fbpx
27/06/2022

Relatos gais (des)conectados: “Me gusta estar solo”

25 marzo, 2022
Léetelo en 4 minutos

Capítulo 52

Me gusta estar solo

Quiero volver a estar enamorado, lo echo de menos. Pero también sé que cuando tenga a alguien, y pasen unos meses, voy a dudar y voy a volver a pensar en estar soltero. Es siempre la misma rueda, me conozco, soy así de masoca y caprichoso. ¿Os pasa lo mismo?

Acabo de bajar de casa de un tío. Solo se la he chupado, yo no me he corrido, tampoco se ha preocupado mucho más por mí después, tenía que irse a dormir porque mañana trabaja y ya son las tres. Cojo un patinete eléctrico, el mismo con el que he venido de improviso hasta aquí hace no más de una hora. Comienzo a acelerar en las calles vacías, los monumentos iluminados en silencio, el aire frío chocando con mi cara y noto aún el pelo húmedo porque no me he secado bien después de quitarme su corrida de la cara.

Me gusta estar solo, pero no quiero estarlo toda la vida. Y la espera a que llegue el indicado no es fácil. Creo que estoy tomando el camino equivocado. Ojalá pudiera decir que voy a dejar de subir a casas de pavos para ser su paja antes de dormir, para que ni siquiera me inviten a un vaso de agua después, y ojalá me lo dijera de verdad, pero aún no soy esa persona. Y ese, ese puede que sea mi camino: no esperar a que llegue ningún ‘indicado’, sino empezar a caminar yo solo y convertirte en quien quiero ser. Después ya llegará quien tenga que llegar.

Qué queréis que os diga, me gusta estar solo pero no me gusta lo que hago conmigo mismo cuando nadie está mirando, cuando sé que no se lo voy a contar a ninguno de mis amigos. Me sorprende cómo puedo vivir con recuerdos de cientos de noches volviendo en patinete sin que ninguno me afecte, porque se van perdiendo en mi memoria según van llegando nuevos. ¿Y mejoraría estando con alguien? A veces lo he hecho, encontrando en casa lo que antes buscaba con instinto animal en otras camas, pero si voy a estar con alguien con el que voy a necesitar ir juntos a orgías para mantener una llama, un cariño, un amor… ¿me va a volver a pasar lo mismo?

Me acuerdo entonces de X, de cómo me dejé engañar por él y por su cara de bueno pensando que a su lado no haría tantas cosas malas, y terminé como siempre. ¿Por qué creería que alguien como él me iba a ayudar a encontrar un camino mejor? Estoy cansado de buscar alguien que no me haga daño. Todos te van a hacer daño de una manera u otra, forma parte de enamorarse, se trata de encontrar a la persona a la que poder decirle: joder, esto me ha dolido. Y te escuche. Se trata de dejar de buscar alguien que te sorprenda y empezar a sorprenderte tú. Dejar de buscar a quien no te vaya a decepcionar y empezar a preguntarte si sabrás gestionarlo cuando pase. Y si no pasa… pues mejor, ¿no? Pero si el que te decepciona eres tú, siempre, sin importar que pasen años y cometas los mismo errores cada una de las veces… entonces no hay camino que seguir. Ni solo ni con nadie.

Llego a casa y abro la conversación de X. Me quedo mirando el último mensaje que recibí: un saludo, seco, que nunca contesté. Me he metido para ver su foto una vez más, porque en el fondo ya da igual. Creo que al menos tenemos una conversación pendiente, quiero que entienda por qué lo que hizo está mal y por qué me dolió tanto su rechazo después de sincerarme con él. Al menos para que no se lo vuelva a hacer a nadie. Al menos así podré romper su rueda, y ayudarme con la mía.

Se trata de encontrar a alguien con quien me siga gustando estar solo, y aun así quiera compartir mi tiempo con él.

‘RELATOS GAIS (DES)CONECTADOS’
BREVES RELATOS homoeróticos de ficción ESCRITOS POR el periodista pablo paiz

TODOS LOS FINDES EN SHANGAY.COM

FOTO: MANO MARTÍNEZ

También te gustará leer

Miranda!, de nuevo en España: "Estamos viviendo una nueva luna de miel con la vida"

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.