Dua Lipa: “Quien no te respete como eres, que se joda”

Con un carácter y una voz muy potentes, es la última gran esperanza blanca del pop. Con su primer álbum y su férreo compromiso con todo aquello en lo que cree, Dua Lipa nos hace pensar que otro modelo de diva pop es posible.

POR: Agustín Gómez Cascales

Pisa fuerte esta londinense de origen albanokosovar. Y no solo porque demuestre cierta pasión por los taconazos y por su facilidad para poner poses de diva redomada –que para algo ha sido modelo antes que cantante–. Tiene un porte que descoloca para ser una joven de 21 años que, tras dos años creándose una fan base poderosa– por fin lanza su primer álbum homónimo. Su capacidad de seducción como artista ha quedado más que inmortalizada en singles como Blow Your Mind (MWAH), y en las distancias cortas llama la atención, además de por su prestancia natural, por su carácter.

No parece, ni mucho menos, una chica mona que hace todo lo que le piden con tal de lograr la ansiada fama. Y siente una enorme responsabilidad cada vez que se presenta ante el público. De hecho, en su primera visita promocional a Madrid, para actuar en directo ante un selecto grupo de afortunados, confesó que los nervios casi le traicionan momentos antes de salir al escenario. “Me pongo nerviosa cada vez que voy a actuar, y me alegro de que así sea. El día que no pase, malo...”. Cuando charla, esos nervios no están, y sí las ganas de explicarse en un tono pausado y reflexivo que, de nuevo, no evidencia su edad ni su corta experiencia. Pisando fuerte hasta cuando se promociona.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo te sientes al ver que tu primer álbum ya es una realidad?
DUA LIPA
⇒ Muy orgullosa y emocionada. Siento que ha merecido la pena todo el esfuerzo que he puesto en él. Es la primera vez que me pasa esto.

SHANGAY ⇒ ¿Por qué has apostado por el formato álbum cuando no todo el mundo cree ya en él?
DUA LIPA
⇒ Porque yo me enamoré de la música a través de álbumes de los artistas que adoraba. Como Nelly Furtado y P!nk. Con ellas me pasa que muchas veces no sé qué canciones han sido singles, porque sus discos me los he escuchado siempre de principio a fin. Son las responsables principales de que quiera basar mi carrera en álbumes. Aunque los tiempos estén cambiando, en ese sentido quiero seguir trabajando a la antigua usanza.

SHANGAY ⇒ ¿En qué momento tuviste claro que querías labrarte una carrera en la música?
DUA LIPA
⇒ Al poco de mudarme a Kosovo, a los once años. Como ya había vivido en Londres, vi que allí sería imposible dedicarme a la música, que era lo que pretendía. Así que fijé todas mis fuerzas en regresar a Londres para poder hacerlo realidad. Eso fue a los quince.

SHANGAY ⇒ ¿Qué dijeron tus padres?
DUA LIPA
⇒ Me costó un tiempo convencerles de que me dejaran. Por suerte, una amiga de Kosovo estaba haciendo su máster en Londres, y como mis padres la conocían, les tranquilizó que me fuera a vivir con ella. Todo empezó a encajar, como si cada paso que daba fuera una señal de que estaba predestinada para hacer esto. Mis padres me hicieron prometer que terminaría el instituto, y que en ese caso me dejarían estudiar teatro los fines de semana e ir trabajando en el estudio y grabando versiones que iría subiendo online.


"Desde el momento en que tuve claro que la música era lo mío, decidí que no tendría un plan b"


 

SHANGAY ⇒ ¿Te planteaste en algún momento estudiar una carrera?
DUA LIPA
⇒ No. Desde el momento en que tuve claro que la música era lo mío, decidí que no tendría un plan b. Porque así lo daría todo por lograr mi objetivo, por mucho que tuviera que arriesgarme; nada iba a poder con mi determinación.

SHANGAY ⇒ Tienes una voz muy personal, cálida y sensual. ¿Siempre fuiste consciente de ese plus?
DUA LIPA
⇒ No [risas]. De hecho, cuando cantaba de niña en casa y mis padres me alababan yo no les creía. Cuando hice una prueba para el coro local me dijeron que no podían aceptarme, porque no llegaba a las notas altas... Tenía nueve años, me apunté a teatro y el profesor me puso en un curso avanzado, creía en mí; y él me ayudó a empezar a creer en mí misma y olvidarme de la timidez. Empecé a montar shows para entretener a los amigos de mis padres cuando venían a casa, y así empezó todo.

