Cómo ser gay y ‘Sobrevivir al ambiente’

El psicólogo Gabriel J. Martín y el ilustrador Sebas Martín han dado forma al libro ‘Sobrevivir al ambiente’, una divertida reflexión sobre cómo moverse con soltura en el mundo gay. Aquí nos cuentan cómo confían en que continúe mejorando la realidad de la comunidad LGTB.

 

POR: Agustín Gómez Cascales

Sebas Martín [izda.] y Gabriel J. Martín toman una tacita de café.

 

Forman una estupenda pareja el pionero en psicología afirmativa gay Gabriel J. Martín y el veterano ilustrador, y toda una eminencia en novela gráfica LGTB, Sebas Martín. Amigos, con apellido común y residentes en Barcelona, firman juntos Sobrevivir al ambiente, una divertida visión del universo gay que, además de entretener, propone cuestiones a las que se enfrentan no solo los jóvenes LGTB, también cualquier otro miembro de la comunidad que busca hacerse su hueco en el ambiente y llevar una vida sana cuando sale del armario. 

SHANGAY ⇒ ¿Qué hacen dos maricones como vosotros juntos en este proyecto?
SEBAS MARTÍN
⇒ Dios los cría y ellos se juntan [risas]. Estábamos predestinados.
GABRIEL J. MARTÍN ⇒ Nos conocemos desde hace tiempo. En 2010, cuando publicaba artículos de psicología afirmativa gay en la revista Gay Barcelona, ya le pedí a Sebas que me ilustrara un tema; esa fue la primera vez que colaboramos. Cuando surgió la idea de esta guía, inmediatamente pensamos en él para ilustrarla.

SHANGAY ⇒ ¿Podemos definir Sobrevivir al ambiente como una biblia paras jóvenes maricas?
SEBAS MARTÍN
 ⇒ Para jóvenes y los que siguen siéndolo de espíritu...
GABRIEL J. MARTÍN ⇒ Hemos intentado que sea una guía instructiva para introducirse en el ambiente, tanto para novatos como para los que no lo son; porque te pierdes igualmente, tengas la edad que tengas. Creo que nos ha quedado un mapa muy completo.
SEBAS MARTÍN ⇒ Creo que el tono desenfadado que tiene, tanto en el texto como en mis dibujos (porque he sacado el chiste de cada capítulo), es muy acertado.


“La realidad marica no está nada mal”


SHANGAY ⇒ Es interesante constatar que, en 2018, todavía necesitemos guías como esta para superar prejuicios a la hora de moverse en el ambiente...
GABRIEL J. MARTÍN
 ⇒ Hay gente a la que se le hace muy cuesta arriba moverse en el ambiente cuando acaba de aceptar su homosexualidad y tiene los códigos heteronormativos muy interiorizados. Cuando llevas mucho tiempo y tienes trabajados los códigos, la vergüenza..., y te has relajado en cuanto al sexo, es todo más fácil. Lo puedes hacer poco a poco, o comprarte un libro en que te vayan contando cómo hacerlo [risas]. Aunque pueda servir de guía, tiene más de reflexión sobre lo que nos encontramos alrededor, sobre cómo somos los maricas en este momento y cómo nos desenvolvemos, con la intención de desdramatizar algunos aspectos.
SEBAS MARTÍN ⇒ Los heteros tienen muchos más referentes desde siempre, en la literatura, el cine, la televisión... La mayoría de los referentes cinematográficos que tenemos nosotros, por ejemplo, son desastrosos. Porque salir en su día del armario y ver películas como No desearás al vecino del quinto...

SHANGAY ⇒ ¿No os parece que las generaciones de jóvenes LGTB hoy día tienen muchos más referentes?
GABRIEL J. MARTÍN
 ⇒ Por supuesto. No creo que para un joven sea difícil introducirse en el ambiente, pero le pueden chocar algunos códigos...
SEBAS MARTÍN ⇒ Y en cuanto cruzas las fronteras de las grandes ciudades, la realidad no es la misma. Tenemos la ley de nuestra parte, de momento, pero a la sociedad aún nos la estamos ganando.
GABRIEL J. MARTÍN ⇒ Los jóvenes tienen referentes LGTB como los que hemos visto en la última edición de Operación Triunfo, en Tu cara me suena, en series, youtubers..., son muy significativos de lo que está ocurriendo. Algo se habrá hecho bien que llegan generaciones muy desprejuiciadas.

