07/12/2021 onunla daha iyi ve sıkı partiler geçirerek sikiş gecelere akan beyaz tenli kız geceleri erkek bularak porno ikisi de başka otellere gidip seks yapmaktadırlar porno indir gittiği mekanda olduğunu bildiren bir program sayesinde bakıştığı brazzers porno kızı bulan adam onu ekleyerek derin ve uzun sikiş bir sohbetin ardından onun 18 yaşında çıtır bir azgın hd porno video kız olduğunu anlar kendisinden baya küçük yaşta olmasına rağmen çok sikiş seksi ve yetişkin olan azgınye buluşma teklifi eder sikiş birkaç kez buluştuktan sonra sevgili olurlar porno ve onu gündüzleri sürekli boş olan evine sex video çağırır 18 yaşındaki azgın kızı eve atan anal sex izle adam azgınlıktan fena halde kudurmuş

Por qué nos fascina Mark Ruffalo

22 mayo, 2014
Léetelo en 2 minutos

“Hollywood es todo humo y espejos”, dijo en una ocasión Mark Ruffalo cuando le preguntaron cómo se medía el talento en la meca del cine. Eso explica la relación irregular que el actor siempre ha mantenido con la industria, marcada por la decepción constante, la crítica manifiesta y el compromiso con causas ‘incómodas’ que parecen reservadas a primeras estrellas, como el matrimonio gay, la oposición al fracking o el rechazo a la intervención armada de Estados Unidos. Hace cinco años decidió despedir a su agente, vender su apartamento en su odiada Los Ángeles –la ciudad en la que estudió interpretación junto a Benicio del Toro–, y mudarse a Nueva York con su mujer y sus tres hijos. Fue la mejor manera de romper con una mala racha que incluyó un tumor cerebral –del que fue operado en 2002 y que le causó una parálisis facial– y el asesinato de su hermano pequeño en 2008 en oscuras circunstancias. Más tarde reconocería que su personaje en Los chicos están bien, ese motero donante de esperma que se entromete en la vida de una pareja lésbica y que le ha supuesto su única nominación al Oscar hasta el momento, estaba directamente inspirado en su hermano desaparecido.


Mark Ruffalo en Los chicos están bien (2010)
 

A sus 46 años, Ruffalo acumula grandes papeles secundarios en películas de culto como Olvídate de mí o Donde viven los monstruos con protagónicos en obras memorables del cine reciente como Zodiac. También es Hulk, el más atormentado de los superhéroes de Marvel, y hasta se ha atrevido a flirtear con Gwyneth Paltrow, la novia oficial de Iron Man, en Amor sin control, que llega aquí el 30 de mayo. Pero antes de que solucione ese lío de faldas con Robert Downey Jr. en la segunda parte de Los vengadores, por lo que más nos interesa Ruffalo esta temporada es por protagonizar junto a Julia Roberts The Normal Heart, la prolongada adaptación televisiva de la explícita obra de teatro de Larry Kramer sobre el auge del sida en los ochenta que se ha convertido por fin en una realidad. Y ha sido gracias a HBO y Brad Pitt como productores, después de tres décadas en el limbo en las que el proyecto pasó por las manos de, entre otros, Barbra Streisand, que compró los derechos en 1986. La serie, que dirige Ryan Murphy, cuenta además con tres actores abiertamiente gays: Jim Parsons –que ya la interpretó en Broadway–, Matt Bomer y Jonathan Groff. Impensable hace treinta años.
 


> ¿Por qué nos fascina Tilda Swinton?

También te gustará leer

Ruth Lorenzo pisa fuerte

x

Shangay

Toda la actualidad LGTB + Cultura + Sexy + Ocio. Contenidos exclusivos cada semana en tu correo.