Hanne Gaby Odiele: “Estoy muy orgullosa de ser intersexual”

La modelo belga se ha convertido en un referente de la comunidad intersexual, a la que pertenece y por la que lucha aprovechando su exposición pública. Por ello fue galardonada en la primera entrega de los Premios Alan Turing, en el ARN Culture & Business Pride.

 

El 1’7% de la población es intersexual, según datos de InterACT, organización de la que es portavoz la modelo belga Hanne Gabe Odiele, de 29 años. Afincada en Nueva York, es una top de fama internacional que ha decidido utilizar su popularidad para contribuir a la visibilidad del movimiento intersexual, dado que forma parte de ese colectivo del que tan poco se conoce y se habla.

Hace apenas un año que ‘salió del armario’ y decidió que haría todo lo posible para que las personas intersex no sean calificadas como bichos raros ni como ‘los hermanos invisibles’ del colectivo LGTBQI. También para intentar frenar las mutilaciones a las que son sometidos muchos niños intersex, a los que se interviene, lógicamente, sin su consentimiento, y que en ocasiones solo lo descubren de adultos. Hanne Gabe Odiele nació con testículos internos, y sin útero ni ovarios, y sus padres, que desconocían lo que era la intersexualidad, accedieron a que fuese intervenida en numerosas ocasiones para que tuviera un género determinado, en este caso femenino. La modelo creció sin entender todo lo que sentía, y terminó sufriendo una grave depresión. Hoy día, no puede ser más feliz, según confiesa.

Convertida en estandarte del orgullo intersex, fue galardonada en la primera edición de los premios Alan Turing, celebrada el pasado 10 de junio en el marco del ARN Culture & Business Pride en Arona (Tenerife Sur). La modelo no podía sentirse mejor por el reconocimiento. “Es un gran honor”, nos confesaba. “Es el primer premio que recibo, y que lleve el nombre de Alan Turing es impresionante. Además, he podido conocer a personas que admiro muchísimo, también premiadas, como la islandesa Jóhanna Sigurðardóttir, así que la felicidad es máxima”.

SHANGAY ⇒ ¿Qué es lo que más deseas como persona intersex ahora mismo?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Que cada vez sean más los países que regulen la intersexualidad, y acaben con las mutilaciones genitales que sufrimos, porque son traumáticas. Es muy importante que los niños intersexuales puedan decidir en su momento qué desean hacer con su cuerpo, y eso hoy día aún no sucede.

SHANGAY ⇒ ¿Cuándo decidiste abrirte al mundo y hablar abiertamente de tu condición?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Realmente fue hace dos años. Llevaba tiempo hablando cada vez más del tema, pero trabajaba tanto que no me daba tiempo a focalizar mi energía en esta cuestión. De pronto, decidí parar, darme un tiempo para mí y dejar de luchar por fin contra todo aquello que me atormentaba en el interior... Estaba mirando un foro de ayuda para personas intersexuales y leí las preguntas que hacía una joven de trece años, a la que habían operado dos años antes, causándole osteoporosis. En ese momento fue cuando vi claro lo que debía hacer, al comprobar que esas cosas siguen pasando, cuando yo pensaba que solo lo sufrimos quienes crecimos en los 80 y los 90. Con lo que me costó a mí superar el trauma de mi operación, comprendí que debía actuar.

SHANGAY ⇒ ¿Cuál fue el primer paso que diste?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Me puse en contacto con InterACT, en Estados Unidos, y me ofrecí a colaborar con ellos, a compartir mis vivencias. Y tuve que hablar abiertamente con mis amigos y con mis padres, que realmente no sabían lo que habían supuesto para mí las operaciones que me hicieron con su consentimiento. Les dije que iba a convertirme en portavoz de la intersexualidad, y que necesitaba saber que les parecía bien. Porque sé lo intenso que puede resultar ver cómo hablas de algo que les afecta directamente. También les dije que no les culpaba, porque sé que ellos no sabían realmente qué era todo lo que me había pasado hasta que yo fui mayor de edad, y comprobé los efectos que había tenido en mi cuerpo la cirugía a la que fui sometida.


“Mucha gente piensa que la intersexualidad es un mito, que no existimos”


 

SHANGAY ⇒  ¿Viviste una adolescencia muy dura?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Fue difícil, sí. La adolescencia es complicada para cualquiera [risas], pero para mí lo fue especialmente. Pero la década como veinteañera ha sido maravillosa, y en unos meses cumpliré treinta [el 8 de octubre], lo estoy deseando. Lo peor era comprobar el secretismo que envuelve a la intersexualidad; parece que no debes decirle a nadie lo que eres, que te lo tienes que guardar para ti. Que es como si tuviéramos una enfermedad terrible, o un desorden vergonzoso. Y en la mayoría de casos somos personas totalmente sanas. Por eso es tan terrible que en tantas ocasiones cambien nuestros cuerpos sin nuestro consentimiento, solo porque no encajamos en la norma binaria de hombre o mujer. Eso tiene que parar; estamos en 2017, somos el 1’7 por ciento de la población y parece que por fin se empieza a hablar con normalidad de esta cuestión... Ya era hora.

