fbpx
24/05/2022 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

¿Alguna vez has pensado en hacerte un tatuaje el pene? Te contamos todo lo que necesitas saber

5 febrero, 2021

Hablemos de tatuajes… Según una encuesta realizada en 2018 en 18 países del mundo, el 38% de la población mundial tiene al menos un tatuaje. Con una cifra tan alta, tener la piel marcada con tinta deja de ser algo especial. Entonces, ¿cuál es el siguiente paso para ser único?

Aunque suene sorprendente, hay quien ha optado por tatuarse zonas íntimas como el pene. Una práctica solo apta para valientes que sí te asegura esa exclusividad en la piel. Puede que ni te lo hayas planteado, o que creyeras que no era posible, pero sí, el pene también puede lucir tatuajes como cualquier otra parte del cuerpo. Y los que lo han probado aseguran que no conlleva un dolor mucho peor que el que se sufre en otras zonas.

En un reportaje de Vice sobre el tema, comparten las declaraciones de LiGee, quien decidió hace cerca de veinte años tatuarse catorce rayas en forma de ‘V’ en el pene. “Tan pronto como la gente lo ve, me preguntan si me dolió y si tenía que estar en erección cuando me lo hice”.

Como decíamos, el dolor es intenso pero soportable; la primera reacción es negativa porque se trata de una zona muy sensible en la que no queremos sentir ni un ligero malestar. Y no, no es necesaria una erección a la hora de ejecutar el tatuaje. De hecho, por el dolor, sería imposible mantener el pene erecto todo el tiempo. Dicho esto, LiGee asegura que “cuando se le pone dura” hay más espacio entre las rayas.

Otro problema es encontrar al tatuador. No es fácil dar con algún profesional que acepte un trabajo de este tipo, y si aceptan, suele ser con una tarifa bastante alta.

Aunque el esfuerzo puede merecer la pena, porque LiGee reconoce que a raíz de su decisión tiene mucho más sexo. Las rayas de su pene suponen un extra de morbo a la hora de ligar. “Les gusta ver cuántas rayas pueden meterse…”.

Prácticas sexuales aparte, lo cierto es que no recomendamos que des el paso si no lo tienes claro al cien por cien. Y es que, aunque existen tratamientos láser para eliminar los dibujos de tinta de tu piel, estos sí que son muy agresivos en la zona genital… y los pacientes suelen gritar de dolor.

También te gustará leer

Quim Gutiérrez presume de abdominales y enseña (sin querer) la puntita de su gran secreto

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.