Miguel Ángel Silvestre: “Creo en la diversidad como valor de progreso”

Llega la segunda temporada de ‘Sense8’ y vuelve a encarnar a Lito, un actor gay armarizado. De sus (frecuentes) desnudos, su compromiso con la comunidad LGTB, el Orgullo más loco que ha vivido y lo que le gustaría hacer en el WorldPride de Madrid nos habla en esta entrevista.

No puede admirar más a Lana Wachowski, y no puede estar más contento de seguir formando parte de esa gran familia en que se ha convertido el reparto de Sense8. Es muy consciente de que el hecho de que interprete a un personaje gay (el actor Lito Rodríguez, que se resiste a que hacer pública su homosexualidad por miedo a las consecuencias de cara a su carrera) es un gancho muy morboso para la serie. Como lo son sus frecuentes desnudos y las escenas de sexo subidas de tono que interpreta.

Pero Miguel Ángel Silvestre, que nunca ha sido muy amante de frivolizar, prefiere centrarse en el mensaje de apertura que las Wachoswski quieren transmitir con su serie. Que incluye, sí, la trama homosexual que protagoniza junto al mexicano Alfonso Herrera. Tras el reciente especial navideño que sirvió de aperitivo, llega la segunda temporada de Sense8, que ha necesitado dos años de producción. Los ocho personajes protagonistas –los sensates–, que viven en distintas ciudades del mundo conectados mentalmente, regresan para ver qué impacto pueden tener en el futuro de la humanidad y escapar de quienes quieren capturarlos para experimentar con ellos. Y Silvestre, feliz de seguir experimentando sensaciones muy fuertes con esta serie.

SHANGAY ⇒ Curioso que fuese Shangay uno de los primeros medios en apoyarte, y que ahora se te considere un icono gay gracias a Sense8...
MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE
⇒ Me alegra mucho que sea así. Que una revista como Shangay me apoyase fue muy positivo, porque parte de mi familia, que forma parte del colectivo LGTB, se sentía orgullosa de que saliera en ella. Ahora pasa igual con la serie, y es igual de bonito. Cuando alguien me para en el súper y me da las gracias por mi trabajo me hace muy feliz, porque considero que contribuyo a la lucha de Lana [Wachowski]. Ser un pincel de los que usa para que llegue su mensaje me hace sentirme muy orgulloso. Porque prácticamente todo lo que hago y digo viene de ella, podemos decir que mi expresión no me pertenece [risas], es suya, incluidas todas las cosas que me dice para manipularme en el rodaje.

SHANGAY ⇒ Es evidente que mostrar la diversidad afectivo-sexual es uno de los pilares en los que se asienta Sense8. ¿Hablas del tema con tu directora fuera del rodaje?
MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE
 ⇒ Sí, porque Lana es muy generosa a la hora de compartir su forma de entender la vida. Y aquello que se guarda, lo vuelca en la historia. A través de Sense8 habla de la diversidad como un valor de evolución y progreso para el ser humano muy necesario hoy día, algo que yo también creo firmemente. Es bonito ver en la serie cómo personajes que nunca serían amigos en la vida real, en su mayor momento de vulnerabilidad se observan y se dan cuenta de que sufren lo mismo, que pertenecen a una minoría que ha sido machacada por el sistema de una manera injusta. Porque el ser humano es mucho mejor cuando se une con otros.


“A marchas forzadas, todo el reparto nos convertimos en mejores amigos, porque nos hemos visto todos en pelotas desde el minuto uno”


SHANGAY ⇒ Lito, tu personaje, esconde su homosexualidad, de ahí su tormento. Algo que parece que va a cambiar en esta segunda temporada...
MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE 
⇒ Sí... Lana me ayudó a entender muchas cosas a través de un pintor que me descubrió, Kerry James Marshall. Es un artista de color que decidió celebrar en su pintura su utopía: mostrar a gente de color solo en momentos positivos, no tenía interés en mostrar dolor, tormento, esclavitud... Si mi sobrino ve esos cuadros, es otra manera de ver esa realidad, hay un pasado que ya no pesa. Cuando empezamos la serie me dijo: “Miguel Ángel, yo no tengo ningún interés en mostrar la homosexualidad desde un lugar de tormento, por eso en ocasiones incluiré un ingrediente de comedia y de ligereza. No quiero que tu personaje, aunque está atormentado, se compadezca de sí mismo. Esa es la utopía que quiero contar”. Me pareció muy interesante.

SHANGAY ⇒ Cuando te llegan los guiones y ves la de escenas de sexo tórridas que incluyen, ¿qué piensas?
MIGUEL ÁNGEL SILVESTRE
 ⇒ Para empezar, me encanta el buen gusto que tiene Lana y lo respetuosa que es para rodar escenas de sexo. Tienen una gran carga erótica, pero están hechas desde un lugar que permite al espectador dar vía libre a su imaginación. Puedes ver un beso, una mano tocando una nuca..., cosas muy sensuales, pero tampoco lo muestra todo. La serie habla de la violencia y del deseo, y ella dice que de la misma manera que va a enseñar una pistola muestra un beso, y quiere que resulte igual de verdadero que el horror. A mí, de pequeño, si ponían una película de Almodóvar en la tele y estaba con mis padres, si se veía un pecho o algo así me decían “tápate los ojos”, pero claro, abrían una rendijita, porque querías ver a esa Victoria Abril o a ese Antonio Banderas con toda su sexualidad a flor de piel. Así que estoy más acostumbrado a ese tipo de escenas que a un tiroteo en una película de acción. Los sensates son mis hermanos, ya estamos de lo más relajados cuando tocan ese tipo de escenas de sexo, y lo disfrutamos. A marchas forzadas nos convertimos en mejores amigos, porque nos hemos visto todos en pelotas desde el minuto uno [risas].

¿Por qué está tan orgulloso de sus escenas de sexo gay? ¿Cuándo asegura que vivió lo que supone salir del armario? Pasa página

Página 1 de 2