a día de hoy todavía les llegan ciertas críticas destructivas y comentarios homófobos de odio y desprecio por parte de un público que aún no está preparado para el cambio y la renovación de este arte tan consolidado y, pese a todo, repleto de estereotipos. “Hemos recibido mensajes tipo ‘qué vergüenza para el flamenco, ojalá los lleve el diablo pronto’. Es doloroso, pero es algo que pertenece al mundo en que vivimos” confesaba Liñán.

Pero los bailaores de ¡Viva! no dejan que este tipo de comentarios hagan mella en sus actuaciones, y únicamente se aferran a las maravillosas críticas que reciben por parte de la mayoría de los espectadores. Y es que, el grupo de flamenco ha tenido una muy buena acogida en el escenario desde que se produjo su estreno en 2109. Los críticos no se cansan de alabarles y aplaudirles, y algunos dicen que se trata de lo mejor que está pasando actualmente en el mundo del ballet flamenco.

El espectáculo iba a formar parte del Festival de Flamenco de Nueva York en el teatro New York City Center, pero este evento ha tenido que aplazarse debido a la pandemia mundial del coronavirus.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.