SHANGAY ⇒  ¿Es la última frontera del movimiento LGTBQI, una vez que la transexualidad es tan visible?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Sí, porque para mucha gente sigue siendo un enigma incomprensible. Una vez que decidí salir de mi armario he aparecido mucho en prensa, y quiero pensar que he contribuido a que nuestros problemas se empiecen a entender. Porque, cuando explico las barbaridades que se hacen a muchas personas que forman parte de mi comunidad, todo el mundo está de acuerdo en que es una salvajada que no debería suceder.

SHANGAY ⇒ ¿En algún momento te sentiste presionada para identificarte como mujer u hombre?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Es algo que eligieron por mí, en cierto sentido, y tuve que conformarme en cierto modo con esa decisión. Me siento cómoda si me tratas en femenino como ‘ella’, porque en mi idioma no hay un pronombre neutro, ocurre en muchos. Y yo trato en femenino incluso a mis colegas más heteros, me gusta hacerlo, es algo que en el mundo de la moda está muy extendido además [risas]. Ahora en serio, en mi vida diaria sí vivo mi verdadera identidad intersex, aunque sigo en cierto modo dándole forma y sentido. Ante todo soy humana, y después otra de mis características es que soy intersexual. Pero ¿por qué hay que encasillar todo tanto? ¿Para qué intentar dividirnos? ¿Por qué lo primero que se hace con una persona es decir si es hombre o mujer? ¿Qué más da?

SHANGAY ⇒  ¿Qué es lo que más interesa de ti cuando concedes entrevistas para hablar sobre este tema?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Lo primero que siento es la fascinación que despierta que sea intersexual. Mucha gente piensa que es un mito, que no existimos. Kimberly Zieselman, la directora ejecutiva de InterACT, descubrió que era intersex a los cuarenta años, por accidente. Cuando quiso adoptar un bebé pidió su historial médico y fue cuando se enteró de que siendo una niña había sido sometida a cirugía.

SHANGAY ⇒ ¿Qué fue lo que te hizo a ti intuir que lo eras?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Que me hacía muchas preguntas y nadie me las respondía. Y si le hacía esas preguntas a mis padres, sobre qué me había pasado de pequeña, o planteándoles dudas sobre mi género, guardaban silencio, o notaba que no eran sinceros en sus explicaciones.


“Hay que acabar con las mutilaciones genitales que sufrimos, porque son traumáticas”


SHANGAY ⇒ Eres muy honesta cuando hablas de ti misma en entrevistas, incluso cuando te hacen preguntas delicadas sobre tu cuerpo...
HANNE GABY ODIELE ⇒
Porque no debo sentirme avergonzada, a mi cuerpo no le pasa nada raro. Su fuera un hombre cisgénero y dijese que tengo una polla enorme, a todo el mundo le parecería genial... ¿Por qué no podemos hablar con normalidad de la intersexualidad? No negaré que a veces es doloroso, pero merece la pena luchar por nuestra visibilidad.

SHANGAY ⇒ ¿Te preocupan los efectos que pudiera tener en tu carrera salir del armario como intersexual?
HANNE GABY ODIELE
⇒  La verdad es que no. Llevaba más de diez años trabajando de modelo cuando lo hice público. Y a nadie ha parecido preocuparle en ningún momento. Si a alguien le hubiese molestado, me daría igual, porque esa persona me parecería gilipollas [risas]. Aunque no quiero que nadie me encasille por eso tampoco.

SHANGAY ⇒ Hablando de etiquetas, ¿qué piensas cuando escuchas que a Andreja Pejić la denominan ‘modelo trans’?
HANNE GABY ODIELE
⇒ No lo entiendo. Para mí es Andreja, una diosa, y punto. Estoy muy orgulloso de ella, y además es una de las responsables de que actúe como lo hago; me inspiró tanto que vi que debía reunir fuerzas para hablar abiertamente de mí, como hace ella. Ni me planteo llamarla modelo trans, aunque sé que ella está orgullosa de serlo.

SHANGAY ⇒ ¿Te muestras optimista ante el presente inmediato de las personas intersexuales?
HANNE GABY ODIELE
⇒ Sí, confío en que llegue a ser parte de la cultura mainstream, es importante que pase. Hoy día se detecta mucho antes, cuando estás en el vientre de tu madre ya se puede ver si lo eres, y es importante prevenir abortos, algo que hasta hace poco sucedía, porque las madres se asustaban por el desconocimiento. Soy optimista, porque estoy muy orgullosa de ser intersex.

 


MÁS INFORMACIÓN EN HTTPS://INTERACTADVOCATES.ORG Y EN ARNCULTUREPRIDE.ES