15/05/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Sergio Martínez Vila estrena ‘Mapa de heridas’: “Veo el género y la identidad como algo fluido”

18 febrero, 2021

Dramaturgo, director y realizador de cine, Sergio Martínez Vila escribió la función Mapa de heridas en 2018. Debía haberse estrenado hace un año, pero el confinamiento lo impidió. Por fin ha llegado la hora de la verdad, y se puede ver en Madrid hasta el 28 de febrero.

Mapa de heridas está interpretada por Óscar Oliver y Cristina de Anta. Ella interpreta a Ana, que se cita con cuatro hombres (a los que da vida Oliver) que violaron en grupo a su madre treinta años atrás. Se quedó embarazada y tuvo a esta hija, que se deja llevar por un impulso y decide verse cara a cara con ellos. “Es una obra dura, que va a contracorriente en la manera de hablar de cuestiones de género y violencia sexual”, explica su autor y director. Que tiene un deseo claro: “Que la gente la reciba con la mente y el cuerpo muy abiertos. Puede incomodar mucho, y no espero que guste, sino que implique a la gente ante los temas tan sensibles que se tocan”.

No oculta el desafío que supone esta función, en la que tanto el bien y el mal como los géneros se cuestionan. “Para mí es inevitable hacerlo, porque el fenómeno de la violencia, sobre todo cuando tiene un componente de género, es algo que siempre tengo presente”, explica. “Y no paro de pensar en cómo podemos sanar las heridas que provoca como sociedad. He querido enfrentarme a ese conflicto tan enquistado de una manera nada dogmática, desde la escucha y la empatía. Porque desde la polaridad víctima-verdugo se soluciona poco”.

“Apuesto por verlo todo de manera fluida, ambigua y viva, no de un modo categórico”

De manera que en Mapa de heridas, Martínez Vila enfrenta a dos actores cuyos roles y maneras de actuar no responden a los estereotipos tradicionalmente asociados al bien y el mal. “Merecía la pena contarlo tal y como lo planteo desde la ficción, aunque resulte inmoral. Hay que empezar a construir alternativas para minimizar la violencia”. Como suele suceder en su trabajo, la (de)construcción de género también está presente en esta obra, porque quieren contribuir a borrar las limitaciones que genera la visión dualista de género. “Que tengas la voluntad de mirarte en el otro rompe con una forma de pensamiento, y ayuda a entender tu propia identidad como algo más fluido; aquí entran el género y la identidad sexual”.

Mapa de heridas parte de un suceso de violencia sexual para generar una dinámica masculino-femenina que se aleja de los cánones por voluntad del autor. “No se puede dar por sentado qué debería pasar entre una mujer y cinco hombres que agredieron a su madre treinta años atrás. Me interesaba que no resultase fácil desde fuera ver qué hay de masculino en ella y de femenino en ellos, porque genera una sensación escurridiza y ambigua. Que ojalá nos lleve a plantearnos qué es para nosotros lo masculino y lo femenino”. Asegura Martínez Vila que ha buscado generar muchas preguntas al respecto: “¿Por qué tiene que parecernos masculina una chica que decide emprender esta búsqueda tan kamikaze? ¿Qué entendemos por energía masculina?”. Porque él huye del mundo en blanco y negro, “apuesto por extender un tapete de grises, verlo todo de manera fluida, ambigua y viva, no de un modo categórico”.

Explica que su manera de bucear en la fluidez, a nivel de género e identidad, tiene que ver en su caso con lo arraigada que está en él la espiritualidad. “La práctica mística la tengo muy presente en mi día a día”, explica. “Estoy en un camino de búsqueda. A nivel de identidad, estoy en un momento de apertura”. Aunque puntualiza: “Esa apertura está menos anclada en lo relacional, lo sexual y lo afectivo (porque, tal y como estamos, de relaciones, nada) y mucho más en un plano trascendental”. Poner en pie esta obra le hace feliz a muchos niveles, y uno importante es que le hace disfrutar mucho del presente, como espera que les ocurra a los espectadores, “porque un discurso artístico que disfrutas te ancla en el aquí y el ahora, te hace absolutamente presente”.

MAPA DE HERIDAS SE REPRESENTA EN LA SALA CUARTA PARED (C/ERCILLA, 17) DE MADRID DEL 18 AL 28 DE FEBRERO

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.