SHANGAY ⇒ ¿Estáis contentos con la realidad marica de ahora mismo?
SEBAS MARTÍN
 ⇒ A grandes rasgos, sí. Porque hemos dado un esprint muy fuerte. No está todo el trabajo hecho, ni nos podemos dormir en los laureles, pero estamos en el buen camino.
GABRIEL J. MARTÍN ⇒ Respecto a otros colectivos, la realidad marica no está nada mal. Hay mucha representación social, mucha visibilidad, cada vez más naturalidad... De los mejores países para vivir si perteneces a la comunidad LGTB.
SEBAS MARTÍN ⇒ Últimamente me he enganchado a Maestros de la costura, porque me encanta ver a heteros con pluma, que los hay y siempre los ha habido. ¡Viva la pluma! Y defendámosla dentro del mundo gay y fuera.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué en aplicaciones de ligoteo hay tanta plumofobia?
GABRIEL J. MARTÍN
 ⇒ Es una cuestión que aparece continuamente en mi consulta. El problema es que hemos empezado a relacionarnos solo a través de determinadas plataformas. Porque antes ibas a un bar, y el gordito simpático ligaba. Ahora el contexto se ha artificializado y el único mensaje que te llega es una fotografía; y si eres gordito, es bastante probable que al otro le importe un carajo lo simpático que seas, tu cultura o tu gran inteligencia emocional, porque no te va a dar la oportunidad de demostrarlo. Siempre ha habido plumofobia, pero es un problema que se está acuciando. Hemos escuchado que las travestis o la gente más amanerada daban mala fama al colectivo desde los principios de la lucha LGTB en los 70, pero gracias a la interacción personal cabía la posibilidad de que eso pasara a un segundo plano, o incluso dejaras de verlo. Ahora lo único que importa es el aspecto, y si no encajas en un canon estético o en la primera cita se te nota la pluma, no tienes nada que hacer. Es una pena.
SEBAS MARTÍN ⇒ Hemos llegado donde hemos llegado no gracias no a los que vestían con camisa de cuadros y no se les notaba que eran gays, sino a los tíos con pluma, que eran los que tenían que echarle jeta, porque salían a la calle y les insultaban.
GABRIEL J. MARTÍN ⇒ Es machismo, al fin y al cabo.


“Siempre ha habido plumofobia, pero ahora es un problema que se está acuciando”


SHANGAY ⇒ En el libro sale repetidamente el concepto de ‘homofobia interiorizada’, otro gran enemigo de quienes integran la comunidad LGTB...
GABRIEL J. MARTÍN
 ⇒ Es un concepto terrible, porque te impide relacionarte con otros gays, relajarte a la hora de tener sexo, disfrutar de una fiesta en el ambiente... Es comprensible, porque tenemos una educación que nos ha inculcado la homofobia igual que el machismo, y debemos ser conscientes de ello. Una vez que el ser humano adquiere unos hábitos, los va repitiendo, y mientras no te generan problemas, perfecto. Pero esas personas se están perdiendo mucho disfrute por no ser conscientes de hasta qué punto son homófobos. Y lastran las luchas colectivas por los derechos, porque no ven necesario visibilizarse.
SEBAS MARTÍN ⇒ Tienes que ser tú mismo. Ser discreto cuando lo que te gustaría es soltar pluma es una pena, y no es que haya que soltar pluma por obligación.

SHANGAY ⇒ En el libro venís a decir entonces que no existe el concepto del ‘buen marica’ y el ‘mal marica’...
GABRIEL J. MARTÍN
 ⇒ Me gusta mucho como resumen. ¿Quién decide quién es buen o mal marica? El problema es que antes lo decidían quienes se regían por modelos heteronormativos, también de género. Si cumplías con los clichés del ‘hombre de verdad’, eras un marica aceptable.
SEBAS MARTÍN ⇒ ¿Es que una buena loca no es un hombre de verdad? Lo importante es ser una tío o una tía legal.
GABRIEL J. MARTÍN ⇒ Por eso a lo largo del libro hemos intentado desmitificar conceptos, para que la gente reflexione sobre esos patrones y prejuicios con los que muchos se han acercado al ambiente durante mucho tiempo. Invitamos sobre todo a que la gente experimente y se divierta. Cuando se dé cuenta de que se lo pasa bien, desechará sus prejuicios.
SEBAS MARTÍN ⇒ ¡Pá-sa-te-lo bien!


EL LIBRO SOBREVIVIR AL AMBIENTE DE GABRIEL J.MARTÍN Y SEBAS MARTÍN ESTÁ PUBLICADO POR ROCA EDITORIAL.