SHANGAY ⇒ ¿Cómo surgió la oportunidad de hacer tus pinitos en la moda?
DUA LIPA
⇒ Cuando volví a Londres siendo una adolescente. Me venía bien el dinero extra, y pensé que podría hacer contactos de la industria musical para enseñarles mis versiones. Pero me desencanté enseguida, en cuanto me dijeron que tendría que perder mucho peso si quería llegar a ser alguien en ese mundo. Vi que ese estrés añadido no era sano para mí. Aunque enfrentarme a esa situación me hizo madurar. Y de hecho, mi canción Blow Your Mind habla de eso, de que debes estar orgulloso de ser quien eres y sentirte cómodo en tu propia piel, y que no debes dejar que nadie te intente convencer de lo contrario. Quien no te respete como eres, que se joda.

SHANGAY ⇒ ¿Utilizas tus letras como desahogo?
DUA LIPA
⇒ Absolutamente. Cuando empecé a componer, como no tenía experiencia, decidí que lo suyo era hablar de mí, de lo que conozco. Cuando empecé a publicar singles y comprobé que podían servir para empoderar a personas que las escuchaban, pensé que esa función terapéutica que suponía para mí desahogarme podía tener incluso más efectos positivos. No se puede pedir más.

SHANGAY ⇒ Entonces, ¿has llegado a sentirte más caliente que el infierno, como cantas en Hotter Than Hell?
DUA LIPA
⇒ Esa canción surgió a la raíz de una relación de mierda que viví con un chico. Me hizo sentir tan mal que pensé en componer una balada, pero lo último que quería era parecer débil, y mucho menos que él viera que me sentía así de mal por su culpa. Así que canalicé mi dolor en el sentido contrario, utilizando una falsa seguridad en mí misma para transmitir que si un tío me rechazaba no sabía lo que se perdía. Y funcionó: grabarla me hizo sentir genial [risas].

SHANGAY ⇒ ¿Te está sirviendo el éxito que estás experimentando para aumentar tu autoestima?
DUA LIPA
⇒ En ocasiones me supera el cariño que recibo ahora mismo, si te soy sincera. Salí por la noche en Madrid y un fan que me reconoció se puso a llorar, y yo llegué a pensar que me había confundido con otra persona, no pensaba que pudiera despertar emociones tan intensas. Incluso llevaba el mismo tatuaje que yo, un ángel, en su hombro. Una vez que supero la sorpresa que me provocan situaciones así, me hacen reafirmarme en que por eso me dedico a la música.

SHANGAY ⇒ ¿Eres consciente de que un número elevado de fans entregados pertenecen a la comunidad LGTB?
DUA LIPA
⇒ No sé cómo responder a eso, porque para mí el público es público, y no me influye saber quién te atrae sexualmente. Sí te diré que los problemas de la comunidad LGTBQ son muy importantes para mí, y siempre voy a luchar en la medida que pueda contra ellos. Porque al vivir en Londres y verlo todo con tanta naturalidad, cuando me doy cuenta de que no en todas partes se vive igual quiero utilizar mi voz para contribuir a que algún día sea así. ¿Y por qué tengo tantos amigos gays? Tampoco sabría qué responder [risas].


 "Los problemas de la comunidad LGTB son muy importantes para mí"


SHANGAY ⇒ Antes de actuar en Orgullos como el de Brighton el año pasado, o en clubs como G-A-Y, ¿habías tenido experiencias en el ambiente gay?
DUA LIPA
⇒ Trabajé como camarera en un restaurante mexicano en Soho, La bodega negra, así que me he recorrido la calle Old Compton arriba y abajo miles de veces. Siempre me ha parecido una zona muy divertida.

SHANGAY ⇒ Apuestas más por la sensualidad que por la sexualidad que manejan muchas compañeras de generación. ¿Es una decisión consciente?
DUA LIPA
⇒ No lo es. Procuro divertirme con todo lo que hago, y que salga lo que tenga que salir, lo importante es sentirme cómoda. Si en algún momento resulto más sexy, perfecto, me gusta jugar. Nunca me planteo límites, aunque tampoco me he propuesto nunca hacer nada para que resulte simplemente sexy. Lo que procuro es ser yo misma en todo momento.

¿Le atrae más la sensualidad o la sexualidad? ¿Por qué ama tanto a Troye Sivan? ¿Qué opina de las continuas críticas a Madonna? Pasa página

Página 1 de 2