Nico Romero en 'Los gatos mueren como las personas': "La cultura debe remover conciencias, no podemos estar ajenos a la realidad social"

El actor extremeño es uno de los protagonistas de la nueva obra de Dan Jemmett, que une a Müller y Fassbinder en el CDN.

Nico Romero protagoniza 'Los gatos mueren como las personas'.
Nico Romero protagoniza 'Los gatos mueren como las personas'. (Miguel Ángel Fernández)
David Pallarés

David Pallarés

Con siete años vi a Madonna besarse con Britney Spears en la tele y desde entonces mi vida cambió.

3 junio, 2024
Se lee en 2 minutos

Temas: , , ,

Los gatos mueren como las personas no es una obra de teatro al uso. En ella, el texto, los personajes, la historia e, incluso, la lógica, pasan a un segundo plano para darle espacio a lo no convencional. Nico Romero es uno de sus protagonistas, y nos habla de ella como un acercamiento al teatro de la crueldad: “Antes de empezar a trabajar en esta obra no conocía este concepto, pero es muy interesante, ya que el texto no es lo más importante, ya que la escenografía y la coreografía tienen la principal relevancia. No hay lógica en ella, ni una estructura lineal. El espectador está acostumbrado a buscarle sentido a lo que ve, al igual que nosotros como actores, y lo más interesante de este trabajo es abandonar la coherencia y dejarse llevar por las emociones que pueda generar… Es toda una experiencia”.

La función está bajo las directrices de Dan Jemmett quien, para su creación, ha unido las obras de dos de los autores europeos más influyentes del siglo XX: Heiner Müller y Rainer Werner Fassbinder. “Cuando vi lo que teníamos entre manos me explotó la cabeza, sobre todo porque no podía imaginar cómo íbamos a llevarlo a un escenario de teatro. Y eso fue lo que más llamó mi atención. Me daba igual el resultado final, quería superar ese reto y vivir un proceso creativo tan interesante como este”.

En ese espacio de lo no convencional que se crea en el Teatro Valle-Inclán durante la representación, hay lugar también para la liberación y la ruptura con lo establecido. Como sucede con el juego que se hace del género, con actrices interpretando papeles masculinos o actores vistiendo con ropa femenina. “En la obra nos entregamos a caminar por un lugar imaginario muy particular donde todo es posible. El vestuario y las pelucas son una locura, y eso nos llevaba a luchar contra los cánones típicos del género. Creo que esa no normatividad atrae mucho al público y, a la vez, hace que a algunos les pueda picar”.

En los últimos meses hemos visto cómo algunas obras de teatro se han visto censuradas porque molestaban a ciertos políticos y programadores, y le pedimos a Romero su opinión al respecto: “La cultura debe remover conciencias, además de entretener. No podemos mirar a otro lado con lo que está pasando en el mundo, ni estar ajenos a la realidad social. Y, evidentemente, esa pulsión y ese poder que tiene la cultura hace que a mucha gente le pueda molestar. Eso ha pasado siempre y va a seguir pasando. Si a alguien le pica es que lo hacemos bien”.

LOS GATOS MUEREN COMO LAS PERSONAS SE REPRESENTA EN EL TEATRO VALLE-INCLÁN DE MADRID HASTA EL 23 DE JUNIO

FOTOS RETRATO: MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ
FOTOS OBRA: LUZ SORIA

Shangay Nº 564
Portada de la revista Anuario 2023
  • Junio 2024
Shangay Voyager Nº 38
Portada de la revista Shangay Voyager 38
Anuario 2023
Portada de la revista Anuario 2023
  • Diciembre 2023