Ser gay en América Latina no es fácil

Pese a los avances en materia LGTB en muchos países, la homofobia sigue imperando en América Latina, donde ser gay es aún muy complicado. La violencia continúa creciendo según un estudio de la CNN.

América Latina tiene las tasas mas altas de violencia contra la comunidad LGTB, según refleja una investigación realizada por la organización no gubernamental Transgender Europe que ha dado a conocer en un artículo la CNN. A pesar de tener algunas de las leyes mas progresistas para la igualdad y la protección LGTB, este vasto territorio sigue teniendo unos altos niveles de violencia hacia la comunidad LGTB.

Son muchas las personas que han denunciado abusos y ataques por su orientación sexual. Uno de los casos mas sonados es el de Luis Alberto Rojas Marín, peruano gay que en el año 2008 sufrió abusos durante seis horas por parte de la policia. Según Rojas, tras ser arrastrado a medianoche mientras regresaba a su casa fue desvestido, violado y agredido verbalmente. Desde lo sucedido, Marin ha luchado para poder ser oído, e incluso llevó su caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA. 

“Me hubiera gustado poder haber pasado la página con este tema, y poner esto detrás de mí, pero estoy mostrando mi cara para todos (los que han sido víctimas)”, dice Rojas. “No estoy haciendo esto por mí, estoy haciendo esto porque soy un ser humano que suplica y pide justicia para todas las personas que han sido víctimas y cualquier persona que podría haber muerto”.

Lamentablemente, casi 600 personas murieron por ataques de odio contra el colectivo LGTB a lo largo de toda América Latina entre 2013 y marzo de 2014, según la CIDH. En el informe presentado por la organización se muestra además una violencia más extrema. La realidad es que muchas de estas personas son apedreadas, torturadas y violadas antes de ser asesinadas.

“He escuchado historias de otras personas que han muerto, y amigos que me dicen que otros han sido golpeados por otras pandillas. Es frustrante oír esto todos los días y que nadie haga nada al respecto”, sentencia Sebastián Urrutia Lutz, un chileno gay atacado por un grupo de hombres al salir de una fiesta en el barrio gay de Santiago. El miedo a las represalias y la desconfianza en el sistema judicial inunda la región, por lo que en muchos casos los crímenes ni si quiera son denunciados y quedan impunes.

Actualmente, el matrimonio gay es legal en Argentina, Brasil, Colombia y Urugay –países que también permiten la adopción–, y en varios estados mexicanos. Enrique Peña Nieto, presidente de México, impulsó una propuesta para hacerlo legal en todo el país, pero se encontró con la oposición de la comisión parlamentaria. Otros países permiten uniones civiles entre personas del mismo sexo, como Chile y Ecuador. El país con la mayor falta de derechos para el colectivo LGTB es sin duda Venezuela, ya que el Gobierno no ha llevado a cabo ningún avance importante en materia LGTB, y las parejas gays no cuentan con ningún tipo de protección.

La legislación LGTB ha avanzado mucho con leyes contra la discriminación, sin embargo, no siempre se aplican. Además, la evolución de aceptación de la población LGTB en la región es positiva, y poco a poco la sociedad se va volviendo más tolerante, según refleja una encuesta realizada por la Asociación Internacional de Gays, Lesbianas, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA).

Según los analistas, la situación de América Latina es alentadora, aunque todavía queda mucho por avanzar. El activismo LGTB está creciendo considerablemente, la gente se ha echado a las calles para defender sus derechos y reclamar una mayor seguridad y justicia ante los crímenes.

Otras noticias LGTB, AQUÍ