05/08/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Víctor Palmero es ‘Johnny Chico’, un alegato contra la LGTBIfobia: “Hay mucho de mí en el personaje”

20 julio, 2021

Menuda aventura es Johnny Chico para sus dos principales responsables, el actor Víctor Palmero y Eduard Costa, el director. Presentan juntos la obra, que ya ha recorrido parte de España y ahora se puede ver en la sala principal del Teatro Lara de Madrid porque es su “hijo” común.

Eduard y Víctor se conocieron en Onda, la ciudad castellonense de donde es originario el popular actor. Palmero era un adolescente de 14 años con grandes inquietudes artísticas, y Costa –afincado en Valencia– llegó a dar clases de interpretación y enseguida vio el potencial del joven. “Le vi muchísimo talento, se dejaba la piel en las clases y encima, a pesar de la diferencia de edad, se fraguó una amistad muy guay”. Y aunque habían colaborado en alguna cosa puntual, nunca se habían embarcado en un proyecto profesional juntos. “Nos debíamos un trabajo así”, cuenta el director.

El actor no le puede estar más agradecido. “Yo era un niño perdido en mi pueblo cuando nos conocimos, me sentía un bicho raro, no encontraba mi lugar. Eduard me propició una tabla de salvación a la que agarrarme”. Cuando Víctor Palmero descubrió el texto de Johnny Chico (Go by Night), de Stephen House –un monólogo–, lo tradujo y se lo pasó a Eduard una Nochevieja para que lo leyera, y ver si estaría interesado en dirigir el montaje que él quería interpretar. Dijo que sí. “Nos pasamos un verano en Valencia trabajando en él”, recuerda Víctor. “Rascó todo lo imaginable en mí. Es algo que sana, pero fue duro”.

Costa confiesa que tenía cierto miedo, porque se embarcaba en esta aventura con un actor ya muy conocido, “al que me unía una vinculación personal muy fuerte. Me encantó que viniera muy tabula rasa, abierto a todas mis propuestas”. Y se lanzaron: “Un chándal, una silla, él y yo fue todo lo que necesitamos, en un trabajo al cincuenta por cien por parte de ambos, sin nadie que nos fiscalizara”.

El protagonista define a su personaje, Johnny Chico, como “un interrogante constante”, y el director añade que a este pobre desvalido que solo busca ser amado y aceptado “le persigue el mal fario”. Como se recomienda saber cuanto menos mejor del viaje de un chico perdido a través de ciudades e identidades de género, nos ahorramos una sinopsis con spoilers innecesarios. Sí se puede contar que Víctor Palmero no solo interpreta al protagonista, también al resto de personajes que aparecen (“incluso todas las voces que se escuchan”, apunta Costa).

Como en La que se avecina, borda un personaje trans. “Ya he jugado antes con la identidad de género, y me sigue pareciendo muy interesante hacerlo. En este caso, la visión es muy distinta a la que propone Alba en la serie. Aquí Johnny se pregunta ‘¿qué quiero ser?’, y la respuesta parece ser ‘qué más da”. Lo que está claro es que Johnny es muy importante para Víctor. “Hay mucho de mí en el personaje, por eso me tocó tanto el texto desde que lo leí por primera vez”.

La manera en que plasma la LGTBIfobia tiene, desgraciadamente, mucho que ver con nuestra actualidad. Es imposible no pensar en tragedias como la de Samuel Luiz en algún momento de la obra. “Lo que me da pena es que la gente que viene al teatro no tiene nada que ver con los que apalean a personas LGTBI”, dice Eduard. “Me preocupan las personas, como la señora Monasterio, de ciertas tendencias políticas, que hacen mucho ruido a pesar de ser pocos, o la falta de visibilidad en las escuelas. Tenemos un agujero social por cubrir, y hay que apostar por la diversidad desde el minuto cero”.

FOTOS: SALVA MUSTÉ

JOHNNY CHICO SE REPRESENTA LOS JUEVES 22 Y 29 DE JULIO Y LOS SÁBADOS 21 Y 28 DE AGOSTO EN EL TEATRO LARA (CORREDERA BAJA DE SAN PABLO, 15) DE MADRID

También te gustará leer

El triunfo LGTBI en la trilogía de 'La calle del terror' de Netflix

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.