5 razones que hacen de ‘Call Me By Your Name’ una joya

La historia de amor gay más emocionante del año la firma Luca Guadagnino. Una película de sensibilidad extrema, protagonizada por Thimotée Chamalet y Armie Hammer, que te deja emocionalmente exhausto/a. Estos son 5 motivos que hacen de 'Call Me By Your Name' una joya.

 

POR: Agustín Gómez Cascales

1. Thimotée Chalamet.

Imposible considerarle ya una promesa, porque lo que hace este joven actor en Call Me By Your Name es prodigioso. La suya es una interpretación de una sensibilidad extrema, en la que se mueve entre una variedad de registros sorprendente para alguien de su edad –acaba de cumplir 22–. Elio es un personaje complejo, un adolescente a las puertas de la mayoría de edad al que sorprende, de manera inesperada, un amor incontenible por un estadounidense mayor que él (Armie Hammer). Oliver llega a pasar el verano de 1983 con su familia, en algún lugar idílico de Italia sin determinar, para trabajar en el doctorado con el padre de Elio, experto en cultura grecorromana (espléndido Michael Stuhlbarg).

Erudito y plurilingüe a la vez que tremendamente inseguro, Elio nunca ha vivido un verano tan especial, desbordado por sus sentimientos –que van de la euforia a la tristeza, pasando por el deseo y la confusión–, y el director Luca Guadagnino refleja con mano maestra los vaivenes emocionales de esta –aparentemente– improbable pareja, a la que le cuesta manejar sus impulsos, físicos y emocionales. Solo por el enternecedor último plano de la película –magistral, además de ser una inteligente manera de mantener al espectador pegado a la butaca durante los créditos finales–, Thimotée Chalamet se merecería todos los premios del mundo. Aunque el principal lo tiene, el de emocionar incluso al espectador que más se resista a la lágrima.

¿Por qué es la música un elemento clave en la película? Sigue leyendo

Página 1 de 5

Lo que comentan nuestros seguidores