10/08/2020

Un hombre gay se suicida en Marruecos, víctima de la terrible campaña de una influencer homófoba

28 abril, 2020

Hace más de una semana denunciábamos la campaña que ha desatado el terror en la comunidad gay de Marruecos, con una única responsable: la influencer homófoba Naoufal Moussa, también conocida como Sofia Talouni. Lo triste es que ya se ha cobrado una víctima, un hombre gay al que le hicieron outing.

Y es que Moussa, a la que por fin se ha cerrado la cuenta de Instagram (contaba con más de 600.000 seguidores), animó a sus seguidoras –mayormente mujeres heterosexuales– a abrirse perfiles falsos en apps como Grindr y Planet Romeo en Marruecos para identificar a hombres gais y sacarles del armario sin su consentimiento. ¿Por qué lo hizo? Supuestamente, quería ayudar a sus seguidoras a descubrir si había hombres gais en sus familias.

Esta campaña, lógicamente, sembró el terror en el colectivo LGTB de Marruecos, pues son personas acostumbradas, tristemente, a vivir su condición a escondidas, conscientes de que las prácticas homosexuales son castigadas por ley.

La reciente campaña de delaciones sufrida por el colectivo LGTB en Marruecos ha añadido presión sobre unas personas acostumbradas a vivir su condición a escondidas de sus propias familias y temerosas de una ley que castiga las prácticas homosexuales con penas de hasta tres años de cárcel.

Según fuentes oficiales, la policía marroquí ha abierto una investigación judicial por iniciativa propia contra los responsables de esta campaña, capitaneada por la influencer marroquí residente en Turquía Naofal Moussa, una mujer trans que ha logrado sembrar el pánico en la comunidad homosexual de su país por culpa de la caza de brujas que ha desatado, con hombres gais sufriendo outing en redes sociales, siendo echados de sus casas y, como se ha confirmado, incluso suicidándose.

Un activista LGTBI y el periodista han confirmado el suicidio de un joven gay de 21 años en Rabat, que estudiaba en Francia pero regresó a Marruecos para pasar el confinamiento con su familia. Sufrió el outing instigado por Moussa y decidido quitarse la vida, algo que ha destrozado a su familia, que no entendían el porqué de ese dramático hecho.

Tanto ONGs como responsables de las distintas apps e incluso Facebook, donde muchas de estas personas LGTB estaban siendo denunciadas han tomado cartas en el asunto, y habrá que ver qué acciones se toman para frenar esta escalada homófoba, cuyas consecuencias están siendo terribles.

Tras las primeras filtraciones y amenazas, la policía marroquí, bajo la supervisión de la Fiscalía General, abrió una investigación judicial sobre actos de “incitación al odio y discriminación, difamación y atentado contra los sistemas de tratamiento automático de datos”.

Varias ONG y homosexuales consultados por Efe confirman que están estudiando la mejor forma de presentar una denuncia, lo que supondrá asumir ciertos riesgos, porque la ley marroquí puede acabar volviéndose contra ellos. Y continúa la lucha de distintas asociaciones en Marruecos, defensoras de los derechos humanos, para lograr la despenalización de la homosexualidad en Marruecos, que confiamos sea pronto una realidad.

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.