fbpx
02/10/2022

Jaime Álvarez: “Es absurdo juzgar la orientación sexual de alguien por vestir de un color u otro”

30 diciembre, 2021
Léetelo en 1 minuto

El diseñador sevillano Jaime Álvarez es una de las promesas de la moda española. Ha vestido a estrellas como Sam Smith, Shawn Mendes o Rauw Alejandro, entre otras celebrities, con su firma Mans, donde rompe con los esquemas de género.

Todos sabemos que los dos últimos años han sido duros, pero entre las sombras también hay quien ha vislumbrado algunas luces.

La del diseñador Jaime Álvarez le alumbró el camino como ganador de Vogue Who’s On Next en 2020, concurso que fomenta el talento emergente en la moda española.

Una victoria que marcó un antes y un después para la firma del sevillano, Mans. “El premio me ha servido a nivel económico, ya que es una ayuda enorme, y también para que se nos reconozca a nivel profesional”, nos cuenta. “También nos ha dado la oportunidad de asentar la bases de la marca y darnos a conocer al público”.

En este ADN de la marca creada por Álvarez, encontramos una interesante redefinición del concepto de masculinidad que tiene que ver con la ruptura de etiquetas y géneros tradicionales. “Empecé la marca en un momento en que la moda masculina estaba un poco estancada. Había un vacío entre marcas serias y clásicas, y la extravagancia de los diseñadores jóvenes. Así que mezclé la sastrería artesanal con nuevas técnicas y colores, y de ahí surgió el concepto de la nueva masculinidad. Ofrecemos una nueva imagen del hombre que no tiene nada que ver con su orientación sexual, es absurdo juzgar eso por el hecho de vestir un traje de un color u otro”.

Relacionado

Tanto es así que la mayoría de sus clientes son mujeres. “Nosotros diseñamos prendas versátiles, y el género se lo da la persona que las lleva”. Sin duda, una filosofía muy LGTBIQ+. “No me gusta mezclar la moda con la política, pero es verdad que para lanzar cierto tipo de mensajes es necesario utilizar todas las armas posibles. Yo lo he hecho de manera inconsciente, y me ha llegado la respuesta del público”.

Sin embargo, está lejos de sentirse un referente. “Sería súper positivo, me encantaría ser un referente tanto en la moda como por el mensaje que llevo, pero si lo soy no me he dado cuenta ni lo quiero saber, porque soy bastante tímido y me pondría nervioso”.

Respecto a su carácter más reivindicativo, nos confiesa que debería hacer aún más. “Me gustaría estar más metido en el colectivo y ser más responsable del cambio”.

Una importante motivación que podría haber nacido durante su infancia. “Sufrí bullying bastante tiempo, lo pasé mal, pero mi infancia no fue excesivamente mala, sobre todo viviendo en un pueblo de Sevilla”.

Sin embargo, con el tiempo se ha dado cuenta de que no hay menos respeto en La Luisiana que en cualquier gran ciudad. “Hay gente en Madrid que es más retrógrada y antigua”.

Es momento de hablar de cambios para los próximos años, y aquí es cuando Álvarez nos da un tirón de orejas. “A los españoles nos falta reconocer el valor que tiene la moda. Es un país con diseñadores buenísimos que nada tiene que envidiarle a otros, pero en la calle no se aprecia lo suficiente”.

Y si le preguntamos por un deseo para 2022, él le echa morro. “Que la gente se case para que venga a hacerse los trajes”.

FOTO: SALVA MUSTÉ

Relacionado

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.